05 de Octubre de 2017
Noticia

1200 chicos pasaron por el INTA

En un encuentro record en cuanto a las cifras que se concretaron en los últimos años, se realizó la 16° edición de la Vidriera Tecnológica del INTA San Pedro.

Compartir
+A -A

Durante dos días y a un ritmo parejo de circulación, alumnos de escuelas primarias y secundarias, de zonas urbanas pero también rural, recorrieron la propuesta organizada por la Estación Experimental Agropecuaria San Pedro. El objetivo de esta edición fue compartir tecnologías e iniciativas que el INTA lleva adelante con la mirada puesta en mejorar la armonía con el medioambiente. Desde la exploración de iniciativas agroecológicas (en ensayos, en búsquedas con productores, y en el trabajo que desde hace más de 20 años lleva adelante Prohuerta), hasta otras que combinan el manejo integrado de técnicas que aún utilizando agroquímicos de síntesis química, tienen en cuenta la combinación de otras como el monitoreo, la solarización, o la rotación de cultivos.

En esta ocasión, en la organización se trabajó de manera articulada con el área de educación de la provincia a través de sus responsable, así como en una convocatoria temprana y de relevamiento de intereses. El 56% de los chicos que participó, correspondió al partido de San Pedro, con la presencia no solo de chicos de escuelas de la ciudad cabecera, sino también de Gobernador Castro, Río Tala, Vuelta de Obligado, Pueblo Doyle y los Parajes Basso y Del Partdo. El 12% fue de los partidos de Ramallo y San Nicolás, mientras que el 22% correspondió a escuelas de otros partidos (Portela -Baradero-, Bragado, Quilmes y Capitán Samiento). Como todos los años participó una escuela de Santa Fe (Bigand), y la novedad fue el esforzado viaje de las escuelas de Islas, de los Parajes Los Laureles (frente a Baradero) y Los Patos (frente a Zárate).

 

La propuesta 2017

Este año, la propuesta contó con cuatro estaciones. Hubo una que invitó a los chicos a cuestionarse algunos saberes que se naturalizan desde chicos, y que desconocen la importancia del suelo como sustento de un ecosistema vital. Algunas preguntas que los chicos debieron discutir fueron ¿hay que arrancar los yuyos?, ¿lo único lindo de las plantas son las flores?, ¿las hojas caídas ensucian? A partir de esta propuesta, se llevaron la idea de la importancia de no dar nada por sabido, sin contextualizarlo y pensando en la importancia de los ciclos integrados.

Otra estación mostró a los chicos cómo es posible realizar cultivos sustentables sin el uso del suelo con tecnologías apropiadas. Con dos invernáculos rebosantes de hortalizas y flores, los chicos pudieron conocer las distintas técnicas y la búsqueda para que esos sistemas sean más sustentables, con la utilización eficiente del agua.

También hubo una estación que propuso a los chicos comparar ensayos realizados en búsqueda de productos alternativos a los de síntesis química para controlar enfermedades. Este caso, pudieron conocer los avances en pruebas de preparados realizado a base de ajo, para comparar con fungicidas, para controlar algunos hongos en acelgas y en emerocalis.

Hubo además un espacio enfocado en la fruticultura, que acercó a los chicos al mundo de la producción de frutas, a partir de la observación de la colección de frutales que tiene la Estación Experimental. Aquí se enfatizó en el triángulo cultivo, ambiente y enfermedad, como ejes para pensar en la elección de la instalación de una planta frutal.

Y como en los últimos años, como una actividad perseverante de formación y prevención, se trabajó con los chicos en las medidas importanes a tomar a la hora de aplicar agroquímico, para prevenir cualquier tipo de accidente o contacto del producto. Aquí los chicos pudieron probarse trajes y máscaras necesarios para la seguridad en el trabajo rural.

 

Los testimonios que alientan cada año

Como todos los años se realizaron algunas pequeñas entrevistas para conocer como los visitantes evaluaron la visita.

 

Los chicos rescataron aquello que más les gustó, conectaron con un posible futuro y también invitaron a otros a volver. 

  • "Estuvimos viendo seguridad e higiene. Me pareció muy interesante el equipamiento que se utiliza para prevenir enfermedades". Joaquín Lavanchi, Santa Lucía
  • "Me pareció muy importante porque no había visto uno de esos equipamientos en persona".
  • "Me gusta más que nada los invernaderos, están genial"
  • "Me gustó que todo sea renovable, que se pueda reutilizar", Andina Roldán, Santa Lucía
  • "La pasamos muy bien, aprendimos muchísimas cosas" 
  • "Fue una experirencia muy linda la que vivimos". David Banegas, Villa General Savio
  • "Venir al INTA me dio como una idea de estudiar algo para el campo", Diana, Rio Tala

 

En el caso de los profesores, el contacto fue con quienes repiten la visita:

  • "Todos los años venimos porque nuestra escuela está en una zona rural y los familiares de nuestros alumnos trabajan todos en el campo. La experiencia de este año fue muy agradable y muy didáctico."
  • Paula Oliveto, Vicedirectora de la Escuela 12 de Río Tala
  • "Venimos todos los años a la vidriera. Nos ayuda muchísimo porque tenemos el proyecto huerta. Cada año se reenuevan las técnicas y las propuestas, y nosotros tomamos eso como insumo teórico"
  • Ariel Basi, Profesor de Secundaria 5 Villa General Savio

 

Y también tuvimos la posibilidad de contar con la presencia de Eleonora Taurizano, Inspectora Distrital de Educación de San Pedro, quien realizó algunas gestiones para que más chicos participaran de esta edición.

  • "Nos parece fundamental poder incentivar a las escuelas, a conocer todo lo que aquí se muestra. Poniendo nuestro granito de arena para que los chicos y los docentes se animen, y por ahí para incentivar otro tipo de carrera en el futuro que ellos puedan estudiar a partir de lo que puedan ver"
 
Galería de fotos:
Miércoles 4 - Mediodía y tarde - Mañana
 
 

Para más información:

Mariana Piola - piola.mariana@inta.gob.ar
Lorena Peña - pena.lorena@inta.gob.ar

Referencias

Localización geográfica:
    • Argentina
    • Buenos Aires
    • San Pedro
Personas mencionadas: