21 de Junio de 2019
Noticia

Conservación de alimentos con productos de una huerta demostrativa interinstitucional

Se realizó en Laprida un taller de conservas de alimentos para el que se utilizaron productos de la huerta demostrativa, que llevan adelante alumnos de la Escuela Especial 501 “Carolina Tobar García” en el predio de la Biblioteca Popular Laprida.

Compartir
+A -A

Se trató de una actividad abierta a la comunidad, que contó con la participación de 37 personas. “Los chicos realizaron una muy buena cosecha de diversos productos, pero fue especialmente abundante en el caso de tomates y éstos fueron utilizados para elaborar mermelada de dicho fruto y salsa kétchup”, explicó la Ing. Agr. Verónica Iriarte, técnica de ProHuerta (MSyDS-INTA) de La Madrid, quien coordinó la actividad.

En el taller se compartieron saberes que hacen a que la elaboración de conservas a nivel casero resulte compatible con la inocuidad a fin de evitar las enfermedades transmisibles por los alimentos. Para ello, Iriarte explicó que es preciso tener en cuenta el nivel de PH de cada especie, como así también realizar cuidadosamente su manipulación durante el proceso de elaboración. También se habló sobre la esterilización y las formas de envasado.

Diseño de huerta circular

La huerta demostrativa de la Biblioteca Popular Laprida, es un proyecto que se comenzó antes con la Escuela Agraria y al que se sumaron los alumnos de la  Escuela Especial junto a su docente Marita Baliño en 2018. Cuenta con el respaldo de la agencia de extensión rural de Laprida, cuyo jefe es el Ing. Agr. Kevin Leaden y con la asistencia técnica de Iriarte y de la promotora voluntaria del ProHuerta, María Irene Souto.

En este espacio, desde el principio se aplicó un diseño circular. “Se pensó así, para que resulte un lugar agradable a la vista para quienes concurren a la biblioteca y disfrutan entonces en los momentos de lectura”, manifestó la técnica de ProHuerta.

 En el centro ubicaron las plantas aromáticas y alrededor, desplegaron pequeños tablones con formas de cuartos de círculo, donde localizan los cultivos de las distintas especies de acuerdo a la estación.

Saberes compartidos

En relación al taller de conservas, Leaden e Iriarte, valoraron “el espacio de intercambio que se genera respecto a las maneras que tiene la gente de realizar las conservas, intercambiando recetas, sacando dudas y dándole importancia a los conceptos teóricos que avalan la forma que desde el programa ProHuerta se invita a hacer preparaciones”.

Por  otra parte, el objetivo de estas capacitaciones, es aprovechar al máximo la producción hortícola. La idea es que en los momentos estacionales donde hay excedentes de alguna especie, puedan ser conservados para tenerlos disponibles en cualquier momento del año.

Así fue que, en el taller, se hizo la mermelada de tomate, pero, además, los alumnos de la Escuela Especial llevaron para compartir con el mate, torta de zapallo, elaborada con el producto de la cosecha de la huerta demostrativa.

Finalmente, Leaden, se mostró satisfecho, porque a través del Programa ProHuerta,  este fue el tercer taller en el año desarrollado en Laprida. Ya se había llevado a cabo uno en febrero en la Biblioteca Popular, lugar donde funciona la huerta demostrativa y el segundo fue en la Escuela Primaria N° 22 del paraje Santa Elena, donde se abordó también la temática de reproducción de plantas sobre todo aromáticas.

De este modo, se visualiza una interesante integración en la estrategia de abordaje territorial en el plano de la extensión de la Agencia INTA Laprida, a fin de dar respuesta a todas las demandas de la comunidad.

Referencias

Localización geográfica:
    • Argentina
    • Buenos Aires
Personas mencionadas: Veronica Silvina IRIARTE, Kevin Alejandro LEADEN Marita BALIÑO, María Irene SOUTO