20 de Abril de 2021
Noticia

Chaucha Okra: Producción agroecológica y posibles preparaciones culinarias

Entre la diversidad de cultivos hortícolas, aromáticas y medicinales que realizan producotres agroecológicos de Concepción del Uruguay, una de las productoras locales, Silvia Guiot, ha incorporado el cultivo de la chaucha turca u ocra. Esta especie que se adapta muy bien a las condiciones agroecológicas de esta región, presenta muy buenas propiedades para complementar la dieta equilibrada y saludable.

Compartir
+A -A

Generalidades   

La okra es una hortaliza muy apreciada en países de Medio Oriente, África, Caribe, India y Estados Unidos y países europeos donde existe una gran masa de inmigrantes de la cultura musulmana, africana e indostánica.

En Argentina se la denomina también gombo, ají turco, chaucha turca, quimbombó u ocra, mientras que los nombres comunes en inglés son: lady's finger, ladies´ fingers, okra, okro, gombo, gumbo, bindi y gobbo.

Propiedades nutraceúticas y usos

Las cápsulas se consumen inmaduras y pueden ser cocinadas de formas muy variadas (hervida, guisada, frita, deshidratada o asada). Además del valor nutricional del fruto, las diferentes partes de la planta son usadas extensivamente en la medicina tradicional alrededor del mundo por sus propiedades hipoglucémicas, antipiréticas, diuréticas y antiespasmódicas. El fruto de okra es una valiosa fuente de nutrientes. Posee fibra soluble que ayuda a bajar los niveles de colesterol, reduciendo el riesgo cardíaco. También posee fibra insoluble y mucílagos que ejercen una función balsámica y protectora de la mucosa digestiva, ayudando a mantener el tracto intestinal saludable y con menor riesgo de algunas enfermedades como cáncer, especialmente de colon. Tiene un importante contenido de proteínas, azúcares, vitaminas A, B1, B2 y Niacina, cuenta además con minerales como calcio, fósforo, magnesio, potasio, hierro y sodio, así como un bajo contenido de grasas y calorías.

Comparado con hortalizas tradicionales como la calabacita o papa resulta tener un contenido alimenticio superior. Las semillas maduras se aprovechan en países africanos para alimento de aves.

Tostadas y molidas se pueden utilizar como sustituto del café e incluso en mezcla con él. También se emplean en la preparación de una bebida equivalente a la cerveza.

De las semillas se puede obtener entre un 20 % y un 50 % de aceite, aunque no está considerada una especie oleícola por ser su extracción compleja, sin embrago se utiliza para fabricar productos como margarinas. El aceite de okra contiene un 46 % de ácido oleico, un 21 % de ácido palmítico, un 20 % de linoleico y un 5 % de esteárico.

De la corteza de los tallos se puede obtener una fibra textil que se emplea en diferentes usos, como la fabricación de sedales y redes de pesca, especialmente en países del centro África. En los Estados Unidos se han utilizado los tallos como materia prima para fabricación de papel. En Gabón, con trozos de tallo de okra y banana dulce se elabora una bebida con propiedades analgésicas.

Las hojas secas se pueden consumir tanto en sopas y caldos vegetales como en salsas verdes. Estas se recolectan y pueden desecarse en un lugar fresco y seco, siendo imprescindible que el local tenga una buena ventilación para impedir que la humedad promueva la aparición de hongos. Una vez deshidratadas, se trozan manualmente, pudiéndose conservar durante largos períodos en este estado en bolsas o frascos que aseguren la ausencia de aire.

                            

 

Recetas para su preparación

Bámies Laderés (receta griega). Una vez limpios los frutos de okra, se disponen enteros en un bol con sal, agua y una taza de vinagre. Pasada una hora se aclaran y escurren. Se rehoga ajo y cebolla hasta que esta quede transparente añadiendo los frutos, removiéndolos bien unos cinco minutos. Se añade tomate trozado, sal y pimienta, se cubren con agua y se cuece a fuego moderado durante una hora. Este plato se puede consumir tanto caliente como frío.

Quimbombó con solomillo de cerdo (receta cubana). Una vez limpias las okras, se cortan en rodajas de 1 cm y se sumergen en agua fría con limón durante 30 minutos para que suelten el mucílago. Se cuecen en agua limpia durante 30-40 minutos, se escurren y se reservan. En un poco de aceite se dora la cebolla y el ajo, se añade tomate frito, un poco de vinagre y un vaso de vino blanco. Se une a esta salsa el quimbombó y se aliña con sal y pimienta. Aparte, freír el solomillo cortado en trocitos y sazonado e incorporarlo a la verdura. Servir caliente.

Okra en Deyeka (receta árabe). Lavar la okra, secar, freír en aceite y dejar escurrir. Rallar cebolla y dorarla en el mismo aceite. Incorporar la carne picada, removiendo hasta que esté dorada. Añadir salsa de tomate y dejar cocinar hasta que evapore toda el agua. En un molde alternar capas de carne y okra. Cubrir con rodajas de tomate. Introducir el pastel en un horno caliente y gratinar 15 minutos antes de servir.

Okras salteadas con carne. Lavar las okras, trozarlas en rodajas de1 cm y dejarlas una media hora en agua fría con vinagre para que suelten el mucílago. Aclarar con agua y escurrir. Poner en una sartén o cazuela un poco de aceite y sofreír unos dientes de ajo cortados en láminas. Cuando estén dorados a ñadir unas tiras de panceta magra cortada en tiritas o cualquier otra carne tierna en trocitos pequeños (pueden aprovecharse las sobras en este plato). Una vez dorada, incorporar las okras y sofreír hasta que estén tiernas.

Okras asadas al horno. Escoger para esta receta los frutos más pequeños y tiernos, lavarlos y escurrirlos Disponerlos sobre la bandeja del horno, sazonar al gusto y añadir un chorrito de aceite de oliva, y opcionalmente unos dientes de ajo picados. Hornear a temperatura media hasta que estén tiernos (unos 30 minutos).

Conservas. Se pueden realizar diferentes tipos de conservas con los frutos de la oka: al natural, escaldados en agua hirviendo y posteriormente en frascos herméticos esterilizados al "baño matía"; en salmuera, manteniéndolos en una solución con alta concentración de sal; encurtidos, en la clásica forma a Los frutos, una vez cortados, liberan un mucílago apreciado para diferentes usos. Ensalada de okra. de vinagre y agua, con o sin aderezo de especies aromáticas. Estas conservas pueden ser consumidas como aperitivos y en ensalada o platos fríos.

 

Congelación Este producto también permite la congelación. La técnica es la misma que para el resto de vegetales: escoger frutos sanos y frescos, que se deben escaldar en agua hirviendo durante tres minutos y enfriar a continuación rápidamente con agua fría. Una vez escurridos, se envasan en bolsas herméticas y se introducen en la cámara de congelación

 

(*) Las imágenes corresponden a la señora Silvia Guiot Productora agroecológica de C del Uruguay – AER INTA - Uruguay, Entre Ríos, Argentina – Pro Huerta.


Referencias

Localización geográfica:
    • Argentina
    • Entre Ríos
    • Concepción del Uruguay
Personas mencionadas: Silvia Guiot