27 de Agosto de 2020
Noticia

30 años ProHuerta: cuando la vida, la huerta y la agroecología van de la mano.

Conocemos la historia de Amanda Soledad Bruno, de 77 años, quien ha sido, durante mucho tiempo, promotora voluntaria del Programa ProHuerta, del Ministerio de Desarrollo Social y el INTA.

Soledad, en su jardín
Compartir
+A -A

 Amanda Soledad Bruno tiene 77 años, es jubilada, y vive en la ciudad de Concepción del Uruguay. En el año 1994 se sumó como promotora voluntaria al Programa ProHuerta, más precisamente a trabajar en conjunto con la Agencia de Extensión Rural del INTA Concepción del Uruguay.

Debido a su larga experiencia y a su recorrido en el camino de la agroecología, decidimos entrevistarla en honor al 30° aniversario del ProHuerta.

En diálogo con “Sole” (como es conocida en el territorio), nos dice que su intervención en el ProHuerta fue un hecho trascendental en su vida. En el ‘94 se encontraba tramitando su jubilación debido a un problema de salud que la imposibilitaba para continuar con su trabajo. Pensó que ese no era su destino, y decidió reorganizar su vida, reinventarse, “salir a luchar”, como ella dice. En ese mismo año participó de un curso de agroecología llevado a cabo en la provincia de Mendoza, y en esa misma oportunidad, el Ingeniero Francisco Garra del INTA, al ver su entusiasmo y sus ganas de trabajar en el tema, la invitó a colaborar en el programa.

Inicialmente se dedicó a la entrega de semillas en las distintas temporadas; visitaba a las familias que lo requerían, les explicaba aspectos básicos sobre cómo llevar adelante una huerta agroecológica, y a cuidarla sin agroquímicos.

Tenía una hermosa huerta en el patio de su casa, por lo que, también la visitaban las escuelas primarias de la ciudad; así, durante muchos años, recibió a decenas de alumnos/as y maestras para enseñarles sobre huerta y agroecología. En otras ocasiones, junto a Martina Boxler, de la AER del INTA Concepción del Uruguay, viajaban para visitar diferentes escuelas del departamento, algunas en zonas rurales, y compartir sus conocimientos sobre la temática.

Según sus palabras, trabajar en ProHuerta ha sido una de las cosas más importantes y emocionantes que le pasó en la vida. Conoció mucha gente, y se mantuvo en el mundo de la enseñanza, promoviendo las huertas y la producción de alimentos sanos.

Actualmente, está en su casa, cuidándose y cuidando de su jardín y de su huerta que con tanto amor atiende cada día.

Y hoy, a 30 años del nacimiento del programa le decimos GRACIAS.

Gracias Sole por el camino recorrido en el ProHuerta, por acompañar a tantas familias con sus huertas, por compartir tus saberes y enseñar con convicción el camino de la agroecología.

 

Para más información:

Alejandra Martina Boxler: boxler.alejandra@inta.gob.ar

Referencias

Localización geográfica:
    • Argentina
    • Entre Ríos
    • Oro Verde