31 de Agosto de 2020
Noticia

El INTA Casilda lanza una sala virtual para consultas apícolas

Desde el INTA Casilda y a partir de septiembre, se dispondrá de un espacio “virtual” para responder consultas en torno a la apicultura. Un nuevo lugar para que los productores apícolas se encuentren y compartan saberes; una forma distinta de asesorar y acercar miradas sobre diferentes aspectos de la producción apícola e intercambiar conocimientos.

El INTA Casilda armó un espacio virtual para que los apicultores puedan realizar consultas.
Compartir
+A -A

El objetivo de este espacio será disponer de un lugar “virtual” para encontrarnos y compartir los saberes apícolas. Invitamos a aquellos que necesiten realizar consultas, ingresen el jueves 10 y 24 de septiembre, 8 y 22 de octubre y 5 y 19 de noviembre de 15 a 17 hs a la sala: https://meet.google.com/rgi-grpq-gnb

La apicultura es una actividad de relevancia productiva que es realizada por muchos productores en el sur de Santa Fe. Para contextualizar, la Argentina es uno de los líderes mundiales en cuanto a producción e incorporación de tecnología en este sector. Es el segundo país de mayor volumen de exportación de miel y el tercero en producción. La provincia de Santa Fe se ubica en el segundo lugar como productora a nivel nacional. El sur de Santa Fe históricamente participó en la producción de miel; según algunas estimaciones, alrededor del 4% del total de la miel producida en el país se origina en esta región. Además, podemos considerar que exportamos apicultores a otras zonas. Esto está dado no solo por las limitaciones ambientales de este sur agrícola, sino porque hay una gran tradición y conocimientos respecto a la actividad.

La apicultura es realizada en pequeña y mediana escala, el 85% de los apicultores posee menos de 350 colmenas. La difusión de conocimientos y prácticas está fuertemente ligada a la transmisión que realizan productores entre sí y a las escasas instituciones distribuidas en el territorio que abordan el tema. Una de ellas es el INTA, a través del Programa Nacional apícola (ProApi) con un fuerte compromiso con el sector. Actualmente, existe un envejecimiento de los apicultores y la salida de la actividad de muchos de ellos, poniendo en riesgo un capital tan importante de la región como lo son “los saberes apícolas” y una actividad que genera efectos positivos con el ambiente y otras producciones agropecuarias. Afortunadamente se está observando un recambio generacional, lo cual presenta la oportunidad y desafío de acompañar técnicamente a estos emprendedores. De esta manera hacer eje en la incorporación de prácticas apícolas que no solo estarán direccionados a mejorar aspectos económico-productivos, sino también para obtener productos inocuos y de calidad.

Amplios sectores urbanos presentan un creciente interés por la actividad debido a que es proveedora de alimentos y productos medicinales, junto a ofrecer servicios ecosistémicos. Colocándola como una de las alternativas productivas para el sostenimiento económico, social y ambiental de los territorios con baja conflictividad. En el Sur de Santa Fe se puede destacar que hay mayor consumo de miel comparativamente a otras regiones. Esta situación nos habla de la valoración de este producto.

Desde INTA consideramos la importancia de mantener la diversidad de conocimientos, para propiciar una trama productiva diversificada que haga sustentables los territorios.

 

Referencias

Localización geográfica:
    • Argentina
    • Santa Fe
    • Casilda
Personas mencionadas:
Temas
Palabras clave