27 de Abril de 2020
Informe

Versatilidad de cereales de invierno para diferentes usos en INTA EEA Marcos Juárez durante la campaña agrícola 2019.

Compartir
+A -A

El mejoramiento realizado en trigo ha priorizado el rendimiento en grano y sólo en pocos casos ha tomado en cuenta su comportamiento forrajero. En esos casos, el efecto de pastoreos intensos en las primeras etapas de selección ha apuntado a su uso como un recurso de doble propósito, destinado a producir grano luego de un pastoreo (Nisi et al., 1995; López, 2014). Numerosos trabajos realizados en nuestro país han mostrado la aptitud del cultivo de trigo como doble propósito si se utilizan algunas variedades de ciclo largo y se adelanta la fecha de siembra (ej.; marzo, abril) (Arzadun et al., 2006; Bainotti et al., 2006; Donaire et al., 2016; Morant et al., 2007). La avena, la cebada forrajera, el centeno y triticale, han sido objeto del trabajo de mejoramiento desde la primera mitad del siglo pasado y, a diferencia del trigo, en ellas se ha puesto énfasis en el comportamiento forrajero sin descuidar el rendimiento de grano, generando así materiales típicamente de doble propósito (Tomaso, 2008). Ese trabajo de mejoramiento ha generado la inscripción de un número creciente de variedades que renueva las existentes en las explotaciones ofreciendo cualidades como una mayor resistencia a enfermedades de hoja, a heladas, o a pulgones. En cuanto a la producción de forraje, cualidades como una gran precocidad en el crecimiento otoñal, estabilidad de la producción a través de otoño-invierno, o duración del período vegetativo caracterizan a las variedades (Moreyra et al, 2014; Amigone y Tomaso, 2006). En las explotaciones mixtas es muy común que de acuerdo a la cadena forrajera existente, a la magnitud de los déficits invernales de oferta forrajera, o a variaciones en los precios de los productos, las mismas variedades sean utilizadas para diferentes objetivos. Por lo tanto, esa versatilidad puede ser muy apreciada a nivel de explotación en relación a simplificar la siembra, o reducir costos de compra de semillas. Durante la última década la utilización de los cereales de invierno ha tendido a diversificarse debido a la incorporación de nuevas prácticas, como verdeo corto o cultivo de cobertura, o la confección de reservas en primavera dada por la creciente difusión del ensilado de cereales de invierno.

Debido a que se carece de información actualizada sobre el desempeño de los distintos cereales invernales en la zona de influencia de la EEA Marcos Juárez, la presente publicación tiene como objetivo evaluar la versatilidad del comportamiento de cereales de invierno través de diferentes formas de utilización del forraje y del grano.

Referencias

Áreas geográficas alcanzadas
    • Argentina
    • Córdoba
    • Marcos Juárez