22 de Enero de 2020
Noticia

“En busca de la tranquilidad nos encontramos con la tierra”

De la mano del Programa ProHuerta del Ministerio de Desarrollo Social de la Nación y el INTA, Walter y su hijo Marcelo autoproducen sus alimentos en el periurbano de Rosario del Tala, ciudad ubicada en el centro de la provincia de Entre Ríos.

Compartir
+A -A

Walter (60) y Marcelo (34) son productores agropecuarios oriundos de Buenos Aires que se radican a vivir en la provincia de Entre Ríos luego de que Walter se jubilase. Construyeron su casa durante años con mucho esfuerzo, en busca de una vida tranquila y en contacto con la naturaleza. Desde entonces mantienen una huerta de traspatio y una pequeña granja agroecológica. 

En diálogo con Marcelo, nos cuenta que la producción de sus propios alimentos es algo que hacen con su padre desde que viven en la provincia, y en pos de esta nueva vida se organizaron para llevar adelante este agroecosistema de manera familiar. Marcelo es artista y gastrónomo, por lo que tener su propia huerta lo condujo a transformar su relación con los alimentos y con los animales, a no desperdiciar comida, a aprovecharlo todo. En la charla nos expresa: según datos oficiales, es mucha la comida que se tira, por lo que me parece importante poder compartir con amigos y vecinos. Intercambiar semillas y valorar la tierra, la huerta y el alimento como un espacio de compromiso mutuo”.

Marcelo fue quien, en principio, se acercó a la Agencia del INTA de Rosario del Tala para averiguar sobre capacitaciones. Posteriormente junto a su padre, comenzaron a realizar su huerta y a poner en condiciones un espacio para la cría de aves. “Es movilizante volver a sentir el sabor de los alimentos y la conexión en contacto con la tierra y con la naturaleza”, nos dice.

En cada monitoreo realizado por los técnicos de la AER Rosario del Tala se fue observando cómo el crecimiento de su huerta venía ligado a la aprehensión de nuevos conocimientos, a la profundización de ciertos consejos, que luego fue transformando y hoy se constituyen en saberes puestos en acción.

Huerta, granja y procesos de agregado de valor

Walter y Marcelo organizaron la huerta por canteros, en cada uno los cultivos están asociados y protegidos de las plagas con aromáticas y flores. Walter se encuentra fascinado con esto y disfruta de esta experiencia. Con frecuencia se comunica con los técnicos de ProHuerta y dialoga con ellos, les cuenta, les pregunta, también investiga y pone en práctica los consejos que va tomando de sus vecinos y vecinas, y de los técnicos que acompañan este proceso.

La producción de esta huerta urbana es mixta, esto quiere decir que, comparten el espacio y los recursos de la huerta con la crianza de aves de granja (gallinas/pavos), las cuales los proveen de carne y huevos.

Además de la materia prima que producen para consumo hogareño -como por ejemplo las verduras de hoja y aromáticas- también generan excedentes, que luego son procesados agregándoles valor en origen para convertirlos en conservas, encurtidos y escabeches. Marcelo realiza trabajos gastronómicos a particulares y es reconocido en la zona por utilizar alimentos de procedencia local y, en su mayoría, realizados por él mismo.

Días atrás, personal de la Agencia los visitó en su domicilio, donde charlaron sobre su plantación de ajíes, berenjenas y tomates. Juntos pensaron en la organización del espacio para lograr tener las condiciones propicias para su buen desarrollo.

Con alegría, Marcelo reconoce que el año que pasó les ha ido mucho mejor con el crecimiento y mantenimiento de la huerta, pero que aún queda mucho por aprender… y es ese camino el camino que con esfuerzo y compromiso, transitan.

Referencias

Localización geográfica:
    • Argentina
    • Entre Ríos
    • Rosario del Tala
Personas mencionadas: