20 de Septiembre de 2016
Noticia

El algodón, un cultivo social

Avellaneda fue sede del II Foro Nacional Algodonero organizado por la Asociación para la Promoción de la Producción Algodonera. El evento, realizado el jueves 15 de setiembre, convocó a representantes de toda la cadena y a políticos para poner en común sus problemáticas y coordinar soluciones. En esta ocasión el eje fue “las políticas públicas algodoneras para el futuro”. INTA Reconquista participó con dos ponencias: sobre la necesidad de políticas públicas para la cadena textil y un informe sobre economía de escala en esta producción.

Compartir
+A -A

El evento se realiza cada dos años con la intención de propiciar un espacio de intercambio entre todos los actores de la cadena algodonera que incluye a productores, desmotadores, textiles, técnicos y políticos. En un contexto de disminución de la superficie sembrada en el país, 400.000 ha en la campaña en 2016 que representa el 24% menos respecto de la campaña anterior, la apuesta de APPA es que “los productores vuelvan a cultivar algodón”.

Luis Contigiani,  Ministro de la Producción de Santa Fe resaltó la importancia del cultivo por su impacto social y económico. “Es una economía regional muy importante para Argentina y para Santa Fe en particular,  tiene capacidad de generar trabajo y agregar valor en origen”, destacó. Acompañado por Hugo Bernardis, Secretario de la Producción de Avellaneda, el Ministro dio apertura al evento en el Centro Cultural de Avenalleda.

El ingeniero George Toby (presidente de la Asociación Francesa del Algodón -AFCOT), ubicó al cultivo en el escenario global y en el mercado internacional.  Resaltó su componente social, “es uno de los pocos cultivos que tiene un componente humano importante”,  en relación al empleo y a la trascendencia en la vida de las personas. “Lo primero que hacen los seres humanos es comer y vestirnos”, recordó. Propuso concentrarse en la trazabilidad que cada eslabón mantenga la calidad del producto y que se certifique con una marca de calidad de origen. “Concertar políticas, poner en valor la historia cultural del cultivo, tener un memorándum de ética, contar con seguros contra riesgos, generar información técnica y articular entre organismos públicos y privados”, son las principales recomendaciones que el consultor dejó a la audiencia.


El aporte técnico

El ingeniero Gabriel Lacelli, de INTA Reconquista expuso sobre Economía de escala en la producción de algodón. "El 75% de las unidades productivas de algodón en Santa Fe se encuadran en la categoría de PyMEs. Esto condiciona la incorporación de tecnologías vinculadas a la escala, y tiene a su vez impacto  en los  costos  y los  ingresos.  La razón es que los  costos  fijos representan proporciones crecientes del ingreso y pueden generar situaciones de estrechez financiera en las unidades de producción de pequeña escala, con el riesgo de quiebra”, explicó.

Comparó los resultados económicos obtenidos en las grandes empresas algodoneras con respecto de las pequeñas y sus causas. Los resultados señalan “que  la  gran  empresa  desarrolla  la  actividad  con  la  posibilidad  de  obtener  mejores márgenes netos, pero esto no es debido al sesgo tecnológico inherente al tamaño, sino a un mejor desarrollo de estrategias ajenas a la producción en sí: compra de insumos a menores precios, mayor precio del producto, baja inmovilización de capital en activos fijos y una fuerte tercerización del trabajo”.

La propuesta para equilibrar parte de las consecuencias derivadas de estas asimetrías es “elaborar diferentes instrumentos de intervención a través de políticas públicas eficientes, como el Fondo de Compensación de Ingresos y el Seguro Multiriesgo ante situaciones catastróficas”, comentó.

Por su parte el ingeniero Eduardo Delssin, también de INTA Reconquista, disertó sobre la   "Necesidad de políticas públicas en la cadena textil".  Para este cultivo que históricamente fue parte de las estrategias de desarrollo emergentes del noreste del país (norte de Santa Fe y Chaco) la necesidad de contar con políticas que apunten a sus sostenibilidad en superficie y precio es fundamental, según el técnico.

“Si miras cuánto ocupa en superficie el algodón es casi insignificante”, el cultivo representa un 3% aproximadamente de la superficie de todos los granos en el país. “Sin embargo para el norte de la provincia de Santa Fe es uno de los motores del desarrollo”, enfatizó haciendo referencia a que en la región está presente toda la cadena, desde la fibra hasta la confección textil.

Para Delssin, los desafíos a los que se enfrenta el sector para generar políticas públicas de excelencia para América Latina están vinculados a “superar cierta capacidad técnica insuficiente de los gobiernos, coordinar políticas sectoriales, revisar y analizar las políticas en su etapa de formulación y ajustar la desconexión que existe entre la formulación y la implementación. Sumar a todos los actores involucrados a la cadena”, es según el especialista, la mejor manera de resolver los problemas que hoy afectan a los algodoneros.

Luego de las exposiciones hubo espacio para la puesta en común. En el cierre, se realizó un  panel de ministros y funcionarios de provincias algodoneras y de la Nación, compuesto por el ministro de la Producción de Chaco, Gabriel Tortarolo; Luis Almirón, del Ministerio de la Producción de Corrientes; Horacio Garciarena, director Nacional de Agricultura; y por nuestra provincia, el ministro Contigiani y el director de Cultivos Industriales, José Braidot.

Referencias

Localización geográfica:
    • Argentina
    • Santa Fe
    • Reconquista
Personas mencionadas: Gabriel Angel LACELLI, Eduardo DELSSIN, Mariano Federico CRACOGNA, Marcelo Javier PAYTAS Luis Contigiani, George Toby, Hugo Bernardis