11 de Mayo de 2020
Noticia

El turismo rural andino de Cuyo se adapta a la situación de pandemia

El turismo rural se ha visto fuertemente afectado durante el aislamiento establecido luego del ingreso del COVID-19 al país. Compartimos algunas estrategias adoptadas en las zonas cordilleranas de Cuyo.

Compartir
+A -A

El sector agropecuario, por su rol en la provisión de alimentos y en la participación en operaciones de comercio exterior, fue una de las ramas de la economía exceptuadas de cumplir con el aislamiento social preventivo y obligatorio dictado como herramienta de prevención frente al ingreso del coronavirus COVID-19. Sin embargo, numerosas acciones complementarias sufrieron los efectos secundarios de estas medidas, una de ellas es el turismo rural, estrategia de diversificación y agregado de valor, implementada en numerosas explotaciones agropecuarias del país.

Las zonas cordilleranas de Mendoza y San Juan comparten una importante riqueza paisajística, cultural y un flujo relevante de turistas. Estas condiciones, junto a la necesidad de multiplicar las alternativas productivas en territorio, impulsaron a la priorización del turismo rural hacia el interior de la “Plataforma de innovación de las zonas cordilleranas de Cuyo”. Las plataformas de innovación territorial (PITs) son un instrumento incorporado a la estructura del INTA, que actúan como un espacio proactivo para organizar y promover la participación de entidades públicas y privadas en las redes de innovación sectoriales, facilitando el desarrollo de nuevos procesos y nuevas formas de organización y gestión territorial.

Una de las acciones que tuvo lugar en el marco de esta PIT fue la realización de una Jornada Virtual de Turismo Rural, organizada junto al equipo de turismo rural de la Dirección Nacional Asistente de Transferencia y Extensión. El encuentro contó con la participación de cincuenta personas, de quince localidades del país, quienes compartieron información tanto de las herramientas de políticas públicas como de las diferentes experiencias en el territorio, propiciando el debate y la reflexión.

 Paisaje andino en Calingasta, San Juan

El contexto actual afectó seriamente el desarrollo de las actividades de turismo rural, con lo cual las experiencias presentes en la PIT se vieron obligadas a generar una serie de acciones complementarias, adaptadas a la situación de aislamiento. En este proceso, la vinculación a la Red Estratégica de Conocimiento de Turismo Rural, enmarcada en la cartera programática del INTA, permitió compartir diferentes instancias virtuales, tanto en capacitaciones específicas como en el análisis colectivo de las estrategias a seguir luego de la pandemia.

Asimismo, los equipos locales de Malargüe, Uspallata (Mendoza), Calingasta e Iglesia (San Juan), mantuvieron la articulación con entidades gubernamentales para avanzar en la definición de normativas específicas para el sector y también para acompañar en las gestiones que permitan acceder a herramientas específicas de mitigación de los efectos negativos de la cuarentena. Por otro lado, muchas de las experiencias, focalizaron sus esfuerzos en las actividades productivas, ampliando en algunos casos la capacidad de producción y generando distribución directa de los productos en circuitos cortos de comercialización. En todos los casos, se destacó la necesidad de incorporar herramientas virtuales tanto para las instancias de capacitación como para los esquemas comerciales, los cuales podrán mantenerse y ampliarse al finalizar el aislamiento.

De esta manera, los agricultores y agricultoras vinculadas a experiencias de turismo rural demostraron su capacidad de resiliencia frente a un contexto hostil, vinculando las herramientas que brindan instituciones como INTA y comprobando las ventajas de contar con explotaciones diversificadas en el territorio.

Mulas para paseo turístico en los Valles Andinos del suroeste de San Juan

Referencias

Localización geográfica:
    • Argentina
    • San Juan
    • Calingasta
Personas mencionadas: