05 de Febrero de 2019
Noticia

El INTA Quimilí apunta a un mayor crecimiento para un mejor servicio a todos los actores productivos del este santiagueño

Entrevista a la Ing. Forestal Graciela Leguizamón, Directora de la EEA Quimilí sobre los desafíos que tendrá durante el 2019 la Unidad que dirige.

Graciela Leguizamón. Directora de INTA Quimili
Compartir
+A -A

El año 2018 fue de enormes desafíos en los que la Estación Experimental Agropecuaria Quimilí de INTA tuvo que llevar a cabo la priorización de sus acciones para optimizar recursos humanos y económicos, tiempos, estrategias de intervención y áreas de trabajo, entre otros aspectos.

El 2019 es pensado como un año de mayor crecimiento en el que el termino planificación será la palabra clave que englobará todo el trabajo en el territorio. “El uso de herramientas de planificación operativa nos permitirá ser más eficientes y consolidar más el concepto matricial”, expresó la Ing. Agr. Graciela Leguizamón, directora de la Experimental.

Hasta ahora la unidad se plantó bien como unidad pequeña, pero estamos creciendo a un ritmo elevado. Ni la infraestructura, ni el presupuesto financiero ni de recursos humanos de los que hoy disponemos serán suficientes para esa etapa. Nosotros necesitamos hacer ajustes y que la visión desde Dirección Nacional -que afortunadamente nos atiende- y que el Centro Regional nos acompañe a las gestiones más altas para conseguir esos recursos”, acotó.

Se trata de un sueño que impulsa a toda la familia de INTA dispersa a lo largo y ancho del este santiagueño. “Estoy dispuesta a liderar ese sueño de la gran EEA Quimili al servicio de su región, pero tengo claro que necesitaremos postular otro tipo de proyectos con alto financiamiento, que los de la línea sepan de nuestras necesidades, que prioricen el crecimiento de la Experimental a la que apuestan muchas ONG´s, entidades e intendencias, que se tenga presente que la unidad necesita lo básico en maquinarias”, señaló Leguizamón.

Cuando se refiere al sueño de un mayor crecimiento hace alusión a la manera en que han venido trabajando. “Hasta aquí pedimos prestado y algunas cosas nos donaron, los organismos provinciales nos ayudaron con el mantenimiento del campo, pero si esto sigue creciendo no podremos responder más. Siendo eficientes y todo nos vamos acercando al techo de lo que podemos dar y felizmente esta es una unidad que tiene alto potencial de crecimiento, con agencias bien plantadas, con técnicos con empuje, comprometidos, que no le escatiman tiempo y trabajo en una zona altamente exigente, pero que necesitamos más acompañamiento y apoyo para responder a todo lo que el medio le solicita a EEA Quimilí”.

Llegar a más lugares

Enmarcadas en la necesidad de afianzar la presencia en zonas donde INTA llega de modo periódico, para el 2019 se trazaron algunas líneas de acción como por ejemplo trasladar la AER Quimili a Tintina o bien abrir una OIT, es decir al oeste de la Experimental “Hoy ya tenemos presencia en el lugar, la atendemos mandando técnicos cada quince días, pero las demandas comenzaran a superarnos”, puesto que los técnicos están haciendo un gran trabajo y la gente confía en EEA Quimili. Sabemos que tenemos que darle una entidad más fuerte a esta presencia”.

En la misma línea se plantea la vinculación con la Sociedad Rural de Quebrachales, entidad que tiene construido y equipado un laboratorio moderno de Enfermedades Zoonóticas y diagnóstico. “Necesitamos que INTA pueda aportar el director técnico porque es una gran oportunidad para investigación y extensión en un marco público-privado. Estimamos en febrero la fecha para la inauguración y pienso que INTA no puede dejar pasar esta oportunidad y sería bueno que haga el esfuerzo de radicar a alguien en esa zona”. En paralelo, se está dimensionando un laboratorio de física de suelo y semillas, que será un polo importante de desarrollo, que es lo que queremos para ese lugar.

Esto es a modo de ejemplo porque con cada sociedad rural y con cada entidad de los productores podemos afianzar el trabajo o intensificarlo si ya lo tenemos. Lo mismo sucede con las ONG´s que nos ayudaron a llegar a lugares distantes, nos apoyaron con trabajo, con ideas. Para orgullo nuestro, Dignamente ganó el premio a la Mejor Organización en Apoyo a las huertas. Los vínculos con todos los actores del territorio son importantes para la unidad y ello nos llevó a alcanzar los resultados esperados”, acotó.

Nuevas herramientas

El sueño es grande y desafiante. Hay recursos, sobre todo humanos para concretar el anhelo de crecimiento. También hay capacidad de gestión y una gran oportunidad en herramientas que comenzarán a implementarse como el caso de la planificación organizacional para hacer más eficiente el uso de recursos-

Para Graciela Leguizamon potenciar los vínculos es clave este año. “A pesar de haber mejorado mucho se necesita una mayor interacción a nivel regional de todo el equipo de trabajo de manera de lograr líneas de trabajo que transformen la investigación y la extensión. Desde su mirada a extensión como concepto en el origen del INTA es una actividad necesaria en la región del este santiagueño que debe ser fortalecida y la institución debe generar herramientas diferentes además de las financiadas por Desarrollo Social, es importante que haya posibilidades de capacitación formal para los extensionistas que nos lleven a ser INTA en todo el sentido de la palabra”.

El 2019 tiene desafíos personales para Graciela Leguizamón. “Algo que como directora debo hacer, es viajar a Buenos Aires, lograr que me conozcan e ir a las fuentes de financiamiento, gestionar a otro nivel, ya que los integrantes de la EEA demandan esto de mí, más gestión a alto nivel. Para cuando aparezcan estas oportunidades deberá contar con el aval de mi director regional”, adelantó. Esto último estará asociado al inicio de un curso de manejo eficiente de recursos humanos y otro de alta gestión organizacional por parte de la mencionada directora.

Respecto del edificio de la AER Malbrán anticipó “Necesitaremos más presupuesto porque nos entregaran el edificio de AER Malbrán y el costo de mantenerla será alto”. Es un gran desafío para cuando recibamos el edificio, que es altamente demandado por los productores, que constantemente, en cada visita de las autoridades nacionales y regionales les hicieron saber que necesitan que el edificio sea entregado. El CLA de la AER y APADRAM son socios fundamentales en nuestro trabajo y apoyo de ellos es decisivo.

Desafíos y ajustes

Este año vamos a tener la nueva cartera de proyectos de INTA para lo cual trabajamos mucho, tanto el equipo de gestión de la Experimental con el apoyo de los técnicos y los consejos locales asesores de cada AER y el de la Unidad, para delinear las líneas prioritarias de investigación-extensión y de donde surgieron ideas desafiantes. Perfilar a la unidad y darle entidad en el medio es siempre un gran desafío.

El primer gran desafío es incorporar a la extensión a los programas nacionales y que todas las AER puedan adaptar los temas priorizados y trabajarlos. La Unidad tiene tres grandes temas:

El primero de ellos es la Gestión sostenible de los recursos naturales: uso del suelo y alteraciones hidrológicas con enfoque de cuenca y paisaje con la finalidad de prevenir o revertir procesos de degradación de los recursos naturales, en cuencas del centro-este de Santiago del Estero.

El segundo tema es la Intensificación sostenible de sistemas productivos de tal manera que mitiguen o prevengan la degradación del suelo o la generación de tensiones sociales en el medio.

En esto estamos abarcando todos los sistemas productivos, el diseño de los mismos, las prácticas que nos harían sostenibles; el manejo de las plagas y malezas y el uso de bioinsumos. Todo acompañado con la medición o evaluación de indicadores.

Finalmente, el tercer gran tema es el Manejo de la información, modelización y big data para dinamizar el aprovechamiento de los datos generados regionalmente, para el apoyo a la toma de decisiones de los productores en sus sistemas productivos y para sinergizar las actividades de investigación y extensión.

Estos temas serán trabajados desde distintos tipos de proyectos: nacionales, regionales, emergentes íque se insertaran en las plataformas de innovación territorial (PIT) y la Experimental Quimilí tendrá dos PIT locales, uno que se trabajará con EEASE y el otro puramente de esta EEA.

“Pero esta nueva cartera tiene un desafío que encierra una gran oportunidad porque nos eligieron junto a EEA Reconquista, Las Breñas y Sáenz Peña para formar una PIT interregional, que se llama Bajos Submeridionales. Es una gran plataforma, donde se articularan proyectos de tipo público- privado; con los gobiernos y las universidades. Ya estamos trabajando para darle forma”, adelantó Leguizamon. Además amplió: “En el equipo de gestión queremos plasmar la planificación operativa, sobre la cual el Ing Sergio Roldán (coordinador de Investigación) siempre sostiene que tenemos que ser más eficientes con la gestión de nuestros recursos”.

En lo operativo, la Experimental Quimilí tiene el proyecto de cambiar todo lo de la energía fotovoltaica y pasar a usar lo más que se pueda para sortear los sucesivos cortes de energía que soporta todas las semanas y hacen lento el trabajo. “También queremos colocar más paneles para generar energía y de ser posible, vender los excedentes. En esto cuenta con el asesoramiento la Facultad de Ciencias Exactas de la UNSE”.

En cuanto al Programa Cambio Rural durante el 2019 buscaran nuevos grupos, orientados a la producción caprina debido a que en la ciudad de Campo Gallo existe la posibilidad de poner en funcionamiento el frigorífico y para ello habrá que mejorar la producción. “En esto nos apoyaremos en la intendencia y también buscaremos más grupos en temática agrícola y ganadera, siempre buscando que los productores encajen con el perfil. Los grupos cambio rural que tenemos ahora empezaran a sacar sus primeros resultados en el tema de megatérmicas este año”, subrayó.

En cuanto a los Proyectos Especiales la intención es afianzar el salto de calidad que dimos el año pasado y este año incursionaremos en temáticas diferentes en valor agregado y venta de excedentes. Asimismo armaremos los proyectos especiales para los grupos GAL que están trabajando bien y afianzando lo comercial”, expresó.

Las AER están afianzadas y se les abre la posibilidad de gestionar para conseguir ensayos, generar ingresos y responder a las demandas locales identificadas por sus CLA.

En cuanto a la formación de los profesionales de la región este año están programados como punto de partida dos cursos para técnicos de la zona, uno en el marco de las actividades de la Chacra Sachayoj y el otro en AER Bandera. Asimismo apuntamos a que los proyectos o trabajos a demanda, servicios técnicos especializados, ensayos sigan y por eso involucraran a más personas. “El año que terminó mejoramos mucho en este aspecto y ahora ya estamos más fuertes para seguir en la temática. Nos queda pendiente poner en marcha el campo experimental, el jefe de campo junto a los técnicos están trabajando en eso y es ese un punto en el que necesitamos más apoyo institucional”, dijo Graciela Leguizamon.

Se apunta en el año en curso a que los técnicos terminen sus postgrados y se afiancen en la formación de recursos humano, tanto los extensionistas como los investigadores. “Tenemos que plantear trabajos interesantes para tesistas y pasantes en la Experimental y en las Agencias de modo que los estudiantes de la universidad nos elijan, afianzando el vínculo con las casas de altos estudios.”.

“En materia de Comunicación, el Consejo Local Asesor nos está pidiendo más comunicación y apertura. Siempre nos dicen: “Ustedes hacen muchas cosas pero no lo muestran, no lo sabemos” y por ello quieren más presencia de nosotros en las redes, en las revistas y que tengamos el video institucional para mostrar lo que hacemos, lo que logramos, incluido nuestro gran vínculo social son los proyectos especiales. Por ello aspiramos a lograr que cada técnico sea en si un comunicador con diferentes herramientas y usar nuevas alternativas para que lo que hacemos llegué a más productores y sectores”. Para ello este año se realizarán capacitaciones específicas destinadas a los técnicos y socios del territorio, se potenciará la difusión a través de redes sociales como Instagram y Twitter y la alianza estratégica con medios especializados en la actividad de INTA, entre otras acciones.

El 2019 está en marcha y hay sobrada confianza de lograr grandes metas. “Solo me queda agradecer a mi equipo de gestión, a los técnicos que ponen muchas horas de trabajo sin medir tiempos y que toman los desafíos, al equipo de administración que realizo un gran trabajo con alta eficiencia, a los consejeros que dieron tiempo que es sumamente valioso para ellos y que nos hicieron sus aportes de manera desinteresada; a nuestros socios territoriales y a los que nos ayudaron con sus alianzas a diferentes niveles”, agradeció Graciela Leguizamón.

 

Para más información:

Marcelo Lagos: lagosjmp@gmail.com

Comunicaciones INTA Quimili

INTA Centro Regional Tucumán Santiago del Estero

Referencias

Localización geográfica:
    • Argentina
    • Santiago del Estero
    • Quimilí
Personas mencionadas: Graciela Del Valle LEGUIZAMON, Adriana Del Valle RUIZ Marcelo LAGOS