18 de Octubre de 2018
Noticia

Escuchar su voz y luchar con ellas

En el marco del día internacional de las mujeres rurales, establecido por las Naciones Unidas en el año 2017, reconociendo «la función y contribución decisivas de la mujer rural, incluida la mujer indígena, en la promoción del desarrollo agrícola y rural, la mejora de la seguridad alimentaria y la erradicación de la pobreza rural», desde el INTA Sáenz Peña un grupo interdisciplinario de mujeres organizaron un Encuentro de “Mujeres Rurales, Mujeres con Derechos”.

Mujeres participantes del Encuentro de Mujeres Rurales
Compartir
+A -A

El día 16 de octubre en Casa de Campo, Presidencia Roque Sáenz Peña se encontraron cerca de 70 mujeres de diferentes localidades de la provincia de Chaco, Misiones y Santiago del Estero, con el objetivo de crear un espacio de debate y reflexión respecto de los desafíos que atañen a su vida en el campo.

Visibilizar el rol clave que tienen estas mujeres trabajadoras campesinas fue el eje del encuentro y motivar a encontrar detrás de cada temática un derecho fue uno de los desafíos de las organizadoras.

La jornada comenzó con palabras de bienvenida de una de las organizadoras y Fabio Wyss –Director de la Experimental- quienes saludaron a las presentes con motivo de su día, luego dieron lugar al panel de experiencias compuesto por: Dora Ballesta, docente rural jubilada; Atanasia Cardozo, mujer rural y promotora de Prohuerta desde 1998; y Paulina Acuña, campesina y miembro de la Coop. Poriajhu. Ellas se explayaron en sus respectivas experiencias de vidas, los diferentes contextos, luchas y resistencias que dejaron huella, en especial, con el mensaje de que el campo abastece de muchas bondades, ofrece una calidad de vida más sana, con menos costos, mas con mucho trabajo y sacrificios.

Durante el intervalo las presentes tuvieron su espacio para vender sus producciones, artesanías, consultarse por insumos, intercambiar recetas y recomendaciones para diferentes comidas, conservas, dulces.

INTA Sáenz Peña Mujeres RuralesLuego se conformaron cinco grupos en los cuales conversaron sobre los ejes: salud, educación, economía y derechos (acceso a la tierra, al agua, como trabajadoras, como mujeres, entre otros). Justamente el acceso a la salud de las mujeres fue uno de los temas prioritarios, explicaron la falta de controles ginecológicos, la dificultad para ser asistidas a tiempo, por las distancias y ausencias de profesionales de la salud, falta de cobertura e insumos.

En educación destacaron la importancia de contar con jardines de infantes, escuelas rurales (primarias y secundarias), con la misma calidad que las de la ciudad, propusieron que tengan una orientación agropecuaria (valor agregado en origen, alimentación saludable) como para que esos niños y adolescentes salgan ya con una base para proseguir sus estudios o trabajar con mejores herramientas en sus propios campos. En las últimas décadas este tema ha sido uno de los aspectos por los cuales las familias han emigrado a las ciudades, para brindar a sus hijos una mejor educación.

Respecto al eje economía algunas ya reunidas en asociaciones sólo de mujeres afirmaron el trabajo más horizontal y pujante que no lograron en asociaciones mixtas, donde su lugar generalmente fue secundario. Sobre la comercialización de sus productos también existen dificultades por no manejar los precios y las distancias, caminos rurales que muchas veces no son los más adecuados.

En cuanto al conocimiento de sus derechos, agregar que la mayoría de las mujeres no conocen cuáles son, por ejemplo, a la salud, a tener servicios básicos como agua, electricidad, tierra, por lo tanto, no tienen forma de hacerlos valer ante las autoridades y los responsables de las políticas públicas. Sobre el derecho a la tenencia de tierra, se habló de los problemas ocasionados por la precariedad en la tenencia, por temor a que venga un extraño con “los papeles” y los saquen del lugar que por generaciones estuvieron habitando. Otra apreciación fue que en la zona periurbana hay menos ventajas que en la ciudad. Y, por último, destacar que se habló de decisiones compartidas con los maridos sobre temas productivos, aunque se reconoció la discriminación de género en cuanto a cargar a la mujer con los quehaceres del hogar.

INTA Sáenz Peña Mujeres Rurales

Durante toda la jornada hubo una instalación con datos estadísticos sobre: las mujeres en la agricultura de América Latina y Caribe representan el 43 % de la fuerza laboral (4 millones y medio de mujeres); el 54 % se encuentra por debajo de la línea de la pobreza; y la titularidad de las tierras en Argentina representa un 16 % en manos de las mujeres. Además, se proyectaron las fotografías recibidas de diferentes lugares de Latinoamérica y al finalizar se compartieron las entrevistas realizadas a mujeres rurales, estas dos contribuciones fueron parte de las convocatorias abiertas, este año con el lema: “mujeres rurales, mujeres con derechos”.

Entre las felicitaciones por este encuentro, el Concejo Municipal se manifestó con una salutación hacia todas las presentes mujeres rurales en su día (Res. Mun. N° 163/2018).

INTA Sáenz Peña Mujeres Rurales

El encuentro dejó muchos nuevos vínculos entre las presentes, gracias a la diversidad de mujeres, de edades y localidades de las que provinieron, así se nutrieron las conversaciones y las complicidades. Como institución estatal y agropecuaria queda la motivación a continuar convocando al trabajo para luchar por los derechos de estas mujeres mayormente invisibilizadas.

La organización estuvo a cargo de un grupo de mujeres del INTA Sáenz Peña que desde el año 2017 vienen trabajando con la temática politica de género: Julieta Rojas, Yanina Goytia, Nara Schahovskoy, Mónica Spoljaric, Ariela Gonzalez, Alejandra Weiss, Mariela Fogar, Florencia Madzarevich, Lorena Pernochi, Verónica Sánchez, Pamela Silva, Eugenia Quirolo y Marina Buschiazzo.

 


Referencias

Localización geográfica:
    • Argentina
    • Chaco
    • Presidencia Roque Sáenz Peña