06 de Marzo de 2018
Noticia

Actualidad agrometeorológica en 25 de Mayo

Las condiciones meteorológias afectan al cultivo de maíz, soja y en relación a ganadería la oferta forrajera disminuye.

Maíz en 25 de Mayo con estrés hídrico
Compartir
+A -A

En el inicio de la primavera anterior, la cantidad de precipitación ocurrida en la ciudad cabecera fue similar al promedio histórico de la época. Entre noviembre de 2017 y febrero de 2018 la cantidad de lluvia se redujo 73 % con respecto a la histórica en igual período (Tabla 1).

Tabla1: Precipitación (mm) mensual e histórica entre noviembre de 2017 y febrero de 2018.

 

Noviembre

Diciembre

Enero

Febrero

Total

2017-18

32

14

48

22

116

Histórica

100

101

114

113

428

Fuente: I.N.T.A. 25 de Mayo, registro de 78 años en la ciudad cabecera.

 Las precipitaciones fueron desparejas en todo el partido, por ejemplo según datos relevados por la Sociedad Rural de 25 de Mayo, el acumulado de diciembre en Norberto de la Riestra (norte) y Agustín Mosconi (sur) fue alrededor de 20 y 54 mm, respectivamente. Sin embargo, las precipitaciones mensuales en todo el partido fueron inferiores a la media histórica registrada en la ciudad cabecera. Este comportamiento de las lluvias asociado al incremento de la temperatura máxima (Tabla 2), contribuyeron a una disminución generalizada del agua del suelo en el partido (Figura 1)

Tabla 2: Temperatura (ºC) media mensual máxima entre noviembre de 2017 y febrero de 2018.

 

Noviembre

Diciembre

Enero

Febrero

2017-18

27,6

31,8

33,5

33,5

Fuente: Estación agrometeorológica I.N.T.A. Blas Durañona, 25 de Mayo.

Figura 1: Balance de agua útil en el suelo de 25 de Mayo, entre noviembre de 2017 y febrero de 2018.
Fuente: Instituto de Clima y Agua del I.N.T.A. Castelar.

Los cultivos de maíz sembrados tempranos mostraron un buen crecimiento vegetativo, sin embargo por transcurrir el período crítico (diciembre) y posterior llenado de grano en condiciones desfavorables, hubo una reducción del número y peso de los mismos. En algunos lotes se estima no llegar al rendimiento de indiferencia, incluso hay casos donde se picó para confeccionar reservas y recuperar parte del costo. La superficie sembrada con maíz tardío fue inferior a la planificada por la falta de humedad, este cultivo mostró un menor crecimiento vegetativo con respecto al sembrado temprano, con sectores sin emergencia o muerte de plantas. Su período crítico (enero-febrero) también ocurrió en condiciones desfavorables. La soja de primera tuvo un buen crecimiento vegetativo, no obstante se espera una reducción del rendimiento atribuido al aborto floral y disminución del número y peso de grano. La soja de segunda, mostró grandes sectores sin emergencia de plantas o con escaso crecimiento vegetativo, incluso a la fecha se observan los rastrojos de trigo. Otros productores decidieron no sembrar cultivos tardíos o de segunda por la escasa humedad, dejando los campos sin producción.

En general el estado corporal de los vacunos es bueno, pero debido a las condiciones meteorológicas adversas se redujo la producción de pasturas, y en general los sorgos forrajeros pudieron ser pastoreados una vez. Esto condujo a, i) Realizar destetes tempranos para mantener un buen estado corporal de las vacas, lo que implica venta de terneros livianos o aumento del costo por el encierre de los mismos, ii) Usar rollos que estaban reservados para el invierno, en algunos casos ya están utilizando silos de maíz confeccionados en la presente campaña, iii) Vender vacunos anticipadamente. En la actualidad, se está transitando el período de siembra de verdeos de invierno, sin embargo no se puede realizar la labor por la falta de humedad. Tanto el consumo temprano de las reservas invernales como el retraso de la siembra de verdeos, perjudicaría la disponibilidad de materia seca en otoño-invierno.

Referencias

Localización geográfica:
    • Argentina
    • Buenos Aires
    • Veinticinco de Mayo
Personas mencionadas: