22 de Noviembre de 2019
Noticia

Descubren cómo controlar mejor el virus de la mancha anular de la papaya

Se trata de una investigación desarrollada en cuatro países de América Latina. En Argentina, el trabajo contó con la participación de científicos del Centro de Investigaciones Agropecuarias (CIAP) del INTA en Córdoba. Los investigadores buscaron conocer mejor uno de los principales virus que afectan a la papaya y así contribuir al mejoramiento de las condiciones de producción y de sanidad de los cultivares que se encuentran principalmente en el norte argentino. El trabajo obtuvo el Premio Nacional de la Academia de Ciencias de Cuba.

El trabajo científico del que participó el CIAP significó un hito en la producción nacional de papaya: se desarrolló el primer reporte del PRSV infectando papaya para el país, especificando detalladamente los patrones de dispersión de la enfermedad.
Compartir
+A -A

La papaya es una planta originaria de América Central y la costa occidental de América del Sur. Es una especie que se cultiva en zonas tropicales y subtropicales, que pertenece a la familia Caricaceae, género Carica. Es la especie de mayor importancia de la familia y única entidad taxonómica de este género.

Según estimados publicados en el INTA, en el país se cultivan aproximadamente 430 hectáreas de papaya. Casi el 80% del consumo interno provienen de plantaciones de las provincias de  Misiones, Salta y Jujuy, los principales productores nacionales.

El virus de la mancha anular - Papaya ringspot virus (PRSV) - provoca una de las enfermedades más destructivas tanto en papaya (Carica papaya L.) como en cucurbitáceas a nivel mundial. Genera pérdidas de hasta el 100% de la producción. En Cuba, el PRSV se detectó por primera vez en 1946, sin embargo, los estudios sobre esta enfermedad solo habían sido abordados preliminarmente y no se contaba con el conocimiento científico tecnológico suficiente para lograr reducir los riesgos o impacto de la enfermedad. 

Una investigación conducida por la Facultad de Ciencias Agropecuarias de la Universidad Central “Marta Abreu” de Las Villas (UCLV) de Cuba, con la colaboración de instituciones de México, Brasil y Argentina, se propuso caracterizar y conocer mejor a este virus, indagando específicamente sobre aspectos de epidemiología y manejo de enfermedades.

Desde la Argentina la investigación contó con la participación de Fabián Giolitti, investigador del Instituto de Patología Vegetal (IPAVE), perteneciente al CIAP del INTA. “Abordamos las cuestiones epidemiológicas necesarias, afectaciones, vectores, selección de cultivares, siempre orientado al manejo y para brindar respuesta al sector productivo“, afirmó Dariel Cabrera Mederos, quien fue uno de los líderes dentro del trabajo de investigación internacional.

Además del INTA, participaron de este estudio internacional el Instituto de Investigaciones en Fruticultura Tropical (IIFT), la Universidad de Cienfuegos, la Universidad Federal de Lavras, la Universidad de Ciego de Ávila, el Instituto de Investigaciones de Viandas Tropicales (INIVIT) y el Laboratorio Provincial de Sanidad Vegetal de Villa Clara. Colaboraron además: el Instituto de Biotecnología y Ecolgía Aplicada de la Universidad Veracruzana (México), la Escuela Superior de Agricultura Luiz de Queiroz de la Universidad de Sao Paulo (Brasil), el Laboratorio de Fitodiagnóstico (FITOLAB) de México y la Universidad Federal de Lavras (Brasil). 

Por su importancia para la producción regional y mundial, el trabajo obtuvo el Premio Nacional de la Academia de Ciencias de Cuba. Fue seleccionado además como resultado de Mayor impacto Científico en las Ciencias Agrícolas, distinción otorgada el 24 de mayo de 2019 por el Ministro de Educación Superior Dr. C. José Ramón Saborido Loidi. Investigadores de la UCLV y el Instituto de Investigaciones en Fruticultura Tropical (IIFT) trabajaron desde 2005 para ofrecer los conocimientos científicos necesarios que aportaron directamente al manejo del cultivo, en colaboración con equipos internacionales de investigadores de Brasil, México y Argentina. 

El estudio contó con la financiación del Ministerio de Educación Superior de Cuba, Ministerio de la Agricultura, y el apoyo crucial de AGROFAR, así como de instituciones internacionales (International Foundation for Science, Food Security Center, University of Hohenheim). 

 

Principales resultados

En el 2008 se condujeron estudios para responder a la problemática generada por esta enfermedad en la mayoría de las regiones de producción en Cuba. Se realizaron estudios epidemiológicos y de cultivares promisorios, así como la evaluación de tácticas para la implementación de estrategias eficientes de manejo de la enfermedad en papaya var. Maradol roja, variedad obtenida en Cuba, una de las más cultivadas en toda la región.

Las prospecciones realizadas en plantaciones de papaya durante cinco años permitieron determinar variables epidemiológicas. Los estudios de filodinamia realizados con secuencias de aislados del continente americano e islas del Caribe permitieron obtener patrones de importancia epidemiológica, localizaciones ancestrales, crecimiento poblacional y tasas de dispersión, datos que poseen aplicación inmediata al manejo de la enfermedad en la región. Se realizaron prospecciones en cucurbitáceas, donde se logró identificar por primera vez en Cuba el PRSV-W en plantas de Cucurbita pepo L., Momordica charantia L. y Luffa aegyptiaca Mill

Considerando los efectos negativos que pueden causar el uso de insecticidas químicos, y la importancia de sistemas armónicos, se propuso una estrategia de manejo para sustituir el uso de estos en el control de los vectores. Para ello se monitoreó la dinámica de potenciales vectores que inciden en las plantaciones durante el período crítico de su desarrollo, así como la capacidad de transmisión de algunas especies. Como tácticas de manejo se determinó el efecto de la posición cardinal, colindancia y dirección predominante de los vientos en la llegada de insectos y el uso de malla antiáfidos y cultivos barrera como estrategias plausibles de manejo de la enfermedad.

Se elaboraron y validaron escalas para evaluar la severidad de la enfermedad en condiciones de invernadero y en campo, resultados que aportaron a la posterior selección de cultivares promisorios de origen nacional e introducidos (Maradol roja y del grupo solo). Otras alternativas que se presentaron fueron el uso de inhibidores y activadores fisiológicos para aumentar los rendimientos del cultivo. Los conocimientos obtenidos en la presente propuesta aportaron al manejo de la enfermedad en la región, donde se articularon resultados conjuntos entre los principales productores de papaya en América: Brasil, México y Cuba (estudios biológicos, moleculares y uso de inhibidores, implementación y validación de resultados en el sector productivo). En Argentina, aunque no se ubica entre los principales países productores, se contribuyó con el primer reporte del PRSV infectando papaya y conocimientos sobre los patrones de dispersión de la enfermedad.

 

Impacto y novedad científico técnica de los resultados

Los resultados de estos estudios epidemiológicos, genéticos, agronómicos y de manejo en campo aportaron al manejo del PRSV, tanto en Cuba como en países de la región. Estos resultados que articularon investigaciones básicas y aplicadas, contaron con logros del Ministerio de agricultura de Cuba y fueron validados e implementados dentro de las estrategias de manejo del cultivo en el país.

El impacto económico generado por los años de trabajo articulado con instituciones científico productivas contribuyó a promover la investigación en aplicaciones de innovaciones, desarrollos tecnológicos y transferencia al sector productivo, así como la formación de recursos humanos especializados. 

Para más información:

Dariel Cabrera Mederos: cabrera.dariel@inta.gob.ar

Referencias

Localización geográfica:
    • Argentina
    • Córdoba
Personas mencionadas: Dariel CABRERA MEDEROS