17 de Junio de 2021
Noticia

Algarrobo blanco con micorrizas: una opción para suelos degradados

El potencial de aplicación de hongos micorrícicos arbusculares en la silvicultura es un enfoque agroecológico que permite un mejor uso de las reservas de nutrientes del suelo.

Compartir
+A -A

Los suelos afectados por exceso de sales se encuentran en su mayor parte en zonas áridas y semiáridas y representan un problema ambiental grave que afecta el crecimiento y producción de muchas plantas. Una de las estrategias para su mitigación consiste en el empleo de hongos micorrícicos arbusculares (HMA), que son microorganismos del suelo que establecen relaciones simbióticas con la mayoría de las especies vegetales y representan un vínculo clave entre las plantas y los nutrientes minerales del suelo. Así, están cobrando interés creciente como biofertilizantes ya que le proporcionan a la planta hospedante nutrientes minerales y agua, a cambio de productos fotosintéticos, mejorando el crecimiento y sobrevivencia de las plantas, especialmente en condiciones de estrés.

Entre las especies nativas de Entre Ríos, el algarrobo blanco (Prosopis alba) resulta de gran interés para la restauración de suelos salinos, además del gran valor comercial de esta especie en términos de sus posibles usos (mueblería, carpintería, frutos comestibles y forrajeros, etc.). Si bien el algarrobo blanco es considerado tolerante al estrés salino, existe escasa información, y en algunas ocasiones contradictorias, sobre los umbrales de concentración de sales que afectan su germinación y crecimiento, los mecanismos fisiológicos involucrados en su adaptación a dichas condiciones, como así también cómo los HMA pueden aportar en estos mecanismos.

Para evaluar la supervivencia y crecimiento de plantas de algarrobo blanco en suelos salinos de Entre Ríos, en 2015 se instaló en Gualeguaychú un ensayo con plantines micorrizados con dos inóculos de HMA nativos y plantines no micorrizados (testigos). En 2016 se evaluó supervivencia y crecimiento inicial, y en 2021 se remidió el ensayo y se tomaron muestras de suelo para evaluar el efecto de los tratamientos sobre el crecimiento y sobre algunas propiedades físico-químicas y biológicas del suelo.

Sobre las muestras de suelo se evaluará textura, densidad aparente, pH, conductividad eléctrica, carbono orgánico, materia orgánica, nitrógeno total, fósforo disponible, capacidad de intercambio catiónico (CIC), calcio, magnesio, potasio y sodio intercambiable, respiración edáfica y carbono de la biomasa microbiana.

Se espera que los resultados obtenidos aporten al conocimiento sobre un modo adecuado de manejo de las plantaciones de algarrobo en suelos degradados o con limitaciones.

Para más información:

Referencias

Localización geográfica:
    • Argentina
    • Entre Ríos
Personas mencionadas: