07 de Agosto de 2020
Noticia

Atención a la caída o podredumbre de frutos cítricos

La antracnosis, es una enfermedad causada por hongos que produce la caída prematura de frutitos o la podredumbre floral en los cultivos citrícolas. Poder identificarla a tiempo posibilita el tratamiento para prevenirla en las futuras floraciones.

Compartir
+A -A

En las últimas campañas es notable el aumento de la  incidencia de la enfermedad en nuestros lotes citrícolas del noreste entrerriano. Hace 4 a 5 campañas que se ven daños de importancia en lotes de limón y en la campaña anterior se observó también daños en los lotes de naranjas.

Esta enfermedad, es causada por ciertas razas del hongo Colletotrichum gloeosporioides. La infección provoca aborto de flores y caída prematura de frutitos, quedando adheridos a la planta los pedúnculos y el cáliz, incluido el disco calicinal, los que permanecen verdes y turgentes por varios meses posteriores a la caída de los frutitos. Este síntoma y la aparición de manchas necrosadas de coloración anaranjado-castañas sobre los pétalos, contribuyen al diagnóstico.

La podredumbre floral afecta prácticamente a todas las variedades comerciales de cítricos. La tasa de expansión de la lesión o la intensidad de los síntomas en los pétalos de diferentes especies no es muy variable. El daño causado está asociado con la cantidad de eventos de lluvia consecutivos con períodos de humectación prolongados durante la floración.

Atención a los síntomas

Los primeros síntomas pueden aparecer de dos a siete días después de la infección. Inicialmente, se forman lesiones naranjas en los pétalos y lesiones negras en el estigma y el estilete. Las frutas cítricas recién formadas se vuelven amarillas y caen prematuramente. Después de que la fruta ha caído, las copas permanecen atrapadas en las ramas durante varios meses y popularmente se llaman "pequeñas estrellas". Estas formaciones pueden ocurrir incluso en brotes donde no se observaron síntomas en las flores. 

El hongo  Colletotrichum  puede sobrevivir a través de estructuras de resistencia (apresorios) en tejidos muertos, viejos pétalos infectados, en las hojas de cítricos o malezas en el período entre la floración. Cuando comienza la floración, el agua de lluvia transporta extractos de flores a las hojas induciendo al hongo a producir esporas. Las lluvias transportan las esporas producidas en las hojas a las flores, iniciando infecciones y la formación de síntomas. La infección ocurre cuando los botones florales tienen al menos 1 cm de largo.

Las flores infectadas producen millones de nuevas esporas de hongos en grandes cantidades, lo que favorece la aparición de nuevas infecciones en otras flores, lo que inicia epidemias graves en los lotes. Después de las infecciones por hongos en las flores, hay un aumento en la producción de hormonas como el etileno y el ácido indol-acético, que inducen la caída de las frutas aún pequeñas y verdes, manteniendo los cálices retenidos en las ramas.

Condiciones ambientales óptimas para su diseminación son ambientes húmedos y temperaturas entre 18 a 27ºC, las esporas del hongo germinan e infectan flores entre 12 y 18 horas después. La germinación de esporas cesa luego de 6 a 8 horas de sequedad y por el contrario en prolongados períodos de humedad aumenta la diseminación del hongo.

Para el control de la podredumbre floral es de importancia el control químico durante el pimpollo floral - floración y también el manejo cultural adecuado tratando de uniformar el momento de floración mediante el uso adecuado del riego y nutrición equilibrada de los lotes.

Se recuerda que para toda aplicación de fitosanitarios se debe contar con la prescripción de un profesional habilitado.

 

Para más información:

Referencias

Localización geográfica:
    • Argentina
    • Entre Ríos
    • Chajarí
Personas mencionadas: