14 de Noviembre de 2019
Noticia

Agregado de valor y nuevas oportunidades

Pescadores de Concordia y de Benito Legerén, enmarcados en un Proyecto Especial del programa ProHuerta del MSyDS y el INTA, trabajaron en forma articulada para la adquisición e instalación de autoclave con el fin de generar nuevas oportunidades laborales.

Compartir
+A -A

Desde el INTA se viene trabajando desde hace varios años con pescadores de Concordia y de Benito Legeren, enmarcados en un proyecto denominado “Adquisición de autoclave para elaboración de conservas seguras en la Cooperativa Pescadores Unidos de Benito Legeren”, cuyo objetivo principal es la mejora del espacio de venta directa a través de la incorporación de infraestructura móvil adecuada, esto es, gazebos, heladeras exhibidoras, freezer, balanza, canastos, grupo electrógeno e indumentaria, para que los feriantes trabajen en condiciones de higiene apropiadas y, además, se desarrollen en un ambiente ameno.

El grupo de trabajo está conformado por familias que, en su gran mayoría, se han dedicado toda la vida a la pesca; son la segunda o tercera generación de pescadores, característica que los distingue de manera particular ya que cuentan con la riqueza cultural propia de su tradicional estilo de vida. De este oficio familiar han heredado no sólo la pasión y la dedicación, sino también el arte de la pesca en sí, construyen sus propias embarcaciones, practican diversas técnicas de fileteado, despinado y son sabios conocedores del ambiente.

Hoy, alrededor de 50 personas se han visto favorecidas con la implementación del proyecto. A estos se suman otras 10 familias del barrio que, aunque no pertenecen a la cooperativa, se suman a la comercialización conjunta.

Este proyecto, a su vez, toma fuerza y se enriquece con la participación de un conjunto de emprendimientos locales con los que los pescadores mantienen vínculos y conforman espacios de articulación, y con los que se tiene previsto entablar acuerdos específicos para el uso del equipo.

Estos pescadores continúan construyendo saberes en su práctica cotidiana y los multiplican, socializándolos en talleres con pescadores de otros puntos del país y también de la vecina República Oriental del Uruguay.

La pesca es su vida. A través del acompañamiento del INTA y del Programa ProHuerta, y con las mejoras logradas, han podido incrementar los productos que comercializan a partir de la conformación de una cooperativa que actualmente cuenta con una docena de asociados, de los cuales algunas son mujeres. Ellas se dedican a tareas de agregado de valor, al despinado y a la comercialización de lo producido.

El trabajo colectivo y cooperativo

Desde el programa ProHuerta se acompañó permanentemente en el proceso de organización de la cooperativa, en tanto las pescadoras y pescadores han tenido que asumir un nuevo rol de gestión en relación a la sala de procesamiento de pescado de rio.

Con el fin de dar respuestas a las demandas de la Cooperativa y fortalecer su constitución, se generaron articulaciones con organismos públicos y del sector como la Facultad de Alimentos de la UNER, INTI, ICAB, la Agencia de Promoción y Desarrollo de la Municipalidad de Concordia, entre otras instituciones.

Actualmente, en la cooperativa se le da énfasis al agregado de valor; se trabaja en el despinado de las piezas de pescados, fileteado, se elaboran hamburguesas, empanadas y milanesas. Esto posibilita que los pescadores y pescadoras artesanales generen mayores ingresos económicos, lo que colabora a su vez con la disminución en la captura de peces del río. Lo producido se comercializa en la misma Cooperativa, con precios diferenciados al resto de la ciudad, son accesibles para los vecinos del barrio, lo cual fomenta la incorporación de este alimento en la dieta cotidiana de las familias.

Todo el proceso organizacional, desde los primeros días hasta hoy viene siendo significativo para las familias que forman parte del proyecto. La instalación del autoclave les ha abierto nuevas oportunidades, y con ello, nuevos desafíos.

Es importante destacar la activa participación de las mujeres integrantes de la cooperativa en todo el proceso. Juntas han participado en diversas instancias formativas con el fin de complejizar sus conocimientos en diversas temáticas, como elaboración, producción, comercialización y gestión. Unidas y organizadas trabajan junto a sus familias dándole vida a este proyecto, se sienten empoderadas y confían en el crecimiento del grupo y de la cooperativa. Tal es así que la presidencia de la cooperativa fue asumida por una mujer.

Para más información:

Referencias

Localización geográfica:
    • Argentina
    • Entre Ríos
    • Concordia