08 de Julio de 2020
Noticia

Experiencia de implantación de pasturas con productores de la Agricultura Familiar

El Grupo de Abastecimiento Local (GAL) “Leales Grupo Ganadero” ensayó tres especies de pasturas megatérmicas con excelentes resultados.

Compartir
+A -A
Autores
Juan Carlos TORRES
,
Unidades

En el marco de los Proyectos GAL (MDS/INTA), productores del departamento Leales están dedicados a la producción de bovinos para carne. Cuentan con campos de 35 a 200 ha destinados a la siembra de pasturas, con limitantes edáficas como relieves bajos, suelos de poca estructura o salinos. Desarrollan su actividad en un clima subtropical subhúmedo con estación seca.

Con una larga historia de trabajo junto al INTA y el Ministerio de Desarrollo Social de la Nación, en el año 2017 lograron la instalación de bebederos para los animales dentro de un Proyecto Especial de Pro Huerta. Esto permitió comenzar a utilizar zonas de los campos que eran improductivas porque no tenían acceso al agua, dividir las parcelas productivas en lotes y realizar un manejo más racional.

A partir de allí, se planificó la siembra de 115 Kg de semillas de pasturas megatérmicas de diferentes especies, que fueron obtenidas mediante una articulación público-privada entre INTA y la empresa Oscar Peman y Asociados S.A. Los criterios técnicos para llevar adelante esta experiencia fueron los siguientes:

a)  Asignación de las especie a sembrar: Grama Rhodes (Chloris gayana), Gatton Panic (Panicum maximum) y Buffel Grass (Cenchrus ciliaris).

    Gramas Rhodes: se utilizó en lotes salinos teniendo en cuenta que presenta mayor tolerancia a salinidad y la presencia de estolones le permite mejorar la cobertura. 

    Buffel Grass: se asignó a lotes que tenían menor estructura por la mayor concentración de arena, debido a que es un cultivar que tiene menos requerimientos hídricos.

    Gatton panic: se usó en lotes de buena estructura y mejor calidad de suelos para aprovechar su potencial de producción. 

b)  Fecha de siembra: se plantearon diferentes estrategias. Algunos lotes se hicieron con siembras tempranas en el mes de octubre y otros con siembras tardías en febrero, debido a la capacidad operativa de los productores y la posibilidad de prepararlos.

c)  Densidad de siembra: fue de 7 Kg/ha de semillas aproximadamente. En cuanto a calidad, se trabajó con semilla peleteada, con un poder germinativo mínimo del 20% y una pureza de 80%.

d)  Selección de los lotes: Se eligió un total de 17 ha entre los diferentes campos, considerando los 115 Kg de semillas disponibles. La selección fue realizada por los productores, con un criterio acordado en conjunto de utilizar zonas que no se explotaban anteriormente o que tenían una oferta de pasto nula.

e)  Preparación de suelo: Dado la experiencia de los productores en la preparación de suelo para el cultivo de caña, la disponibilidad de implementos en la región y el estado inicial de los lotes, se definió preparar el suelo con dos pasadas de rastra antes de la siembra. Los lotes fueron delimitados y clausurados para evitar el acceso de los animales y permitir una correcta implantación.

f)   Siembra: los productores caminaron el lote y esparcieron la semilla con un movimiento semicircular tratando de cubrirlo completo. La semilla se dejó en superficie.

Los resultados obtenidos fueron muy positivos, con un total de 15 ha logradas. Las 2 ha que se perdieron fueron por un problema de rotura de alambre e ingreso de los animales en plena germinación”, explicó el Ing. Zoot. Juan Carlos Torres, promotor facilitador del grupo.

De las hectáreas logradas, 7 fueron con Buffel, 4 con Gatton y 4 con Grama, considerando una producción de 5.000 Kg/ha.año, 10.000 Kg/ha.año y 8.000 Kg/ha.año respectivamente. Éstas generarán un incremento teórico en la producción de pasto de 107.000 KgMS/año.

Si sobre esos 107.000 KgMS/año aplicamos una eficiencia de uso del 60%, quedan disponibles 64.200 KgMS/año útiles. Si bien al momento de selección de los lotes, se eligieron aquellos que no presentaban oferta de pasto, con manejo y sin la incorporación de pastura, se podría haber logrado una producción de 1.200 KgMS/ha.año. Por lo tanto, el total de producción estimado por la incorporación de la pastura seria de 46.200 KgMS/año”, aclara Torres.

Y, continuando el análisis, plantea que ante esa producción de 46.200 KgMS/año, si se retienen teneros para lograr novillos en un sistema a base pastoril con suplementación de un año de duración, “se podrían lograr 21 novillos más, considerando un peso medio de un novillo en su ciclo de 240 Kg PV y con un consumo de 2,5 %PV Kg MS, lo cual implica un consumo anual de 2200 Kg/MS año”. 

Para más información:
Ing. Zoot Juan Carlos Torres – jctorres84@hotmail.com
Ing. Agr. Héctor Sosa – sosa.hector@inta.gob.ar
AER Aguilares
INTA EEA Famaillá

Referencias

Localización geográfica:
    • Argentina
    • Tucumán
Personas mencionadas: