12 de Marzo de 2021
Noticia

Evalúan el uso y la respuesta productiva de ovinos en una pastura de Agropiros

En la Patagonia Austral, el uso estratégico con ovinos de pasturas de gramíneas introducidas representa una práctica de manejo favorable para mejorar el desempeño productivo del ganado. Pruebas previas en pasturas de agropiros de procedencia canadiense en el sur de Santa Cruz reportan mejoras en el peso vivo y condición corporal de ovinos jóvenes y adultos en la época estivo-otoñal.

Compartir
+A -A

En este contexto, se planteó un trabajo con el objetivo de evaluar la intensidad o eficiencia de uso y la variación del peso vivo de corderos/as y ovejas de cría con una carga animal baja y alta (3,1 y 14,1 animales/ha) en una pastura mezcla de especies forrajeras introducidas (agropiros originarios de Canadá) en el sur de Santa Cruz en la época estival de dos temporadas.

La prueba se desarrolló en una pastura mezcla (39 has) de agropiros intermedio (Agropyron intermedium (Host) Beauvois) y pubescente (Agropyron trichophorum (Link) instalada en secano en el Campo Experimental Potrok Aike de la EEA INTA Santa Cruz ubicado en la Estepa Magallánica Seca del sur de Santa Cruz.

En tres sectores de la pastura se midieron el número de plantas logradas por metro cuadrado (m2) y la cobertura aérea vegetal, y en la fecha inicial y final del uso se determinó la altura de plantas, la biomasa aérea por sector y total disponible y las fracciones viva y muerta del material cosechado. Al final del pastoreo, se calculó la eficiencia de uso mediante fórmula.

Asimismo, en ambas categorías ovinas, se registró el peso vivo inicial (PVI) y final (PVF), ganancia de PV total y diaria y se establecieron rangos de PVI y PVF. En las ovejas se midió la condición corporal I y F.

Los principales resultados en la pastura indican entre 82 y 129 plantas logradas por m2 que representan 41 y 64% de establecimiento con una cobertura vegetal entre 33 y 40%. A su vez, al final del pastoreo la altura de plantas y la biomasa disponible disminuyeron según el forraje cosechado en cada sector de la pastura. En general, la eficiencia de utilización fue superior en el sector más productivo (biomasa inicial= 840 kg materia seca/ha) y varió entre 45 y 90% con baja y alta carga animal.

En los corderos/as hubo una respuesta contrastante en el desempeño productivo en función de la carga animal (CA) impuesta en ambas temporadas. En virtud de ello, con una CA de 3,1 animales/ha levemente superior (> a 13%) a la receptividad de la pastura, los corderos/as manifestaron en la primera mitad del verano una mejora del 55% en el PV (33,2 versus 21,4 kg) y en el rango de PV final >30 a 35 kg. En cambio, con una CA de 14,1 animales/ha muy superior (> a 50%) a la receptividad, hubo una leve disminución en la media del PV y un solo aumento en el rango de PV final >25 a 30 kg. 

A partir de estos resultados, las implicancias productivas del trabajo se relacionan con la necesidad de lograr un mejor ajuste de la CA que evite una excesiva defoliación de plantas, pero a su vez permita un mayor aprovechamiento de la pastura con ganado ovino que impida una madurez avanzada de este recurso forrajero.

En el trabajo participaron técnicos y personal de apoyo del Grupo Producción Agropecuaria de la EEA INTA Santa Cruz y el Informe Técnico publicado se encuentra disponible en el repositorio de documentos del INTA http://hdl.handle.net/20.500.12123/8752

Referencias

Localización geográfica:
    • Argentina
    • Santa Cruz
    • Río Gallegos
Personas mencionadas: