16 de Enero de 2020
Noticia

Chinche del tomate: algunos consejos para su detección y manejo

Técnicos de la Agencia de Extensión Rural de INTA Villa Mercedes plantean recomendaciones ante la presencia de la chinche del tomate, un insecto de la clase hemíptera, de la Familia Coreidae, cuyo nombre científico es Phthiacnemia picta y causa grandes deterioros en la fase final del cultivo.

Chinche del tomate
Compartir
+A -A

Es considerada una plaga clave en éste tipo de cultivos debido a los daños que produce en hojas y frutos y sus características biológicas contemplan una metamorfosis incompleta (huevo, ninfa y adulto). Su formato es similar al de un barril y su color es cremoso inicialmente cambiando al anaranjado cuando están por eclosionar.

Características del insecto e importancia en los daños

Su comportamiento se desataca por la colocación de huevos en las hojas. Luego continúan cinco estadios de ninfa, que se diferencian por su color y tamaño (de 1 mm a 12 mm). Las ninfas del primer estadio son de color rojizo y se encuentran en grupos adquiriendo mayor movilidad y cambiando de color al rojizo amarronado. Su alimentación comienza en el segundo estadio.

Los adultos llegan a medir 15 mm de largo y las hembras son de mayor tamaño. Su ciclo de vida es de 60 a 70 días y posee 4 generaciones anuales según las condiciones ambientales.   

La chinche del tomate en estado ninfal es de color negro con pintas naranjas, pasa el invierno en la hojarasca o corteza de los árboles y lugares oscuros, protegida de las bajas temperaturas, aparece en los meses de noviembre y diciembre.

Estos insectos producen daños en cultivos de tomates durante su fase de fructificación y cuando el fruto cambia de color, aunque también se puede presentar en hojas.

En los frutos que se encuentran madurando y con cambio en su coloración, estos insectos atacan picando la epidermis e inyectando a través de su saliva una sustancia tóxica que produce deformación y detenimiento del crecimiento producto de las heridas producidas por el ingreso de varios inóculos que generan importantes enfermedades. 

Algunos consejos en el manejo del insecto

La aparición de esta plaga se da en aquellas huertas con excesiva humedad ambiente y cerrada, también por abundante vegetación; por lo tanto recomiendan desarrollar las siguientes acciones:

-Limpiar de malezas invasoras a la huerta,

-Mejorar la aireación

-Atar las plantas de tomate al tutor, elevarlas para que estén expuestas al sol,

-Sacar hojas amarillas y chupones de crecimiento desproporcionado del cultivo,

-Realizar una cosecha anticipada de algunas especies de hoja de la huerta y también la práctica de podas programadas a los tomates,

-Control manual de las chinches efectuando un sacudido de las plantas y atrapándola en un recipiente con agua jabonosa y se las ahoga.

Practicar como medida de control directo la pulverización semanalmente con un macerado de ajo o agua jabonosa.

¿Cómo obtener las soluciones acuosas?

Para lograr la solución se debe disolver jabón blanco común de pan en una proporción de 50 grs. por cada litro de agua y aplicar está solución sobre el follaje de los tomates con un rociado abundante.

Para el control del insecto se puede aplicar 4 dientes de ajo macerados, embebidos dentro de 500 cm3 de agua fría y 500 cm3 de alcohol fino, llevar a heladera 4 días, luego diluir en 4 lts de agua corriente y regar en forma abundante.

También es posible aplicar tierra de diatomeas, este producto ecológico realizado a base de algas fosilizadas produce un deshidratado de la morfología del insecto, provocando una parálisis del insecto y posterior muerte. 

Ante cualquier situación en su Huerta no dude en consultar al siguiente e-mail: scazzariello.sergio@inta.gob..ar

Referencias

Localización geográfica:
    • Argentina
    • San Luis
    • Villa Mercedes
Personas mencionadas: