04 de Junio de 2018
Noticia

El INTA, en Calingasta, desarrolló un innovador sistema de riego para fincas pequeñas

Se presenta como una opción adaptada a las necesidades de la zona que permitirá reducir el consumo de agua y aumentar la competitividad de los productores

Microtúnel cultivo Calingasta
Compartir
+A -A

 

El sistema tradicional de riego en Calingasta es por gravedad; sólo en grandes fincas de vid y nogales implementan la tecnología de riego por goteo. Cerca del 60% de las propiedades allí poseen menos de 5 hectáreas y muchos de los productores arriendan las tierras para cultivar. Es por esta situación que no es rentable para las familias invertir grandes sumas de dinero en un sistema fijo de riego para mejorar su producción y disminuir el consumo de agua.

El proyecto regional “Desarrollo territorial de los valles andinos y el noreste de San Juan”, del INTA, tiene una línea de trabajo que aborda esta problemática de consumo y cuidado del agua. En este marco es que la AER Calingasta desarrolló un cabezal de riego móvil. Se trata de un equipo de riego presurizado, de goteo pequeño, cuyo cabezal (conformado por una bomba, filtros y dosificador), puede transportarse. Lo único que queda instalado de manera fija en las fincas son las mangueras con sus goteros y las cañerías primarias y secundarias, que se acoplan con una manguera del cabezal al momento de regar.

Materiales riego Calingasta

Este sistema se diferencia de un pivot central o de avance frontal debido a que maneja menores caudales de agua, lo cual permite ser utilizado con pequeños reservorios que pueden ser construidos por el productor mismo, sin ayuda de máquinas. Debido a que cuenta con un dosificador, se vuelve una opción interesante y de menor costo para disminuir el consumo del agua, tan importante para zonas desérticas como Calingasta – donde el promedio de precipitaciones es menor a 80mm anuales –. Con este tipo de riego se eliminan las pérdidas por conducción ya que el agua es transportada por tuberías hasta la planta y se reducen las pérdidas por infiltración profunda y de escurrimiento al pie, lo cual es muy común en el riego por superficie. La eficiencia de riego es muy elevada, alcanza entre un 90 y un 95 % en goteo, en contraposición al riego gravitacional o por inundación que varía entre un 40 y un 65% de efectividad.

La posibilidad de efectuar riegos frecuentes y controlados permite reducir notoriamente el peligro de estrés hídrico, ya que es posible mantener la humedad del suelo a niveles óptimos durante todo el período de cultivo, mejorando las condiciones para el desarrollo de las plantas. “El uso de esta tecnología no solo permite que se aproveche mejor el agua, sino que además logra que la planta reciba la cantidad de agua adecuada, es decir, que no sufra estrés por asfixia o falta de agua, y también que se puedan brindar los nutrientes en la dosis y en el tiempo necesarios”, explica Leandro Ruiz, extensionista de la AER Calingasta y responsable de este proyecto.

Actualmente el cabezal de riego móvil se encuentra a disposición de la La Algarroba, agrupación de familias agricultoras de Calingasta. Seis de ellas la han utilizado activamente este último tiempo, obteniendo buenos resultados. La agricultura es el modo en que estas personas generan sus principales – si no únicos – ingresos, combinándola con la crianza de animales, la elaboración de dulces y artesanías y la venta de fardos. Esta nueva tecnología móvil se revela entonces como una opción viable, económica y conveniente, que aumenta la competitividad de estos grupos productores.

El año pasado el INTA consiguió, a través de PRODERI, el financiamiento necesario para implementar un sistema de riego por goteo para 2 hectáreas, que se encuentra instalado en distintas fincas de las familias que hacen uso del cabezal móvil. También se logró adquirir un tractor, una enfardadora y los elementos necesarios para construir 200 metros de microtúnel para proteger cultivos, en ese valle de altura.

Referencias

Localización geográfica:
    • Argentina
    • San Juan
    • Calingasta