17 de Julio de 2017
Noticia

Capacitación técnica en EMAs Nimbus para extensionistas

El objetivo del curso fue capacitar a extensionistas de la EEA Pergamino, para que puedan realizar el mantenimiento completo de las estaciones y de esta manera asegurar el normal funcionamiento de la red.

Compartir
+A -A

En el taller, organizado en conjunto por el Instituto de Clima y Agua y el Proyecto Regional con Enfoque Territorial “Contribución al desarrollo competitivo, sustentable e inclusivo del territorio norte de la provincia de Buenos Aires”, a cargo de Milton Sabio, de la EEA Pergamino.

Durante la primer jornada se vieron aspectos generales y estado actual de la Red de Estaciones Meteorológicas Automáticas Nimbus, aplicación de datos meteorológicos en la Cuenca de Arrecifes, la importancia de la validación de la información meteorológica, el diseño básico y distintos modelos de EMAs Nimbus y mantenimiento preventivo y protocolo de trabajo (por Martín Padín). Las charlas fueron brindadas por los especialistas del ICyA Marcelo Belloni, Sofía Havrylenko, Roberto De Ruyver, Ariel Serritella y Martín Padín, respectivamente.

El día siguiente se desarrolló en el Laboratorio de Sensores del Instituto de Clima y Agua, con actividades guiadas por Padín, Serritella y Carlos Olivella. Se hizo una visita a campo al Observatorio, se mostró el funcionamiento y mantenimiento de las estaciones, su sistema de energía y comunicación y se hizo un montaje de kits de actualización.

Milton Sabio, señaló que el PRET coordina 7 agencias de Extensión y han retomado las unidades demostrativas que el INTA históricamente ha tenido en la región. “Nos da mayor alcance a los productores, para llegar con información en forma asociativa con empresas”. El coordinador dijo que los productores “nos demandan continuamente datos climáticos, por eso hoy convocamos acá a los extensionistas para capacitarlos en el manejo de las estaciones. También nos piden datos de cultivares, datos de híbridos, manejo de aplicaciones y fertilizaciones, entre otros”.

“Las estaciones NIMBUS transmiten el dato a un servidor, lo que nos permite es correr modelos de simulación”, explicó Sabio. Estos modelos proveen desde datos de inundaciones. Estos sirven por un lado para avisar a los municipios los datos de los modelos que íbamos corriendo, y a los productores, con datos de rendimientos probables en función de los años climáticos que van sucediendo”. De acuerdo con Sabio, “esos datos son fundamentales. Hoy en día no saldrían si no tenemos las estaciones online permanentemente y la capacitación de nuestros técnicos”.

Por otra parte, el coordinador del PRET indicó que en los últimos tiempos, se están dando lluvias muy concentradas lo que hace que quizás el pluviómetro de la estación falle y no podamos tener el dato exacto de lluvias. “Como los extensionistas que se capacitaron son lo que están más próximos a las estaciones meteorológicas, la idea es que puedan resolver rápidamente un problema que en el servidor salte”. Por último, destacó el trabajo en conjunto que hacen desde el PRET con el ICyA: “Estamos haciendo un estudio de la cuenca, a partir de los limnígrafos puestos y las estaciones meteorológicas. El trabajo en conjunto nos permite ver el tema de las inundaciones, la corrida de los modelos, tanto de lo productivo como del nivel de las cuencas”.

Dos de los extensionistas capacitados, Cecilia Contreras de la AER Arrecifes y Alejandro Signorelli, de la AER Vedia, coincidieron que las problemáticas principales de la zona para los productores, giran en torno a las inundaciones que son cada vez más frecuentes y con lluvias de alta intensidad.

“El mantenimiento de la estación meteorológica para nosotros es fundamental por la problemática que estamos atravesando con el tema de las inundaciones. Es primordial tener el dato de las estaciones en forma continua”, aseguró Contreras. En esta línea señaló que “muchas veces si dejan de tomar datos las estaciones, es a causa problemas menores o de mantenimiento, y hasta que llegaba un técnico de Pergamino o Castelar, implicaba tiempos muertos sin poder resolver de forma urgente el problema”. Por eso, “la capacitación nos facilita mucho la tarea para brindar apoyo técnico a los investigadores”.

Signorelli, por su parte, destacó que en algunas zonas han tenido más de 1200 mm, representando más del 120% de lo que llueve en todo el año y van tan sólo seis meses. “El conocimiento de cómo es la dinámica hídrica, de cuánto llueve, cómo escurre, es fundamental para comprender todas las tareas de planificación rural y darle herramientas a los productores para que tomen decisiones a la hora de hacer algún tipo de sistematización o decidir alguna siembra”, concluyó.

Referencias