02 de Enero de 2020
Noticia

Acceso al agua segura en el delta de Baradero

A través de un Proyecto Especial ProHuerta de Acceso al agua para uso integral, el INTA y la Universidad Nacional de La Plata trabajan para mejorar el acceso al agua de 50 familias del Delta Medio que incluye las localidades de San Pedro y Baradero.

Compartir
+A -A

Los pobladores de las islas del delta del Paraná saben desde siempre que, a pesar de estar rodeados de agua, el acceso a este vital elemento no es seguro para el consumo diario de las familias, ya sea para tomarla, darse un baño o el lavado de utensilios o ropa. Por ello deben llevar agua potable desde el continente a través de los canales con barcazas que no siempre están disponibles. Y cuando se acaba, solo queda el agua del río.

Las familias que viven de manera permanente en el sector insular poseen pequeñas producciones como cría de ovinos, aves de corral, vacas, cerdos y caballos, algunos tienen colmenas y también tienen huertas, tanto para consumo familiar como para venta a terceros. La mayoría de los hogares relevados tienen como principal fuente de sustento y actividad económica la pesca artesanal.

La falta de accesos y servicios -luz, agua corriente o gas- y transporte público dificulta a los pobladores integrarse entre ellos, por las distancias cubiertas exclusivamente por navegación y sus costos asociados. Las escuelas rurales tienen una función social muy importante en la región. Son no sólo el lugar donde se educan los niños, sino el centro social y de encuentro de los isleños

Florencia Trabichet, técnica del ProHuerta del INTA Delta del Paraná trabaja hace dos años en las islas y especialmente en relación al centro educativo que incluye los tres niveles del Paraje. “Entre los problemas identificados que dan origen al proyecto se incluyen la falta de acceso a agua segura, la falta de tecnología in situ para el tratamiento de purificación del agua de río y de lluvia para consumo humano” afirma la profesional.

IPAF Pampeana Proy. ProHuerta Agua

Asegura que hay un “conocimiento incompleto de pobladores acerca de los problemas sanitarios que devienen del consumo de agua en las condiciones actuales y casi sin ningún tipo de tratamiento”.

“Los resultados preliminares de un Proyecto Especial Pro Huerta 2017 nos permitieron identificar como principal problema la contaminación microbiológica del agua de río y dificultades para que los pobladores comprendan los riesgos asociados al consumo de esta fuente” certifica Joaquín Córdoba, investigador el IPAF región Pampeana del INTA. “También- continua- nos permitió conocer que algunos productores aprovechaban el agua de lluvia colectada desde los techos, por ello orientamos el nuevo proyecto a diversificar las fuentes aprovechables y las tecnologías de filtrado de agua de río, con el fin de identificar junto a las familias las mejores opciones para el tratamiento del agua para uso doméstico”.

Como parte de las acciones del proyecto se realizó un taller en la Escuela Secundaria N° 27 del Paraje Los Laureles cuyo objetivo era sensibilizar a la comunidad escolar y de la zona en los riesgos para la salud del uso de agua de rio si tratamiento, así como la capacitación en la construcción de un filtro de arena lento (FAL). Este modelo de filtro fue desarrollado por Ramiro Simonetti y Alejandro Mariñelarena de la Universidad Nacional de La Plata, tomando como base un diseño propuesto por la Organización Mundial para la Salud, pero empleando materiales disponibles en ferreterías y comercios locales. Ramiro menciona que “el filtro es una adaptación del filtro de arena lento tradicional que se ha utilizado para el tratamiento de agua para las comunidades por casi 20,000 años. El medio filtrante está formado por arena tamizada, los patógenos y los sólidos suspendidos se eliminan a través de la combinación de procesos biológicos, físicos y químicos.”

Sol Rodríguez, profesora de ciencias naturales y biología de la secundaria, que junto al Jardín de Infantes nº 10 y la Primaria 27 son las únicas instituciones públicas del Paraje Los Laureles del Río Paraná Guazú, es la coordinadora del proyecto de Huerta escolar que articula actividades con el INTA Baradero. La docente destaca el uso de esta tecnología: “El filtro es muy sencillo de armar; la idea es continuar trabajando y tener en la escuela los filtros y hacer una investigación para ver la calidad del agua, mediciones y análisis sencillos como el PH o de microorganismos, que nos permiten trabajar contenidos disciplinares con los chicos”.

IPAF Pampeana Proy. ProHuerta Agua

“El agua en la isla es un gran tema” dice Karina Ochipinti, directora de la Escuela Primaria. “Por ello esta capacitación es muy importante: trataron el tema de parásitos, bacterias, nombres científicos, que son temáticas que trabajan en ciencias naturales: primero hicieron un desarrollo teórico, en el cual a los chicos se los indagó para que ellos aporten desde sus conocimientos, les hablaron de la importancia del agua, como cuidarla en este contexto de isla y luego la práctica con el armado de los filtros”.

Ambas maestras destacan la articulación con el INTA y el Pro Huerta, “siempre nos trae diferentes propuestas para la escuela y las familias de la isla y esperamos continuar este camino juntos”.

IPAF Pampeana Proy. ProHuerta Agua

 

Para más información:
  • Técnica de terreno y directora técnica del PE PH: Florencia Trabichet trabichet.florencia@inta.gob.ar
  • Becario de UNLP, desarrollador del filtro de arena lento: Ramiro Simonetti

Consultas a:


Referencias

Localización geográfica:
    • Argentina
    • Buenos Aires
    • Baradero
Personas mencionadas: