13 de Diciembre de 2018
Noticia

El INTA trabaja en el rescate de la Araucaria Angustifolia

La actividad de INTA en estudios de conservación y mejoramiento de RRGG forestales nativos es de larga data. Los trabajos fundacionales en la temática fueron llevados a cabo por W. Barret y J. Fahler en Araucaria angustifolia en los años 70´-80 ´en la provincia de Misiones y se continúan a través de todo el país en la actualidad en el marco del Programa Nacional Forestal.

Compartir
+A -A

La actividad de INTA en estudios de conservación y mejoramiento de RRGG forestales nativos es de larga data. Los trabajos fundacionales en la temática fueron llevados a cabo por W. Barret y J. Fahler en Araucaria angustifolia en los años 70´-80 ´en la provincia de Misiones y se continúan a través de todo el país en la actualidad en el marco del Programa Nacional Forestal. 

A fines de los años 80´ se comenzó a observar un decaimiento en la producción de semillas en el Campo Anexo Manuel Belgrano (CAMB), donde existen remanentes de bosques nativos de la especie y más de 400 ha implantadas principalmente entre los años 40 y 50. Observaciones llevadas adelante en la EEA Montecarlo impulsaron estudios de la biología reproductiva, conjuntamente la Facultad de Ciencias Agrarias y Forestales de la Universidad Nacional de La Plata, el Museo de Cs. Naturales Bernardino Rivadavia y posteriormente la Fac. de Cs. Exactas de la Universidad Nacional de Mar del Plata, con el apoyo de la ex Unidad para el Cambio Rural. 

Estos estudios reflejaron primeramente que existe una menor formación de micro esporofilos en años más cálidos y húmedos y posteriormente menor producción de polen y consecuentemente menor cantidad de semillas. Esto se encuentra relacionado a las temperaturas máximas de enero y las mínimas de agosto (condiciones previas a la polinación), las precipitaciones y velocidad del viento en el mes de octubre (condiciones durante la liberación del polen). A través de los estudios realizados se ha podido concluir que las condiciones climáticas actuales de la región de origen de la especie en Argentina (NE de Misiones) no son favorables para la producción de polen. Estudios similares se llevaron a cabo en plantaciones en el Vivero Forestal 25 de Mayo de la Estación Experimental Agropecuaria del INTA Pergamino. Se ha demostrado que este es un sitio más favorable para conservar y producir material genético de Pino Paraná, dado que la producción de semillas superó, en algunos casos, hasta 10 veces la producción en Misiones para el mismo período evaluado. 

En paralelo, se efectuaron estudios de la diversidad genética de la especie en los remanentes existentes en la Pcia. de Misiones y en plantaciones del CAMB. Estos fueron realizados con apoyo del Instituto de Recursos Biológicos de INTA Castelar y permitieron verificar que la variabilidad genética es menor a la encontrada en Brasil, aunque la existente en el CAMB fue superior a aquella encontrada para toda la provincia. En base a estos resultados, el equipo de Mejoramiento Genético de la EEA Montecarlo procedió a seleccionar ejemplares femeninos y masculinos de los cuales se obtuvieron material de propagación que fue injertado en pies de la especie para constituir áreas de conservación que pueden funcionar como huertos semilleros clonales (HSC). Una de estas áreas fue implantada en la Pcia de Misiones. Por otra parte, en base a los estudios ya mencionados, durante la tercera semana de noviembre de 2018 fueron enviados injertos prendidos al Vivero Forestal de 25 de Mayo, donde serán implantados para responder a los objetivos de conservación genética ex-situ y producción de semillas de la especie.

El esfuerzo institucional para rescatar el material genético de esta especie e incrementar la producción de semillas es un pequeño paso para que Pino Paraná pueda ser retirado de la lista de especies en peligro de extinción, donde ha sido categorizada en rojo por la Unión Internacional de Conservación de la Naturaleza (IUCN). 

Sin embargo los esfuerzos para su conservación se verían coronados por el éxito si se incrementara la demanda de su madera, de excelentes propiedades estructurales. Ello traccionaría de nuevo mayores tasas de plantación y ayudaría a la conservación del paisaje de su zona de origen. Es de resaltar también que la semilla de esta especie es sumamente apreciada para su consumo tanto por la población guaraní, como por las del Sur de Brasil por sus altos contenidos de antioxidantes, pudiendo ser ello un atractivo para las zonas que se detecten como de alta producción de la misma.

Para más información:

Hugo Enrique Fassola - fassola.hugo@inta.gob.ar

Programa Nacional Forestal INTA 

Referencias

Localización geográfica:
Personas mencionadas: