24 de Junio de 2021
Noticia

Adultos mayores de los distintos oasis de Mendoza fueron capacitados sobre elaboración de conservas seguras en una actividad organizada desde el programa ProHuerta

En encuentros presenciales, de grupos reducidos, jubilados de toda la provincia mejoraron sus técnicas para hacer conserva de tomate y peras en almíbar. La actividad, que tuvo varias sedes, fue resultado de la coordinación entre la Dirección de Atención de Adultos Mayores de Mendoza, el INTA y el INTI.

Compartir
+A -A

Cerca de 70 adultos mayores, asociados a centros de jubilados de los departamentos Luján de Cuyo, San Martín, San Carlos y San Rafael, en Mendoza, reforzaron o adquirieron nuevos conocimientos respecto a la elaboración de conservas de frutas y hortalizas.

La Dirección de Atención de Adultos Mayores (DAAM) de la Provincia, que trabaja en el desarrollo de políticas orientadas a mejorar la calidad de vida de dicha franja etaria, acudió al INTA para que organizara una capacitación en un tema tan cercano a la cocina tradicional cuyana: la elaboración de conservas. Una característica muy relevante de la cultura de esta región es que los adultos mayores estén habituados a elaborar sus propias conservas de frutas y hortalizas utilizando técnicas transmitidas de generación en generación.

Este pedido de la DAAM fue respondido desde el programa ProHuerta (INTA-MDS), que a su vez convocó a especialistas del INTI para el dictado de los talleres. La Ing. Agr. Laura Lafalla, asistente regional del ProHuerta, explica que “en la transmisión de recetas de una generación a otra, muchas veces se pierde o se modifica información importante que puede poner en riesgo la salud de las personas que consumen el producto. Los avances científicos en el tema nos obligan a proponer algunas modificaciones a los procesos de elaboración tradicionales. Todo esto hace que sea fundamental revisar con ellos las técnicas utilizadas, discutirlas y evaluarlas, buscando la justificación científica de cada paso, de cada etapa del proceso, para proponer adaptaciones y mejoras. De esta manera, la articulación con INTI para la realización de estos talleres es central y es por ello que los convocamos a participar de la actividad.”

El formato de la primera etapa de talleres, ya concluida, fue presencial (porque se consideró que la modalidad virtual no era la más apropiada para este público) pero en grupos acotados a 10 personas. La propuesta fue que luego ellos se convirtieran en multiplicadores de ese saber dentro de cada centro de jubilados. Los 10 adultos mayores de los centros de jubilados de la DAAM que en cada instancia, por oasis, participaron en los talleres, fueron seleccionados por su interés en la temática y sus capacidades para transmitir lo aprendido al resto de sus compañeros.

La capacitación tuvo dos instancias -elaboración de conserva de tomates enteros en puré de tomate y de peras en almíbar- y se dictó en Oasis Norte, Oasis Este, Valle de Uco y Oasis Sur. En la mayoría de los casos el lugar de realización fueron los salones comedores de las Estaciones Experimentales del INTA situadas en los mencionados oasis productivos. El dictado de los talleres, como se dijo, corrió por parte del INTI, a través de la Ing. Ana Laura Marchuk, del Depto. de Desarrollo de Cadenas de Valor Agroindustriales Cuyo.

La ingeniera Lafalla, responsable general de la organización asegura que pudieron “generar un espacio de discusión muy rico, en el que cada cual compartió sus técnicas de elaboración, las cuales fueron debatidas entre todos para luego acordar las técnicas más apropiadas”.

Buena recepción de norte a sur

Taller de elaboración de peras en almíbar, en INTA MendozaNorma Olmos pertenece a un centro de jubilados de Mayor Drummond, Luján de Cuyo y participó de los talleres en el INTA Mendoza. En torno a esta experiencia dice: “Me pareció buenísimo, aprendimos un montón. Tengo 70 años y sé hacer conservas y salsa de tomate pero ciertas cosas no las conocía, más que nada algunos detalles que tienen que ver con lo sanitario. ¡Anoté todo!”

Consultada sobre por qué le interesó ser parte de la actividad, Olmos remarcó que “a toda la gente de mi edad nos gusta, un poco porque es parte de nuestras costumbres y también porque es cómodo. Si ya tenés la botella de salsa a mano para hacer la pizza, no tenés que salir a comprar y eso en invierno es una gran ventaja, además de lo rico y sano de la elaboración propia”.

A ella la invitación le llegó a través de su centro de jubilados y, aunque debido al frío todavía no se han vuelto a reunir allí, están esperando que el clima y las condiciones cambien para poder transmitir lo aprendido a otros abuelos y abuelas.  

Susana Gascón asistió a los talleres realizados en San Martín, este de Mendoza, junto con cuatro compañeros del centro de jubilados El sueño de nuestras vidas. Si bien ella también sabía cómo preparar conserva de tomate, ya que sus padres se lo habían enseñado, pudo aprovechar algunos aspectos que no conocía, como la necesidad de controlar el pH. “De eso yo no sabía y es muy importante. Ahora me compré un peachímetro. Es que yo suelo preparar todos los años algunos cajones para consumo personal”. Gascón tomó registro de los contenidos del curso y los compartió en el grupo de whatsapp del centro de jubilados, para que pudieran ser utilizados por el resto.  Taller de elaboración de peras en almíbar, en el salón AMDE, en San MartínINTA Mendoza

Juan José Salinas se enteró de la capacitación a través del Municipio de San Carlos. Él es socio del centro de jubilados y pensionados JuPenPro San Carlos, del mencionado departamento del Valle de Uco. “Yo tenía una vaga idea de cómo preparar conservas pero cuando nos explicaron bien las proporciones y los pasos necesarios, me di cuenta que tenía algunos conceptos errados. Rescato que aprendí técnicas muy necesarias para preparar y hacer el envasado de frutas y hortalizas. Al igual que yo, en el JuPenPro también hay personas a las que les gusta elaborar comida en forma casera, así que no tardamos en transmitirles a los otros socios lo aprendido, en un momento que nos reunimos.”

José Martínez participó en los talleres del sur de Mendoza; fue al INTA Rama Caída desde el centro de jubilados de Cuadro Nacional. Él quedó muy conforme y asegura que pudo aplicar todo lo que le explicó la especialista del INTI. “Hubo muchas cosas que observé en el curso y después pude comprobar que funcionaban. Estas recetas, como la salsa de tomate o la fruta en almíbar, se hacían antiguamente, era normal que te las enseñaran tus padres o abuelos. Para mí el curso fue muy beneficioso, honestamente no tenía ni idea de muchas de las cosas que aprendimos ahí, como el asunto del pH”.

“Todavía está pendiente realizar un taller de elaboración de mermeladas, que se agendará cuando estén dadas las condiciones de hacer nuevamente actividades presenciales”, señala la asistente regional de ProHuerta. Lafalla confía en que con este tipo de programas de capacitación, se pueda contribuir a la mejora de la alimentación de las familias de los adultos mayores de Mendoza. Puesto que “lo que se aprovecha es la producción local de frutas y hortalizas, a través de la elaboración de conservas seguras que les permiten tener disponibilidad a lo largo de todo año, sin generar riesgos para la salud. Buscamos, además, brindar herramientas laborales para que los adultos mayores se animen a desarrollar microemprendimientos productivos y generar ingresos familiares”.

Taller de elaboración de tomate en conserva, en INTA La ConsultaTaller de elaboración de tomate en conserva, en INTA Rama Caída


Referencias

Localización geográfica:
    • Argentina
    • Mendoza
Personas mencionadas: Laura Patricia LAFALLA MANZANO Ana Laura MARCHUK - INTI Frutas y Hortalizas