14 de Julio de 2020
Noticia

Concluyó la Diplomatura Universitaria en Producción Hortícola y Florícola de la UNLP

Con participación del Centro de Atención Jurídica Gratuita para la Agricultura Familiar concluyo la 1era Edición de la Diplomatura Universitaria.

Compartir
+A -A

La Diplomatura Universitaria en Producción Hortícola y Florícola (DUPHyF) se creó en el año 2018 desde la Facultad de Ciencias Agrarias y Forestales de la UNLP como un espacio de capacitación integral dirigido a productorxs y trabajadorxs del sector hortícola y florícola. Fue aprobada por el Consejo Superior en el mes de mayo del año 2019 (Disposición N° 148 del 22/5/19 del Consejo Superior de la UNLP).

Cuenta con un mínimo de 200 horas de cursada y apunta a aquellas personas que no pudieron completar el nivel secundario. De esta manera la Universidad amplía el universo de potenciales destinatarios, ampliando el alcance de su influencia para facilitar el acceso a nuevos sujetos.

La coordinación general está a cargo de la Secretaria de extensión de la FCAyF, la Ingeniera Agrónoma Guillermina Ferraris y del docente y extensionista de dicha unidad académica, José Garat.

La Diplomatura busca generar un espacio de formación, procurando contribuir a la formación integral de productores y trabajadores del Cinturón Hortícola Platense con criterios teóricos, técnicos y éticos de análisis e intervención en el marco de un enfoque sustentable y propone, a través de diversos contenidos, que los estudiantes, productorxs y trabajadorxs hortícolas y florícolas, pongan en relación su experiencia y conocimientos con el saber universitario, “partiendo de sus conocimientos y buscando interpelar el sentido que sobre la producción se ha construido a lo largo de los últimos tiempos, para optimizar el sistema y mejorar las condiciones de vida y de producción de los agentes dedicados a la misma”, según se establecen en los fundamentos de la Carrera.

Garat afirma que ésta Diplomatura “surge como posibilidad de acercamiento de conceptos básicos y aplicados de la producción hortiflorícola, a productores del periurbano productivo del AMBA Sur”. El plan de estudios propuesto “se puso en discusión con productores organizados, recibiendo aportes tanto de contenidos como de aspectos metodológicos” concluye Garat.

Tiene una estructura de contenidos que va de la complejidad general del sistema de producción hasta las particularidades de cada cultivo, concluyendo en aspectos contextuales que inciden en la producción y en la forma de vida de los productores como lo es la comercialización, la organización, el acceso a la tierra y el trabajo agrario, entre otros temas.

Una de las actividades desarrolladas este año estuvo a cargo del centro de Atención Jurídica Gratuita para la Agricultura Familiar, que por razón de la Pandemia en curso no se pudo hacer de manera presencial, realizándose mediante la aplicación de mensajería watshapp.

En este sentido los productores destacaron la importancia de poder concluir el ciclo lectivo y la metodología implementada, dado que es una herramienta de uso habitual para los productores, por lo que les resulto muy accesible y de fácil participación en la construcción colectiva del conocimiento.

El desarrollo de la clase en los dos encuentros de 3 hs. a cargo del Centro Jurídico consistió en compartir una imagen disparadora de la temática del encuentro, luego se grababa un breve audio explicativo y ahí comenzaba el intercambio entre los participantes.

Se abordaron específicamente lo referente a contratos agrarios en la región, cuestiones de trabajo agrario, monotributo social, ingresos brutos, obra social, sistema jubilatorio, asociativismo, entre otras.

Desde el Centro Jurídico, un espacio de articulación entre la Facultad de Ciencias Jurídicas y Sociales, la Facultad de Ciencias Agrarias y Forestales Junto al IPAF Pampeano y la Estación Experimental Bordenave del INTA, destacaron “el valor de estos encuentros para fortalecer el conocimiento de los derechos y su ejercicio, y generar marcos propicios para construir normativas acordes al sector de la agricultura familiar”.

Con la diplomatura tenemos la complejidad de proponer una oferta de formación a personas que no solo ya están formadas en el tema, sino que son especialistas, asegura Guillermina Ferraris, corresponsable de la coordinación general de la carrera, y continúa: “Nosotrxs no le vamos a enseñar a los productores y productoras a producir porque eso es lo que hacen cotidianamente”. Por último, cuenta cuál es el principal desafío: “proponerles problematizar esa producción, mirarla con otros ojos, comprender los diferentes procesos productivos y en el mejor de los casos brindar y encontrar herramientas que permitan mejorar las condiciones de vida y de producción.”

En el cierre del ciclo lectivo, los productores destacaron la importancia de este proceso educativo, la riqueza del intercambio con sus pares y los docentes, y agradecieron a la Universidad por esta apertura tan necesaria para ellos.

 

Referencias

Localización geográfica:
Personas mencionadas: