27 de Diciembre de 2019
Noticia

Campo experimental CICVyA: soporte necesario para la investigación

"El Campo experimental representa un Servicio estratégico no sólo para los grupos de trabajo del Centro involucrados en temáticas de salud y bienestar animal sino para el Centro nacional de Investigaciones Agropecrias CNIA y para la Institución, a través de la participación en proyectos y redes a nivel nacional así como por su contribución a la comunidad educativa a través de capacitaciones e iniciativas de difusión técnica", destaca Ruth Heinz, directora del CICVyA.

Compartir
+A -A

Su misión es disponer de animales de producción y principalmente de un rodeo bovino de cría. Ofrece, fundamentalmente a los equipos de investigación de los Institutos, animales de experimentación, ya sea para la obtención de fluidos y tejidos o para contar con bovinos como grupos de experimentación.

El predio, que ocupa 50 ha, en el Centro de Investigación en Ciencias Veterinarias y Agronómicas cumple un rol fundamental apoyando las actividades y experiencias científicas de los investigadores del INTA Castelar.El Campo experimental depende de la Coordinación de Servicios Técnicos Especializados y de Alta Complejidad de la Gerencia de Gestión Estratégica de Procesos Complementarios (GEPC) de CICVyA.

El staff del campo experimental actualiza la definición del estatus sanitario de todos los animales del rodeo, con el aporte y colaboración de los Institutos de Biotecnología, Patobiología y Virología.

Entre esas colaboraciones cuentan con el diagnóstico de tuberculosis, brucelosis, leptospirosis, leucosis, IBR, parainfluenza y algunos parámetros hematológicos del rodeo. "Esta información es primordial para realizar la mejor selección de animales en cada ocasión" afirma Verónica Maldonado May, coordinadora del área.

Parte de su tarea consiste en consensuar los procedimientos y actividades con los usuarios del campo experimental para elegir los mejores animales disponibles para cada experimento, brindando el asesoramiento necesario para definir la cantidad de animales según edad, estado productivo, reproductivo y sanitario de los mismos.

"Asimismo, aseguramos el cumplimiento de los aspectos legales, normativos y reglamentarios vigentes y las políticas y procedimientos emanados del Comité Institucional para el Cuidado y Uso de Animales de Experimentación CICUAE del Centro Nacional de Investigaciones Agropecuarias – CNIA Castelar", agrega Analía Berinstein, gerente de GEPC CICVyA.

En la actualidad, se dispone de un rodeo promedio de 75 bovinos -cruzas británicas- con servicio natural estacionado de tres meses y destete de las ternerada a los 6 meses de vida. El manejo de las 50 hectáreas en rotación, garantiza una alimentación pastoril para el rodeo bovino. "La planificación forrajera incluye manejo del campo natural, pasturas polifíticas, verdeos plurianuales y conservación de forraje a través de la henificación", señala Maldonado May.

 

Evolución del Campo Experimental

La Coordinación de Servicios Técnicos Especializados y de Alta Complejidad sigue avanzando con mejoras, producto del trabajo en equipo, priorización de necesidades, capacitaciones, contribución de los Institutos y de aportes propios provenientes del excedente de animales que se genera anualmente.

El Campo Experimental ha ido creciendo en un manejo sustentable integral, agroecológico, sin aplicación de agroquímicos desde fines del 2011 y un manejo basado en la biodiversidad, con producciones crecientes de kilogramos de carne por hectárea. "Este manejo consolidado ha permitido nuestra participación en actividades y proyectos y la Red de Agroecología del INTA", destaca Maldonado May.

Tras un año con limitaciones presupuestarias, sin embargo, se pudo garantizar desarrollar todas las experiencias y requerimientos solicitados, gracias al trabajo en equipo y al compromiso colectivo. En su balance, "finalizando este año hemos podido ampliar el grupo de trabajo y estamos comenzando una etapa de capacitaciones internas y de tarea en equipo a fin de garantizar todo el trabajo que debe desarrollar la división, para ofrecer el mejor servicio a los usuarios del campo", comenta la coordinadora.


Aportes y mejoras en las instalaciones

Durante el año 2019 se ha realizado un alambrado perimetral de 10 hilos en todos los corrales contiguos a la manga; se concluyó la puesta en valor de la manga terminando el piso de material dentro y fuera de la misma; se prolongó el techo para garantizar la protección necesaria a los técnicos y profesionales al momento de la toma de muestra. También se realizó la compra de un toro Aberdeen Angus -puro de pedigree-, perteneciente a una de las cabañas más prestigiosas del país, que contribuirá a mejorar la calidad genética del rodeo.

 


Algunos testimonios

La función del servicio es valorada por los investigadores, usuarios del mismo. En este sentido, Daniel Vilte - Instituto de Patobiología-, afirma que "es muy importante para el CICVyA contar con el Campo Experimental. Son múltiples las ventajas que su presencia posibilita, así como también, es significativa su ubicación cercana a los Institutos de investigación del complejo", y agrega que "permite el desarrollo de variados tipos de experiencias en grandes animales en condiciones adecuadas, ya que en general éstos se encuentran en buenas condiciones y su personal, atento y calificado, es de gran ayuda en los ensayos que aquí se llevan a cabo. Constituye claramente una fortaleza para el Centro. Nuestro grupo trabaja particularmente con bovinos y vacunas y la presencia de este espacio resultó y resulta de gran utilidad en nuestras investigaciones".

Por su parte, Federico Blanco –Instituto de Biotecnología-  explica que "nuestro grupo de investigación trabaja en tuberculosis bovina y como parte de nuestros ensayos de rutina requerimos muestras de sangre periférica de bovinos. El campo experimental dentro de las instalaciones de INTA Castelar nos permite tener rápido acceso a las muestras y cuenta con personal capacitado para obtener las mismas. Creo que es de vital importancia seguir mejorando y aportando presupuesto para dichas instalaciones con el objetivo de mantener un rodeo sano y controlado.

María Alejandra Colombatti - Instituto de Biotecnología-  manifiesta, "considero que el servicio del campo experimental es fundamental para continuar con nuestras líneas de investigación. La comodidad de contar con animales cerca del laboratorio agiliza las tareas de investigación ya que permite un rápido procesamiento de las muestras tomadas, se optimizan por tiempos que se requieren para llegar a los resultados y los recursos de los proyectos", y aclara, "en nuestro caso trabajamos en desarrollo de vacunas contra paratuberculosis bovina (PTB) que requiere de varios ensayos en bovinos y gracias al servicio del campo experimental pudimos realizar ensayos pre-clínicos y clínicos fase 1."

Finalmente, María Cruz Miraglia –Instituto de Virología, destaca "nuestro grupo realiza investigaciones en inmunidad contra el virus de la fiebre aftosa. Es por ello, que es fundamental para nosotros tener la posibilidad de poder trabajar con uno de los hospedadores naturales de esta enfermedad. El campo experimental del INTA, además de la proximidad, nos permite disponer de un plantel de animales con estado sanitario controlado, y muy especialmente, contar con la colaboración de personal especializado e idóneo en el manejo de los animales y la obtención de diversos tipos de muestras, siguiendo los estándares requeridos para el bienestar animal"

"El Campo experimental representa un Servicio estratégico no sólo para los grupos de trabajo del Centro involucrados en temáticas de salud y bienestar animal sino para el CNIA y para la Institución a través de la participación en proyectos y redes a nivel nacional así como por su contribución a la comunidad educativa a través de capacitaciones e iniciativas de difusión técnica", destaca Ruth Heinz, directora del CICVyA.

 Staff Campo Experimental (izq a der): Diego Franco, Verónica Maldonado May, Gastón Zabal y Roberto Callieri


FOTOGRAFIA: Matías Ottaviani