07 de Agosto de 2019
Noticia

¿Dónde estamos y hacia dónde vamos en conservación de suelos en Entre Ríos? Se realizó una Jornada en la Facultad de Ciencias Agropecuarias de Oro Verde

Con este título se realizó una jornada en el Salón de Usos Múltiples de la Facultad de Ciencias Agropecuarias de la UNER, en la localidad de Oro Verde. La misma fue organizada por el INTA Paraná, la mencionada casa de altos estudios, el CoPAER y el gobierno de la provincia de Entre Ríos, en conmemoración al Día Nacional del Suelo recordado el pasado 7 de julio, los 30 años de la creación de la Ley Provincial de Suelos y los 50 años en que FAO y el INTA comenzaron a estudiar los procesos erosivos en Entre Ríos

Compartir
+A -A

La jornada se desarrolló con 4 charlas técnicas y el reconocimiento a productores conservacionistas pioneros y profesionales que trabajaron muchos años en la investigación y extensión de este tema en la provincia de Entre Ríos: Italo Culasso, Nobel Babboni, Manuel Asmat, Rubén Barón, Orlando Hengenreder, Mabel Airaldi, Daniel Welschen, Conrado González, Jorge Cerana, Horacio Castañeira, Egidio Scotta, Hugo Peltzer, Osvaldo Paparotti y Alicia Codromaz de Rojas. Y el otorgamiento del Doctor Honoris Causa al Magister Roberto Raúl Casas y al Dr. José Luis Panigatti, éste último profesional fallecido en septiembre del año pasado, fueron sus familiares quienes se hicieron presentes en la ceremonia para recibir el reconocimiento.

De la jornada participaron el Decano de la FCA UNER, Dr. Pedro Barbagelata; el presidente del Consejo del Centro Regional Entre Ríos del INTA, Ing. Agr. Ricardo Garzia; por el CoPAER, el Ing. Agr. Javier Noir; el Director del Centro Regional Entre Ríos del INTA, Ing. Agr. Guillermo Vicente y el Director del INTA Paraná, Ing. Agr. Rubén Isaurralde.

      

El Dr. Jorge Gvozdenovich, profesional del INTA Paraná y docente de la FCA abordó el tema “¿Cuidamos los suelos de Entre Ríos?”. Al respecto mencionó que “investigaciones referidas a las propiedades físicas de los suelos de Entre Ríos y su relación con la erosión, determinaron que tienen baja velocidad de infiltración, lo que los hace altamente susceptibles a erosionarse. A su vez, los horizontes inferiores tienen escasa capacidad para transmitir agua (arcilla), asociados a topografías onduladas, y pendientes pronunciadas (1 a 4%). Beney, Kakish, Moresco, Muñoz, y Nani. 1976.

  

 

Asimismo,  los suelos tienen en general buena agregación superficial, por lo que ésta no es la razón de su erosionabilidad. Disminuye la escorrentía, pero no controla la erosión en tormentas intensas. Scotta. 1995. El control de la erosión hídrica debe partir del control de las aguas excedentes que generan escurrimiento (cobertura, rotación de cultivos, terrazas, cultivos en contorno, etc). Cuando el suelo está saturado se producen excedentes que erosionan las pendientes y anegan los bajos. Scotta, Nani, Conde, Rojas, Castañeira y Paparotti. 1989”.


 


En 50 años (1969 – 2019) se logró: 

  •  Convenio INTA – FAO
  • Investigación – Extensión

  • Ley de Suelos 

  • Capacitaciones

  • Productores comprometidos

  • Actualización del Manual de Sistematización

  • Adopción de la Tecnología

  • 564.000 ha con terrazas

 Lo que aún resta por realizar: 

  •  Visión de Cuenca
  • Que el Estado provincial perciba el problema

  • Reglamentar la Nueva Ley de Suelos

  • Protocolo de sistematización 

  • Cursos de actualización por parte del INTA/FCA

  • Planes de Uso y Manejo de los suelos

  • Más del 65 % de los suelos agrícolas tiene alto riesgo de erosión  

  

Sobre “Conservación de Suelos y Políticas Públicas: experiencias y perspectivas” realizó  una presentación el Ing. Agr. Florencio Nicolau, de la Secretaría de Producción y de la Secretaría de Ambiente de la provincia de Entre Ríos. Sobre las herramientas legales mencionó la ley 8318 (1989), la 10183 (2013) y la 10650 (2019, no reglamentada). Según señaló el profesional “el marco normativo para la preservación del recurso suelo es necesario. Cuando hablamos hacia futuro debemos tener el siguiente numen: el suelo es una entidad dinámica. Sus propiedades son cambiantes con el paso del tiempo. Una política pública destinada a la preservación del suelo debe ser una política dinámica. Respecto a las perspectivas, la conservación del suelo es una decisión prioritaria en la agenda de los tomadores de decisiones. Como tal no puede estar desligada a los paradigmas de la ciencia, tecnología e innovación. La problemática ambiental ha hecho replantear las categorías de análisis tradicionales tanto en el ámbito de lo económico como desde el pensamiento político. La Universidad juega un rol fundamental en la formación integral del profesional tanto técnico como en el desarrollo humano. Sin embargo, una política pública de conservación de Recursos Naturales y Suelo, debería proyectarse más allá del ámbito académico. En este sentido es fundamental la extensión. Es fundamental, a la hora de establecer una agenda de conservación de recursos conocer la racionalidad de los sujetos sociales que integran el escenario. Si no conocemos los intereses de todos los actores generamos agendas irreales y de escritorio. ¿Estamos todos realmente de acuerdo en conservar el suelo?”.

 

 

Con el título “Hacia el Manejo Integral de las Tierras”, el Dr. Marcelo Wilson, profesional del INTA Paraná destacó los efectos del cambio en el uso de la tierra por avance de la frontera agrícola en un área con bosque nativo. La mayor participación de cultivos agrícolas en las rotaciones (tendiendo a monocultivos). La conversión de ecosistemas naturales a cultivados (especialmente a partir del desmonte). En la Argentina existen 2 Sitios Piloto: 1) Salta (Tierras Ganaderas Criollas en el Chaco Semiárido) y 2) Entre Ríos (Cuenca Arroyo Estacas en La Paz).