08 de Junio de 2012
Noticia

Disturbios, diversidad y estabilidad del pastizal sanluiseño

Los ecosistemas de zonas áridas son especialmente susceptibles a los disturbios ambientales, ya sean naturales o causados por el hombre. Estos inconvenientes pueden desencadenar procesos erosivos que terminan provocando o favoreciendo la desertificación.

Compartir
+A -A

Profesionales del INTA San Luis vienen investigado estos disturbios a los que regularmente se someten los pastizales de la región. Los resultados de los primeros cuatro años de estudio han sido publicado recientemente en el libro “Disturbios, diversidad y estabilidad en el pastizal”, editado por la Editorial Académica Española.

Los pastizales semiáridos de las provincias de San Luis y La Pampa exhiben una extrema importancia, no sólo económica-productiva, al soportar gran parte del stock bovino actual, sino también social y ecológica, ya que representan los últimos relictos de un tipo de ecosistema único y en extinción: la región occidental de los grandes pastizales del Rio De La Plata (Fig. 1).

Durante la última década, la gran expansión de las fronteras agrícolas y ganaderas, y la intensificación del uso de la tierra, ha conducido a disturbios asociados al sobrepastoreo, el fuego, y la labranza agrícola con posterior abandono como consecuencia de la gran variabilidad climática, característica de regiones áridas-semiáridas (Fig.2).

Estos disturbios, según su intensidad y frecuencia, pueden desencadenar importantes procesos erosivos que conducen a la desertificación, especialmente en estos ecosistemas intrínsecamente frágiles por su aridez, y suelos de baja fertilidad y textura arenosa.

Por este motivo, el quipo de trabajo de pastizales naturales del INTA EEA San Luis evaluó durante cuatro años, el efecto de estos disturbios en forma individual y combinada, sobre la diversidad y la estabilidad productiva, en un ensayo localizado en el sur de la Provincia, en la Estancia El Tala, propiedad del Señor Miguel Nelson (Fig. 3). El equipo de trabajo estuvo conformado por el Mg. Daniel Arroyo, el PhD. Diego Steinaker, el Dr. Manuel Demaría, el Ing. Juan Pablo Martini y el Ing. Martín Chicahuala de la EEA San Luis (Villa Mercedes), el Ing. Carlos Magallanes de la Unidad de Extensión y Desarrollo Territorial (UEyDT) Unión, la Dra. Ruth Rauber de Conicet y el Ing. Alberto Panza.

Se evaluó la densidad y cobertura de especies y grupos funcionales (grupos de especies perennes y anuales, pastos C3, pastos C4, latifoliadas, especies palatables y no palatables para el ganado bovino) como información de base para la obtención de los índices de diversidad. Además, se examinaron los cambios y el re-establecimiento post-disturbio en la cobertura de especies y grupos funcionales, analizando la velocidad de respuesta frente a estos disturbios.

La labranza con arado fue claramente el disturbio que más disminuyó la diversidad de especies, especialmente de pastos perennes. El efecto del fuego sobre la comunidad vegetal fue de corto plazo, y luego de una estación de crecimiento las especies recuperaron su cobertura.

El pastoreo, combinado con la quema, disminuyó significativamente la cobertura de  pastos de mayor palatabilidad y calidad forrajera. Estos efectos se relacionaron con el aumento y disminución de determinados grupos de especies: gran mortalidad de pastos perennes estivales y aumento de especies anuales después del arado; rápida recuperación de pastos perennes invernales y estivales después de la quema; y significativa reducción de especies de buena calidad forrajera después de tres ciclos de sobre-pastoreo.

Los resultados de este trabajo deberían ser considerados al momento de planificar estrategias de manejo sostenibles en estos pastizales, con el fin de disminuir los riegos de erosión y aumentar la estabilidad productiva del ecosistema. Es fundamental adecuar las prácticas de manejo considerando las características de las especies pastizal, y los efectos de los disturbios sobre estas, con el objetivo de respaldar un manejo que compatibilice las necesidades de los productores (interés privado), con las necesidades de preservación de las funciones ecosistémicas (interés público).

Referencias