10 de Diciembre de 2013
Noticia

Conexiones de valor

Para saltar de los commodities a los specialities hay que asociarse, fue una de las propuestas realizadas a principios de diciembre en el INTA San Pedro en el marco de una jornada de comercialización de cultivos alternativos.

Compartir
+A -A

En un salón que reunía productores actuales o potenciales de cultivos alternativos de invierno, cooperativistas, exportadores, asesores, agentes de organismos públicos, venidos de las provincias de Santa Fe, Entre Ríos, Córdoba, San Juan, además desde distintos lugares de la provincia de Buenos Aires, se concretó un espacio que buscó poner sobre la mesa información entorno a los mercados posibles para estos cultivos que se presentan como alternativos a los cereales de invierno, como la mostaza y el coriandro que INTA San Pedro promueve desde hace casi 10 años. Justamente esto es lo que motivó la realización de la jornada a Ignacio Paunero, quien cotidianamente recibe consultas de quienes incursionan en estos cultivos entorno a las posibilidades de comercialización. “Que el INTA sirva de medio, de plataforma”, fue uno de los objetivos, sumado a la iniciativa que FECOFE, Federación de Cooperativas Federadas, buscaron “que el productor no vaya solo a hacer su compra y venta, que trate de organizarse en cooperativas, que salga al mercado unidos con otros como él”, según Paunero.

La reunión contó con tres momentos centrales. Por una lado, la exposición de Carlos Seggiaro, economista cuya perspectiva es convergente con la acción cooperativa y el agregado de valor, que viaja por el mundo conociendo alternativas de mercado y acercándola a los productores. Luego estuvieron Juan José Glaría, de INTA San Nicolás, y Walter Berdini, asesor privado, compartiendo un trabajo de margen bruto sobre cultivos como la colza, arveja y garbanzo, así como las particularidades y experiencias sobre estos cultivos. Finalmente Osvaldo Arizio, flamante rector de la Universidad Nacional de Luján, pero en su función de investigador y docente en economía de las aromáticas, realizó un panorama mundial de las especias en relación a nuestro país que abrió aún más las expectativas sobre su cultivo.

En el inicio también estuvo Juan Manuel Rossi, en representación de FECOFE, quien explicó su motivación para acompañar esta iniciativa, desde una organización cuyo principio básico es el valor agregado en origen “siempre y cuando la comercialización la manejemos nosotros”. Y agregó “sin el INTA y sin el apoyo de lo que significa el INTA para nosotros,  esto significa cuesta arriba”. También dijo en otro momento “los comodities, son para las grandes empresas y los grandes productores, vamos camino a eso aunque no quita que los pequeños productores también los hagamos, pero creemos que los specialities están hechos a nuestra medida y a eso tenemos que apuntar”.

La información como clave

Fue una de las ideas en las que más insistió Seggiaro, siendo consecuente con una presentación llena de gráficos y relatos en torno a las posibilidades en el mercado internacional. “Hay que tener capacidad y versatilidad. Hay que tener información y contacto sobre los canales”, pero también “hay que asociarse”, fue un llamamiento constante como modalidad para salir de los commodities.

Casi una hora de exposición permitió a Seggiaro un intenso recorrido por indicadores y tendencias que dibujaron un panorama macroeconómico de esos cultivos y así una primera conclusión fue “lo que nos muestra la realidad histórica son ciclos, que generan picos cada vez que hay cambios tecnológicos”, pero después entran en una meseta.

Por otro lado, propuso buscar otros caminos que no fuera sembrar más soja. “Nuestro argumento es que los altos precios eran transitorios”. Y para ello proponen que a la hora de operar sobre un speciality, se tenga una visión de lo que está pasando en el mercado mundial, y también se cuente con una batería de productos, y un núcleo inteligente comercial que vaya planteando el trabajo cada año, para adaptarse.  “Una batería de productos es importante, porque tenemos que tener una lectura de lo que está pasando en los mercados mundiales y si hay una sobre producción, no podemos depender de un único producto”.

En otro orden, Seggiaro expresó su idea sobre cómo se va a orientar el mercado en los próximos años. Para ello, relató su reciente experiencia participando en Anuga, exposición más importante del mundo en operadores de alimentos, que se realiza en Alemania y que se alterna con la SIAL de París. Allí  explicó que hicieron 100 contactos comerciales, y de ellos, 80 eran de África, Asia y resto de Latinoamérica. Así mostró que a pesar que tenemos una historia cultural vinculada a Europa, esta viene decreciendo. A comienzos de la década del 90 el comercio con el viejo continente representaba apenas el 29% , cifra que actualmente se encuentra en el 17% y que según él se proyecta en menos del 10% hacia 2030.  Algo similar relata con Estados Unidos y encuentra en la UNASUR y el sudeste asiático como los principales consumidores de nuestro país.

Aromáticas siempre en subida

La presentación de Glaría expuso una gran cantidad de posibilidades en torno a los márgenes brutos de cultivos como la colza, el garbanzo y la arveja. Escenarios lluviosos, secos, buenos y malos precios, pero en torno a un ejercicio que permite hacer proyecciones para saber cómo posicionarse frente a un cultivo antes de su implantación. El aporte de Berdini fue el contrapunto con esta presentación, describiendo algunos aspectos del manejo que pueden incidir en los cultivos, y cuya experiencia es invalorable para evitar caer en algunos problemas que ya tuvieron otros.

Luego llegó el turno de Arizio, quien hizo un recorrido histórico de los cultivos desde fines de la década del 70 a hoy, partiendo que pensar en mostaza o coriandro es pensar en cultivos que pueden “integrarse fácilmente a las rotaciones agrícolas de los productores diversificados de la pampa húmeda”.  El especialista describió la expansión de la demanda mundial y el crecimiento de las perspectivas que ofrece el mercado.

Según él, esta tendencia se atribuye, entre otras,  al incremento del consumo de comidas preparadas, las nuevas tecnologías de envasado, cocción y conservación, las preferencias por la vida sana, en especial menor consumo de sal y el auge de las comidas étnicas. Además, mostro como el análisis se simplifica en aromáticas, porque el 55% de la demanda se encuentra en 10 países, y el 75% en 20. “Sabiendo en lo que pasa en unos pocos países, se dispone de gran información”, dijo. Las cifras fueron permanentes, pero su idea persistente en el sentido de seguir explorando los cultivos de aromáticas como una fundamentalmente destinada a la exportación.

Sobre el final los presentes plantearon algunas  inquietudes y muchos manifestaron su interés por profundizar los contactos, algo que después de esta jornada seguramente se intensificará, ya que además quienes estuvieron presentes se llevaron el listado de participantes y sus características para seguir multiplicando las conexiones y así agregar valor a sus producciones.

Galería de fotos

Las presentaciones en video en nuestro canal de Youtube

Referencias

Localización geográfica:
    • Argentina
    • Buenos Aires
    • San Pedro
Personas mencionadas: Ignacio Eugenio PAUNERO, Nora FRANCESCANGELI, Oscar Juan Jose GLARIA Carlos Seggiaro, Osvaldo Arizio, Walter Berdini