07 de Abril de 2021
Noticia

Entre Ríos: Más agua, menos trabajo infantil

Efectos de las tecnologías de innovación en la organización del trabajo de la Agricultura Familiar. Los proyectos de acceso al agua para uso integral

Compartir
+A -A

Efectos de las tecnologías de acceso al agua y su colaboración a la reducción del trabajo infantil

El Proyecto de acceso al agua para uso integral y sus aportes a la reducción del trabajo infantil en zonas rurales es un estudio llevado adelante durante el segundo semestre del año 2020, en el marco de un convenio entre INTA y la Organización Internacional del Trabajo, en articulación con el Proyecto Off-Side “Marcando la cancha” (OIT).

La investigación fue coordinada desde el Centro de Investigación y Desarrollo Tecnológico para la Agricultura Familiar (CIPAF) del INTA, la Dirección Nacional Asistente de Transferencia y extensión del INTA y OIT/Off- Side, y tuvo como objetivo analizar los efectos de la implementación de tecnologías de acceso al agua en la organización del trabajo de las unidades productivas de la agricultura familiar, con el foco puesto en las actividades de NNyA (niños, niñas y adolescentes)

Entre 2016 y 2019, el Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA) y el Ministerio de Desarrollo Social de la Nación (MDS), a través del Programa Pro Huerta, implementaron 529 proyectos de acceso al agua para uso integral en zonas rurales y periurbanas de Argentina. De los cuales, para esta investigación fueron seleccionados 75 de estos, que involucraban a niñas, niños y adolescente, buscando que todas las macro regiones de la Argentina se encuentren representadas. El trabajo de campo fue realizado por 94 técnicos y técnicas extensionistas de INTA en todo el territorio nacional.

En la provincia de Entre Ríos, fue seleccionado el Proyecto Especial “Acceso al agua para familias rurales del Departamento Concordia”, ejecutado durante el año 2017. Por tal motivo, los referentes del Centro Regional Entre Ríos fueron Juan Emilio Galli y Guillermina Sauer, y las responsables del trabajo de campo fueron Dariela Carlini y Milagros Castañeda.

 

Trayectorias educativas NNyA, y trabajo infantil y adolescente

Se relevaron un total de 497 Niñas, Niños y Adolescentes, de los cuales el 79,7 % (396) de ellos y ellas tienen entre 5 y 17 años; y la amplia mayoría está cursando su escolaridad.

Según el INDEC, las actividades productivas que la mayor cantidad de NNyA ha realizado durante la semana previa a la realización del trabajo de campo se enmarcan dentro del espacio de la vivienda y se vinculan con el mantenimiento de la limpieza y orden de la casa, siguiendo en importancia el cuidado de hermanos/as o personas dentro de la vivienda. Incluso, teniendo en cuenta las labores productivas como la cría y ordeñe de animales o el cultivo y la cosecha de productos agrícolas o de huerta, tienen mayor participación de NNyA aquellas vinculadas al consumo del hogar que las destinadas al mercado. 

Estas actividades se caracterizan porque suelen realizarse en compañía o en cercanía de un adulto de la familia; se las considera como parte de un proceso de aprendizaje, que incluso puede articularse con los saberes aprendidos en la escuela.

 

El antes y el después en el acceso al agua

La investigación mostró un claro contraste en el antes y el después de la implementación de los Proyectos Especiales Pro Huerta, en tanto se observa una evidente reducción en el tiempo destinado al acarreo y otras tareas para acceder al agua. En el caso del acarreo de agua desde fuentes externas a la vivienda: antes de la implementación era necesaria en 132 hogares, después se redujo a 26 hogares.

Si bien se mejoró el acceso al agua, actualmente el 28% de los encuestados (53 hogares) declaran que la nueva tecnología no los liberó de las tareas de gestión y reparación, y el 41,7% (78 hogares) afirma que la familia aún debe dedicar tiempo a la limpieza y acondicionamiento de recipientes. En buena medida, esto se debe a que la tecnología de almacenamiento de agua actualmente existente en esos hogares son la cisterna (47% de los casos) y/o el aljibe (23% de los casos), donde estas tareas resultan imprescindibles.

 

De acuerdo a la información brindada por las familias, las tecnologías de acceso al agua para uso integral modificaron la organización de las actividades y el uso del tiempo:

Ahora disponen de más tiempo para otras actividades. Este dato cobra especial relevancia en relación a la problemática del trabajo infantil, ya que, según la información obtenida, dentro de la distribución de las tareas, los menores de 15 años suelen realizar las tareas de acarreo de agua.

Además, existen mejoras de la economía familiar a partir de la incorporación de otras actividades productivas que aumentaron los ingresos familiares y permitieron mejorar el acceso a los alimentos.

También, mejoraron las actividades de la vida cotidiana que requieren un uso doméstico de agua.

Y, los resultados de los análisis realizados sobre la calidad del agua que ofrecen estas tecnologías, representan un salto cualitativo para garantizar el acceso al agua a los y las agricultores/as.

 

Este estudio es un aporte para construir una mirada profunda y con perspectiva de derechos sobre el acceso al agua y el trabajo infantil en el sector agropecuario y rural. Con la instalación de tecnologías de acceso al agua para uso integral se ha logrado avanzar en ese sentido, las encuestas y testimonios relevados evidencian su aporte al cumplimiento del ODS 8.7 y al ODS 6 vinculado al agua limpia y saneamiento.

Para más información:

Juan Emilio Galli > galli.juane@inta.gob.ar

Guillermina Sauer > sauer.guillermina@hotmail.com

Referencias

Localización geográfica:
    • Argentina
    • Entre Ríos
    • Oro Verde