24 de Mayo de 2019
Noticia

El cultivo sin suelo permitiría producir en cualquier región del país

En Mar del Plata, el Proyecto Tierra Sana y el INTA local acompaña experiencias de hidroponia en frutilla y en tomate.

Técnicos de INTA y productores intercambiaron sobre aspectos claves del sistema
Compartir
+A -A

“Es muy importante considerar que para que este sistema tenga éxito hay que tener en cuenta ciertas variables técnicas, fundamentalmente la calidad de agua y el manejo de los sustratos y las soluciones nutritivas”, destacó Analía Puerta, coordinadora nacional del Proyecto Tierra Sana (INTA-ONU). Es por eso que el INTA está conformando una red de profesionales, de productores y de proveedores de insumo para trabajar en conjunto y lograr esta alternativa de producción para la Argentina. 

En el cordón frutihortícola de Gral. Pueyrredón, el Proyecto Tierra Sana y los técnicos de INTA Mar del Plata acompañan desde su origen el desarrollo de dos experiencias de producción en hidroponía en el cultivo de frutilla, junto con empresas privadas que trabajaron a la par en el diseño de estas iniciativas. A mediados de mayo, especialistas de INTA Castelar, San Pedro y Mar del Plata visitaron los dos cultivos. También participaron la empresa Terrafertil,  Compo fertilizantes y Vivero Don Antonio. Durante las visitas, técnicos y productores intercambiaron información  sobre cuestiones críticas de la zona y del sistema como la salinidad, la acidez, el tipo de riego, los sustratos utilizados y la calidad del drenaje. 

“Comenzamos a hacer ensayos de cultivo sin suelo para tratar de solucionar algunos problemas que tenemos en la producción convencional como temas de enfermedades de raíz y corona, uso de agroquímicos, dependencia del precio del dólar, variables climáticas que complican la producción”, comentó Nicolás Parducci, productor de frutilla de Mar del Plata. “Básicamente lo que estamos haciendo son ensayos de sustratos, densidades de planta, sabemos que los beneficios impactan en la calidad de la fruta, pero también que esta nueva tecnología se va a poder adoptar en la medida que resulte rentable”.

Osvaldo Valenzuela y José Czepullis de INTA San Pedro viajaron hasta Mar del Plata para compartir su experiencia en el tema durante las visitas a los productores y luego en una jornada que promovieron Puerta, desde Tierra Sana, y Enrique Adlercreutz, desde INTA Mar del Plata,  y que convocó a 70 personas.  

“Los cultivos sin suelo presentan ciertos beneficios comparándolo con la producción convencional como ser la eficiencia de producción, el bajo uso de agroquímicos, de agua y una alta calidad del producto obtenido, así como su uniformidad. Son sistemas de diversa complejidad, dependiendo de la escala que se quiera lograr”, afirmó Czepullis y remarcó en varias ocasiones “Los errores en este sistema son nuestros y los límites son los del sistema biológico. Se trata de tecnología nuevas y vamos aprendiendo el manejo”.

El proyecto Tierra Sana busca la implementación de alternativas sustentables para el manejo de suelo y los sustratos bajo invernadero. Está impulsando el sistema de producción de cultivo sin suelo como una alternativa muy promisoria para la Argentina porque permitiría reducir el uso de agroquímicos, especialmente de fumigantes de suelo, y también mejoraría las condiciones de trabajo para los empleados ya que favorece la ergonomía en todas las tareas. Además permite el cultivo en zonas que naturalmente no son aptas por causas agroecológicas como suelos no aptos o de baja aptitud para cultivos y de esta forma producir en casi cualquier región del país utilizando este sistema.

“Es importante destacar que es un sistema relativamente nuevo, con marcadas diferencias con respecto a la producción en suelo, por eso empezamos a promover la conformación de una red con todos los actores a través de esta serie de encuentros, especialmente para bordar ciertas variables técnicas que si no son tenidas en cuenta no permiten el funcionamiento de estos sistemas”, aseguró Puerta. 

Por su parte, Adlercreutz subrayó: “la altísima calidad de los suelos del cinturón hortícola de Mar del Plata hizo que durante años no se desarrollaran emprendimientos de cultivos sin suelo, y los pocos que se hicieron se discontinuaron por problemas del manejo de la salinidad del agua e inconvenientes en el seguimiento en la formulación de la solución nutritiva, entre otros. Hoy en día con los principales desinfectantes de suelo cuestionados por su impacto ambiental, la reducción de rentabilidad en sistemas convencionales (sobre suelo), nuevos agroquímicos (dispersantes de sales, etc.) y equipos y sistemas de hidroponía más difundidos y accesibles, se abre un panorama más promisorio para esta modalidad de producción”. 

En esa línea, desde la Agencia de Extensión Rural de INTA Mar del Plata se están realizando junto con productores dos experiencias de producción de cultivos sin suelo en frutilla y el seguimiento de un cultivo de tomate también en hidroponía, ambos cultivos sobre sustrato sólido.

Para más información:

Analía Puerta, coordinadora nacional Tierra Sana, puerta.analia@inta.gob.ar

Enrique Adlercreutz, jefe de INTA Mar del Plata, adlercreutz.enrique@inta.gob.ar

Referencias

Localización geográfica:
    • Argentina
    • Buenos Aires
    • Mar del Plata