21 de Febrero de 2018
Noticia

“Estudiar en otro país abre la mente”

Eleonora Morrell, una de las responsables del Laboratorio de Patología del Grupo de Sanidad Animal del INTA Balcarce, se encuentra en los Estados Unidos, donde realiza un curso de formación de posgrado en el CAH&FS, de San Bernardino, California. En la entrevista que sigue relata los pormenores de esa experiencia.

Compartir
+A -A

- ¿Cómo fueron tus primeros pasos en el INTA?

- Luego de recibirme, en el 2001, en la Facultad de Ciencias Veterinarias de la Universidad Nacional de La Plata (UNLP) me enteré de la existencia de una residencia en Salud Animal que se dictaba en el INTA Balcarce, mi ciudad natal. Apliqué para el ingreso y fue así que durante 18 meses realicé el entrenamiento, enfocado principalmente en el manejo y diagnóstico de las enfermedades infecciosas y metabólicas que afectan al ganado bovino. Esta residencia forma parte del Servicio de Diagnóstico Veterinario Especializado (SDVE) que atiende consultas y realiza visitas a distintos establecimientos ganaderos con problemáticas puntuales y que actualmente funciona bajo la supervisión del Dr. Ernesto Odriozola y Germán Cantón. En esas visitas se hacen necropsias, cuando es factible, para ver lesiones en los tejidos; se toman muestras que luego se remiten a los laboratorios de bacteriología, histología, bioquímica, parasitología, virología y toxicología, con el fin de arribar a un diagnóstico y dar una solución al productor del establecimiento ganadero. Muchas veces las consultas se deben a fallas en la preñez o a pérdidas reproductivas, abortos; otras veces, por una elevada mortandad de animales. Durante la residencia empecé a involucrarme un poco más con el Laboratorio de Patología Animal. En ese momento, el Dr. Carlos Campero, quien luego fue mi director de tesis doctoral y a quien debo gran parte de mi carrera en el INTA, era el patólogo responsable del laboratorio. Con él aprendí a mirar con el microscopio y a interpretar lesiones en los distintos tejidos. El Laboratorio de Patología Animal del INTA Balcarce es uno de los pocos existentes en la región y ha atendido hasta el presente más de 40.000 consultas relacionadas con aspectos sanitarios de distintos puntos del país.

- ¿Qué tareas o proyectos desarrollas en la EEA Balcarce?

- Actualmente soy una de las responsables del Laboratorio de Patología del Grupo de Sanidad Animal del INTA Balcarce. Mi tarea, como mencioné, es hacer el diagnóstico histopatológico de los casos que diariamente llegan al Servicio de Diagnóstico. Como investigadora estoy involucrada en varios proyectos del INTA relacionados principalmente con enfermedades infecciosas de la reproducción, parasitarias y tóxico-metabólicas en el ganado bovino para carne y leche. También estoy involucrada en el diagnóstico histopatológico de diversas reproducciones experimentales realizadas por investigadores del INTA y CONICET. Con respecto a la formación de recursos humanos, soy docente en un curso de posgrado denominado "Patología general y especial de los animales domésticos", que se dicta en forma bianual en el INTA Balcarce-Facultad Ciencias Agrarias de la Universidad Nacional de Mar del Plata, y articulo con los residentes de Salud Animal, mirando en el microscopio los casos que ingresan al Servicio de Diagnóstico.

- ¿Cómo se abrió la posibilidad de viajar al exterior para especializarte?

- En el 2015 tuve la oportunidad de hacer una pasantía de un mes en el instituto de Diagnóstico Veterinario del California Animal Health and Food Safety (CAH&FS), en Davis, California. En esa oportunidad, me contacté con el Dr. Francisco Uzal, actualmente jefe del CAH&FS, en San Bernardino, California. Posteriormente, en otras reuniones de patología que se realizaron en Argentina (RAPAVE), le comenté sobre mi interés de realizar un posgrado para poder perfeccionarme, que había realizado el doctorado con el Dr. Campero en el tema "Caracterización diagnóstica del aborto bovino", que tenía experiencia en el área de histología y que el INTA podía financiar mis estudios.

- ¿Cómo es el instituto en el que desarrollas tus investigaciones?

- El CAH&FS de San Bernardino es uno de los cuatro laboratorios de Diagnóstico Veterinario existentes en California. El principal está ubicado en Davis y los otros en Tulare y Turlock. En cuanto a lo edilicio, el lugar es mucho más pequeño que el INTA Balcarce y los recursos materiales, como heladeras, freezers, máquinas de PCR, estufas, autoclaves, cámaras de flujo laminar, entre otras, no difieren mucho de los nuestros. Sí percibo una gran diferencia en cuanto a la cantidad y diversidad de insumos que se emplean aquí, como los distintos tipos de reactivos que se utilizan en las diversas áreas de investigación, su accesibilidad por menores costos y porque la mayoría de ellos se fabrican en este país. Creo que este es un punto crítico. Por otro lado, el sistema es muy diferente al nuestro. En el laboratorio hay cuatro patólogos, que se turnan los días de trabajo y los fines de semana, y solo un residente, cuando en el INTA son como mínimo seis residentes, que reciben un entrenamiento en diagnostico veterinario con salidas a los establecimentos ganaderos, pero no tan focalizado en el diagnostico histológico. Otra cuestión es que aquí los animales llegan a la sala de necropsia, no se hacen visitas a los establecimientos. Las especies que se reciben son muy variadas: gallinas, cerdos, ovinos, bovinos, equinos y animales salvajes, en menor proporción. Muchas veces se reciben varios animales por día. Por esta razón, en el laboratorio de necropsia hay tres asistentes, que se encargan de abrir a los animales para que el patólogo tome las muestras y luego limpian el lugar. Además, en el Laboratorio de Patología existe más personal que en nuestro caso, que solo contamos con una histotecnóloga que cubre la demanda diaria de trabajo. El resto de los laboratorios, bacteriología, inmunología, virología, parasitología, funcionan de manera similar, pero la cantidad de personal en algunos laboratorios es menor que en INTA. Además, existe un bioterio destinado al área de investigación, que está a cargo del Dr. Uzal.

- ¿En qué consiste tu trabajo de posdoctorado?

- Mi trabajo de posdoctorado está dividido en dos partes. Por un lado, está el entrenamiento en diagnóstico anatomohistopatológico en diversas especies de animales domésticos. En este caso participo en conferencias semanales de casos diagnósticos de diversas especies de animales, que se hacen por video conferencia con la Facultad de Veterinaria de Davis (UCDavis) y el CAH&FS, de Davis. Participo en rondas macroscópicas de los casos ingresados semanalmente y en rondas histológicas mediante observación microscópica de casos registrados por la AFIP, y, cuando es factible, participo en las necropsias de los casos que llegan al laboratorio. Por otra parte, está el área de investigación en la caracterización patológica e inmunohistoquímica de la enterotoxemia caprina por Clostridium perfringens tipo D en casos naturales y experimentales, y el estudio de CPE en modelo de ratones. Durante este período se realizaron varios ensayos experimentales en modelo de ratones para caracterizar los efectos de la toxina CPE producida por Clostridium perfringens tipo A en intestino delgado.

- ¿Qué podrías contarnos acerca de tu trabajo diario?

- Mi día comienza a las 6:30 am. Levanto a mis tres chicos de la cama: Serena (9), Amado (6) y Salvador (5). Luego viene el desayuno, los visto y a las 7:30 am entran al colegio. Allí están 8 horas, hasta las 4:30 pm., que es cuando salgo del laboratorio y los retiro. Esta es la parte que no comenté, pero a California vine acompañada con mis chicos. En todo este proyecto hubo gente que ayudó muchísimo. La tía de los chicos, que vive en Los Ángeles desde hace 20 años, nos fue a buscar al aeropuerto y nos trajo hasta Redlands, donde vivimos actualmente. Ella había señado el departamento y la escuela de mis hijos. Mi madre me acompañó el primer mes y medio, una gran mano, hasta que pudimos instalarnos. Recuerdo que, al llegar, el departamento estaba vacío, sin nada, solo un colchón de dos plazas inflable, algunos pocos cubiertos, 3 platos y 3 vasos. El primer tiempo fue duro. Me movía para todos lados en bicicleta. Aquí es fundamental tener un auto porque las distancias son muy largas. Por suerte pude comprarme un Honda Accord 97 que me dio mucho trabajo. Detrás de este auto hay unas cuantas anécdotas ya que me lo robaron y luego lo encontraron, pero sin el radiador. En fin, poco a poco nos fuimos acomodando y hoy estamos mejor. Vivimos al día, ya que el alquiler sale casi lo mismo que el colegio de los chicos, pero por suerte el estado de California me dio el beneficio de salud gratis para mis chicos y eso ayuda muchísimo.

- ¿Cuáles son tus desafíos o tus próximos desafíos?

- El principal desafío era estar en el lugar en que estoy ahora, aprendiendo y perfeccionándome. En este sentido, quiero agradecer principalmente al Dr. Francisco Uzal, quien me dio esta gran oportunidad, sabiendo además que no venía sola, que mis chicos me acompañarían en el proyecto y, por supuesto, al INTA, que financió mis estudios durante estos dos años y tres meses. Los otros desafíos son poder terminar las publicaciones que tengo pendientes y rendir el examen de Patología General, avalado por la American College of Veterinary Pathologist (ACVP), antes de mi regreso a la Argentina. A futuro deseo poder implementar en el Laboratorio de Patología del INTA Balcarce una serie de técnicas diagnósticas de inmunohistoquímica e incluir más tinciones especiales para mejorar el servicio de diagnóstico histopatológico. Luego, me gustaría iniciar una línea de investigación, pero tengo que evaluar bien la temática y cuáles son los posibles socios e instituciones que estarían dispuestos a integrarla.

- ¿Qué mensaje te gustaría dejar a tus colegas del INTA?

- Quiero decirles que, si tienen la oportunidad, no duden ni un segundo en hacer un perfeccionamiento en el exterior, ya sea un doctorado, posdoctorado o una pasantía de uno o dos meses. Estudiar en otro país genera una apertura mental, no solo en relación con el conocimiento, sino también en lo concerniente al criterio y la seguridad personal. Para finalizar, quiero decirles que siempre encontraremos alguna rueda en el camino, pero que lo importante es no bajar los brazos, seguir adelante y estar siempre convencidos de lo que hacemos.

Para más información:

Eleonora Morrell - morrell.eleonora@inta.gob.ar

EEA Balcarce

Referencias

Localización geográfica:
Personas mencionadas: Eleonora Lidia MORRELL