24 de Agosto de 2020
Noticia

Avances y aprendizajes de los Grupos de Abastecimiento Local (GAL) de la zona del Delta del Paraná.

Técnicos y participantes de los grupos repasaron los principales logros y proyecciones a futuro de los distintos emprendimientos.

Jornada de intercambio de reinas entre alumnos y productores en la Unidad Demostrativa Apícola
Compartir
+A -A

Los profesionales de la EEA Delta del Paraná participaron en el encuentro de Grupos de Abastecimiento Local (GAL) organizado por el Centro Regional Buenos Aires Norte (CRBAN). El objetivo de la reunión fue realizar un balance del estado actual de funcionamiento,  identificar las oportunidades de mejora y lecciones aprendidas en el proceso.  Participaron los responsables técnicos de los proyectos, los Promotores Facilitadores Grupales, Coordinadores de Extensión, el Asistente Regional de Extensión del CRBAN, y la Asistente Regional programa ProHuerta (Ministerio de Desarrollo Social de la Nación e INTA).

En el año 2018 desde el programa ProHuerta (MDSN/INTA) se destinaron fondos para la conformación de Grupos de Abastecimiento Local (GAL).  Estos grupos tenían por objetivo potenciar las capacidades de trabajo individual y grupal, para promover la producción de alimentos frescos, sanos e inocuos, desarrollando circuitos locales de comercialización y mejorar el acceso a alimentos de calidad a precios justos.  

Desde INTA Delta del Paraná se gestionaron durante el periodo 2018- 2020  dos grupos GAL. El primero de ellos “Pescadores Artesanales Delta Medio” fue facilitado por Julia Gastellu, tuvo por objetivo fortalecer el trabajo conjunto de 10 familias de pescadores artesanales de la zona de Islas y Bajíos de Baradero y San Pedro.  

En estos tres años, el grupo logró superar muchas dificultades que podrían haber hecho que se desintegre. Atravesaron una gran crisis económica, la pandemia en curso, la peor bajante del Paraná en 50 años. A pesar de eso, pudieron comprar insumos para equipar el puesto de comercializaciòn, se capacitaron en talleres de valor agregado, también participaron de  varios talleres sobre la problemàtica legal de la pesca. Hasta el mes de marzo de este año pudieron realizar las reuniones periódicamente”, explicó Julia Gastellu facilitadora del grupo.  Con los fondos otorgados por el proyecto hicieron compras comunitarias de artes de pesca, equipos de seguridad para las canoas y de utensilios como cuchillos o tablas. 

 

Finalmente, Gastellu remarcó: “los productores con el correr del tiempo generaron confianza, lograron expresar quejas y reconocieron las mejoras que tuvieron por formar parte de un grupo. También entendieron el valor de realizar la pesca en forma más segura, y la diferencia económica que obtienen cuando trabajan el pescado y no lo venden entero. Muchos de ellos se volcaron a la realización de milanesas, empanadas, albóndigas, fileteado y despinado. Asimismo, comprendieron la importancia de estar insertos en algo más grande que ellos mismos, aunque este sector históricamente trabaja de manera individual o familiar”.

 

El segundo grupo “Apinatural” fue facilitado por Edelmar Abratte quien trabajó con un grupo de 10 productores de la II y III Sección de Islas del Partido de San Fernando. A partir del trabajo grupal, los apicultores se centraron en la consolidación de apiarios, el agregado de valor y la comercialización. Se logró  mantener la venta a 130 clientes y 8 comercios. El desafío actual es aumentar la escala, incrementar la producción de polen y el agregado de valor a los  productos.  Otro aspecto importante fue la vinculación  con el Centro de Formación Profesional 402 Paraná Miní, la Unidad Demostrativa Apícola  de INTA y la Cooperativa Apidel para capacitaciones, fortalecer los conocimientos en apicultura de los integrantes del grupo, la comercialización de polen y el acceso a información técnica. 

A pesar de las bajas que todos los años tienen por las características del Delta, los productores lograron mejorar el manejo de sus apiarios,  trabajar para tener menores pérdidas y continuar comerciando miel. Además, lograron mejorar su comercialización a través de la incorporación de las etiquetas. Otro punto importante es que todos estén anotados en el RENAPA (Registro Nacional de Productores Apícolas)”, comentó Edelmar Abratte

Si bien el proceso de trabajo con los grupos GAL está finalizando. Este intercambio con otros grupos de la zona norte de la provincia de Buenos Aires permitió reconocer la importancia de esta herramienta para el conjunto de actores de la agricultura familiar que se encarga de producir alimentos frescos y de calidad.   

Referencias

Localización geográfica:
    • Argentina
    • Buenos Aires
    • Campana
Personas mencionadas: Adrian Claudio GONZALEZ, Ariel Mauro FERNANDEZ Julia Gastellu, Edelmar Abratte