01 de Febrero de 2019
Noticia

De boca en boca la naturaleza nos convoca

Bajo ese lema, se celebró en el Jardín Botánico Arturo E. Ragonese el Día Mundial de la Educación Ambiental. Los relatos, mitos y leyendas de nuestros pueblos originarios fueron el hilo conductor seleccionado como herramienta educativa, para una propuesta que incluyó actividades con niños y adultos, visitas guiadas, narraciones, juegos, actividades manuales y disertaciones.

Compartir
+A -A

El Instituto de Recursos Biológicos (IRB) del Centro de Investigación de Recursos Naturales (CIRN) del INTA, se unió a la celebración del Día Mundial de la Educación Ambiental -26 de enero-, una efeméride que invita a crear conciencia en las personas en cuanto a la necesidad de participación por conservar y proteger nuestro ambiente natural. 

Esta fecha tuvo su origen a partir de la Declaración de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Medio Ambiente celebrada en Estocolmo, Suecia, en junio de 1972, en la cual se debatió la importancia de cuidar el medio ambiente.

La directora del IRB, Silvina Lewis, afirmó: “Es el primer año que lo celebramos, porque ya como Instituto hace años que venimos realizando diferentes actividades relacionadas con la educación ambiental”. Para conmemorar este día, el instituto convocó a todos los socios con quienes comparte acciones de Educación Ambiental en el territorio, como una manera de poner de relieve la importancia del trabajo y el aprendizaje en Red, de poner de manifiesto una acción mancomunada entre los docentes, investigadores, técnicos, funcionarios públicos y representantes de ONG´s que construyen la educación ambiental desde sus ámbitos de incumbencia.

El instituto también se adhirió al Año Internacional de las Lenguas Indígenas, con la intención de rescatar valores y tradiciones orales de los pueblos originarios de Argentina en especial el pueblo Q´om, en relación a su vínculo con la Naturaleza, rescatando su particular cosmovisión. La participación del cacique Q´om Daviaxaiqui enriqueció la jornada, compartiendo en cada ejemplar de la flora chaqueña los usos y costumbres de los tobas en relación al uso sustentable de sus frutos. El relato, las canciones de cuna en Q´om y los saberes compartidos tornaron a esta celebración en una experiencia llena de emociones.

Se eligieron las leyendas y mitos de los pueblos originarios como recurso educativo para la planificación de distintas actividades de educación ambiental. Las leyendas permitieron acercar a niños y adultos distintas miradas sobre el vínculo de las personas con la naturaleza.

En ese sentido, Laura Medero, organizadora de la jornada, explicó el lema de la celebración “De boca en boca la naturaleza nos convoca”: “De esta manera queríamos rescatar estos saberes que se han transmitido oralmente en los pueblos originarios, y cómo pueden llegar hasta nosotros. Cómo podemos reflexionar sobre esa cosmovisión, esa manera de relacionarse los pueblos originarios con la naturaleza”. 

En tres jornadas con distintas propuestas, que incluyeron visitas guiadas, narraciones, juegos, actividades manuales y disertaciones se propuso a niños y adultos revalorizar los relatos y leyendas de los pueblos originarios en relación a nuestra flora y fauna nativas, reflexionar sobre la cosmovisión de los pueblos originarios y la cosmovisión postmoderna, contribuir con nuevos recursos a las actividades de educación ambiental y acercarse a la naturaleza, conocerla, explorarla y valorar la importancia de su conservación.

Al finalizar, Liliana Rodriguez del Jardín Botánico, expuso algunas ideas sobre la utilización de mitos y leyendas como experiencia educativa. 

Ver galería de fotos

Referencias

Localización geográfica: