16 de Septiembre de 2019
Noticia

7° Congreso de la Soja del MERCOSUR. Los diagnósticos erróneos de plagas disparan la aplicación temprana e innecesaria de fitosanitarios

En la Bolsa de Comercio de Rosario se realizó el 7° Congreso de la Soja del MERCOSUR - MERCOSOJA 2019. En ese marco, la Ing. Agr. Dra. Norma Formento, fitopatóloga del INTA Paraná presentó dos trabajos. Uno de ellos en colaboración con dos estudiantes de la FCA-UNER en el marco de una Comisión de Estudio Orientada (CEO), relacionada con la identificación de enfermedades a campo y la necesidad de estudios complementarios

Compartir
+A -A

 El primero de los trabajos presentados se titula Manchas foliares en soja similares a mancha ojo de rana (Cercospora sojina). Error en el diagnóstico y su impacto en la toma de decisiones”.

 El mismo, en coautoría con los estudiantes Nerea Sangoy Puntin y Federico Sarli, hace referencia a la identificación errónea y anuncio por redes sociales de la presencia temprana de mancha ojo de rana (MOR), enfermedad que causó gravísimas pérdidas en los ciclos 2009/10 y 2010/11 en el cultivo de soja (Fig. 1).  

 

Figura 1

En los estadios vegetativos tempranos del cultivo de soja se liberan diagnósticos equivocados con el solo uso de imágenes, en ocasiones de mala calidad, lo que “dispara” el uso indiscriminado e innecesario de fungicidas, con la consiguiente contaminación ambiental y contribución a la insensibilidad fúngica a diferentes principios activos. En el ciclo 2018/19, se identificó MOR en diversas variedades de soja en Entre Ríos con niveles variables, sin embargo se confunde con numerosas manchas similares (Fig. 2).


Figura 2 

La determinación de una enfermedad requiere de una formación básica en patología vegetal y la aplicación de técnicas específicas para efectuar un diagnóstico correcto en laboratorio. Para la toma de decisiones de control químico, el diagnóstico preciso también es insuficiente, ya que además es relevante conocer variedad, fecha de siembra, antecesores de los últimos 36 meses, ubicación geográfica, estado fenológico, órgano afectado y cuantificar la enfermedad (incidencia / severidad).

La profesional indicó que, como resultado de los estudios realizados se determinó que “un alto porcentaje de tejidos sintomáticos dieron resultados negativos y en otros con diferente incidencia, se aislaron géneros fúngicos conocidos como saprófitos, facultativos o patógenos como Phomopsis, Phyllosticta, Alternaria, Colletotrichum, Myrothecium, Phoma, Ascochyta, Periconia y Fusarium”, lo que contribuyó a aceptar la hipótesis de trabajo, relacionada a los diagnósticos imprecisos, apresurados y muy peligrosos en cultivos extensivos.

La roya asiática de la soja (Phakopsora pachyrhizi) se controla en forma adecuada con distintas moléculas fungicidas solas o en mezcla

El segundo trabajo, titulado “Índice de intensidad de roya asiática de la soja (Phakopsora pachyrhizi) y eficacia del control químico en el ciclo agrícola 2018/19”. Durante el último ciclo 2018/19 en Entre Ríos, se evaluó la efectividad específica de algunos grupos de fungicidas en el control de la roya asiática (RAS), ya que las enfermedades foliares endémicas como la mancha marrón (Septoria glycines) y tizón foliar (Cercospora kikuchii y Cercospora spp.) no alcanzaron el umbral de acción química (UDA).

 La Eficacia de Control (EC) de la RAS con 13 principios activos (solos o mezclas) con distintos sitios y mecanismos, osciló entre 82 y 97%, lo que se considera como un nivel satisfactorio. Este trabajo demuestra -ante algunas novedades recientes de insensibilidad fúngica a ciertos fungicidas- por ejemplo, del hongo causal de la mancha amarilla (Drechslera tritici-repentis) en trigo o mancha ojo de rana (Cercospora sojina) en soja, que los patosistemas deberían ser considerados en forma individual y no hacer rápidas generalizaciones. Numerosas moléculas fungicidas son altamente efectivas y alguna en combinación con fosfitos redujeron marcadamente los daños foliares por roya asiática (Figura 3).