27 de Noviembre de 2017
Noticia

Acceder al agua es tener vida

Se realizó en la localidad de Samuhú la entrega de los elementos correspondientes al proyecto Especial “Acceder al agua es tener vida” del programa Pro Huerta; proyecto que fuese realizado por la Promotora facilitadora de grupo Med. Vet. Sangra Maggioni, con el acompañamiento de los técnicos de INTA Ing. Agr. Evelin Delceggio y el Tec. de Pro Huerta, Osmar Aguirre y con la colaboración de la Municipalidad de Samuhú.

Entrega de los elementos correspondientes al proyecto Especial “Acceder al agua es tener vida” del programa Pro Huerta
Compartir
+A -A

Los productores beneficiarios del proyecto, se encuentran organizados en dos grupos de Abastecimiento Local -GAL-: Productores en Acción y Productores Unidos Lote 8, además de pertenecer al Consorcio Productivo de Servicios Rurales Nº 63, que nuclea a 74 productores como socios activos, son productores familiares en proceso de capitalización, están dedicados principalmente a la producción primaria con cría de ganado menor, aves y producción hortícola.

Se complementan los ingresos con trabajo extrapredial; en su mayoría se encuentran en la franja etárea adulta/joven y están representados en forma (pareja) compartida por mujeres y hombres. La Agricultura Familiar tiene una importancia central en la producción de alimentos, sin embargo, aún son muchas las dificultades que tienen que enfrentar estos actores. Esto obedece, entre otros factores, al escaso acceso a tecnologías apropiadas, a la dificultad para mejorar los niveles de productividad y calidad, al escaso poder de negociación, a deficiencias estructurales para su vinculación sostenible con los mercados y a las restricciones para acceder a fuentes de financiamiento en forma individual. Frente a esta situación, asociarse con otros es uno de los caminos para mejorar sus medios y condiciones de vida. Actuar en forma conjunta –tanto para comercializar sus productos como para adquirir insumos, servicios, herramientas y maquinarias- y aprovechar las ventajas del asociativismo en términos de desarrollo de capital humano y social, pueden mejorar las posibilidades de producción y comercialización de los agricultores familiares.

Priorizando las problemáticas que presentan, vemos que la escasez de agua para consumo humano, animal y para otros usos productivos, es común entre los productores de la zona. Los problemas relacionados al agua se agrupan en cuatro dimensiones:

•Acceso al agua potable: la mayoría de las familias no tienen acceso al servicio de agua potable.

•Disponibilidad: el agua de lluvia que se almacena en represas, aljibes, pozos, etc. no es suficiente para los diferentes usos.

•Infraestructura: las familias no poseen la infraestructura suficiente para la captación y almacenamiento de los volúmenes de agua requeridos para cubrir todas sus necesidades.

•Calidad: el agua no siempre es apta para el consumo humano y de animales.


El proyecto beneficiará a 19 familias integrantes de los grupos GAL, que fueron seleccionadas debido a la mayor dificultad para acceder al agua. A través de su implementación se pretende que las familias puedan paliar la situación de accesibilidad al agua para uso integral. Trazándose como objetivo entre los técnicos y los beneficiarios realizar la captación de agua de lluvia durante los meses con alto índice pluviométrico, implementar medios (recursos) para el almacenamiento y extracción de agua para uso integral y fomentar una cultura de conservación y uso óptimo del agua.

Tras la entrega de los insumos financiados por el proyecto los beneficiarios se encuentran muy agradecidos con INTA y comprometidos al cuidado y mantenimiento de los insumos otorgados por el programa Pro Huerta.

 

Referencias

Localización geográfica:
    • Argentina
    • Chaco
    • Samuhú
Personas mencionadas: Alberto Osmar AGUIRRE Sangra MANGGIONI