23 de Noviembre de 2021
Artículo de divulgación

Vivir y producir en el bosque: Visitando San Francisco

Integrantes del Grupo San Francisco junto a equipos técnicos de INTA organizaron una jornada de demostración de los diferentes trabajos y procesos que se han desarrollado a partir del proyecto Vivir y Producir en el Bosque. Sostenido por la amplia trayectoria organizativa del grupo, y sin dejar de lado las carencias estructurales del departamento Figueroa, se pudieron apreciar los importantes logros alcanzados y manifestar los nuevos objetivos.

Compartir
+A -A
INTA - Euroclima+ Figueroa
Autores
Melisa ERRO
,
Alexandra LUDUEÑA

En la jornada del jueves 18 de noviembre de 2021 se recibió en San Francisco, Cardón Esquina, Departamento Figueroa en Santiago del Estero, la visita de parte del equipo técnico del proyecto Vivir y Producir en el Bosque del Programa EUROCLIMA+ y del Programa Nacional Forestal del INTA. Las condiciones climáticas, que annegaron los caminos vecinales, permitió que solo se visite San Francisco, uno de los cuatro sitios piloto que acompaña el proyecto.

De la jornada participaron los y las integrantes del Grupo San Francisco, representantes del grupo Santo Domingo, ambos del departamento Figueroa, parte del equipo técnico interdisciplinario de la EEA Santiago del Estero, el Coordinador del Proyecto Euroclima+ y del PN Forestal, Pablo Peri y el Coordinador del Proyecto Nacional MBGI de INTA (Manejo de Bosque con Ganadería Integrada) y referente del Área Piloto de Salta del proyecto Euroclima+, Hernán Hernández. 

Luego de una ronda de presentación, los representantes de los sitios piloto relataron las actividades desarrolladas durante los tres años del proyecto, sus logros, sus dificultades y sus objetivos. Del sitio piloto San Francisco destacaron

  • el fortalecimiento a las actividades de agregado de valor,
  • la instalación de potreros para la implantación de pasturas y manejo rotativo de la ganadería,
  • el acondicionamiento del sistema de provisión de agua para los diferentes usos y
  • el acondicionamiento de la sala de extracción de miel.

Por su parte, del Sitio Piloto Santo Domingo se refirieron a

  • la instalación de potreros comunitarios para la producción bovina,
  • el acondicionamiento del aserradero,
  • la instalación de parcelas para el manejo silvopastoril del ganado caprino y el fortalecimiento de la actividad apícola, actividad vinculada a los jóvenes integrantes del grupo.

En los dos casos, como objetivo a largo plazo manifiestaron su deseo de alcanzar el crecimiento de la producción y continuar con las capacitaciones en el manejo y la instalación de sitios destinados a la reserva de biodiversidad y la preservación de los recursos genéticos.

Posteriormente, se realizó una recorrida por los diferentes espacios de trabajo. Se comenzó por visitar el sistema de agua, se describió el funcionamiento desde el molino localizado en cercanías al Riacho Cuchi Pozo, el tanque australiano elevado, la instalación de 1.500 metros de mangueras hasta los primeros bebederos dentro del encierro comunitario, con derivaciones para el apiario. Se visitaron los apiarios, los bebederos y los dos potreros de alrededor de 30 hectáreas cada uno. De esta manera, se pudo evidenciar los cambios en las instalaciones, las percepciones de los/as productores/as y las expectativas a futuro.

Luego de la caminata de regreso se pudo contar y mostrar los espacios de producción de las harinas y de chaguar. Con el acompañamiento del proyecto se logró acondicionar el salón de usos múltiples, para darle un doble destino a partir de dividir los espacios de elaboración de alimentos de los de fibras vegetales y animales y la carpintería artesanal. En dichos espacios se encuentran las máquinas y herramientas adquiridas con los diversos proyectos. Recientemente, se adquirió un molino familiar para elaboración de harinas de algarroba, el cual aporta a la organización de la molienda durante la época de recolección de vainas ya que las familias harineras esperan su turno para usar el molino (de uso rotativo). 

Además, las familias elaboran hilos y artesanías en chaguar. Para ello disponen de una máquina desfibradora que acelera el proceso y mejora las condiciones de trabajo, ya que evita el daño de las manos. Para la línea de muebles artesanales elaborados con la poda forestal, se adquirieron herramientas de carpintería, acompañadas con las capacitaciones en el uso de las mismas, como así también en el manejo de la poda. Las familias tienen como objetivo cercano el desarrollo de muebles y objetos pequeños de manera sustentable. 

Las familias destacan los logros en cuanto a valor agregado de las producciones, acompañadas del desarrollo de las buenas prácticas de elaboración, de uso de las máquinas y de presentación de los productos para la comercialización; prácticas construidas y consensuadas de manera colectiva. A su vez, se comentó el proceso de construcción del logo de la marca “Monte en Red”, grupo que comercializa las producciones en red, junto a otros 2 parajes del departamento Figueroa.

Finalmente, se visitó la sala de apicultura que se encuentra en refacción con el objetivo de alcanzar la habilitación en un futuro cercano. 

Una vez recorridas las instalaciones y las obras, se compartió un almuerzo organizado por las familias del grupo con producciones locales. La instancia permitió compartir percepciones sobre lo visitado y, además, el intercambio entre los productores/as que conforman los sitios pilotos y la posibilidad de realizar acuerdos para el abastecimiento de productos locales.      

Cabe destacar que el grupo San Francisco tiene una amplia trayectoria organizativa avalada por más de 30 años de trabajo conjunto. No obstante, el proyecto significó nuevos desafíos para la coordinación de actividades, puestas en común, elaboración de reglamentos de uso y manejo. En este sentido, el trabajo conjunto del equipo técnico y el grupo de trabajo permitió diseñar herramientas para facilitar y acompañar las nuevas obras, que implican una reorganización de los sistemas de servicios básicos, como el agua, ya que el acceso de los hogares a la red, y los bebederos instalados demandan diseñar nuevas maneras de administrar el recurso.

Estas actividades fueron posibles gracias un equipo técnico interdisciplinario, articulado desde la coordinación de Marcelo Contreras, y con la participación de Gonzalo de Bedia (manejo forestal) Mabel Amarilla y Ramón Fernández (acondicionamiento del sistema de agua), Juana López y Gabriela Barraza (Sistemas de información geográfica), Roxana Ledesma y Florencia Saracco (manejo de pastoreo de animales), Alicia Córdoba (ganadería caprina), Ariel Ledesma y José Luis Zeman (apicultura), Melisa Erro Velázquez y Alexandra Ludueña (agregado de valor, comercialización y trabajo organizativo), y del equipo de extensión, Silvina Coronel, David Arias Paz y Nelva Saravich.

La jornada resultó fructífera para recorrer las obras realizadas, y principalmente para el intercambio entre los/as productores/as y los/as técnicos/as que acompañan el proyecto. Los últimos años permitieron realizar importantes avances para la producción de las familias productoras y para la construcción de conocimiento conjunto. 

Referencias