22 de Diciembre de 2017
Noticia

Frutas y verduras: compra segura en las Fiestas de Fin de Año

Durante las fiestas de fin de año los alimentos adquieren protagonismo. Existe un factor común relacionado con su manipulación y conservación, entre ellos: la elevada temperatura ambiente, la preparación de abundantes cantidades de comida y la anticipación con la que éstas se preparan.

Compartir
+A -A

 

Frutas y verduras frescas:

¿Cómo seleccionarlas al momento de adquirirlas y cómo servirlas de forma segura?

Al momento de realizar la compra en verdulerías y fruterías, asegúrese que las frutas y verduras se encuentren ubicadas sobre una superficie que le permita estar elevada del suelo. Verifique la ausencia de animales domésticos en el local de venta. Seleccione frutas y verduras que no estén golpeadas ni dañadas. Elija preferentemente las frutas de estación. Las verduras, que habitualmente contienen tierra, se almacenan por separado.

Consumir frutas o verduras contaminadas puede provocar enfermedad alimentaria, también llamada “intoxicación alimentaria”.

En el caso de disponerse a disfrutar de algún producto agrícola fresco recién cosechado, tenga los mismos recaudos que con los productos adquiridos en locales de venta; manipular en forma segura le ayudarán a protegerse a usted mismo y a su familia.

 

Compre correctamente

Puede contribuir a la seguridad de los productos agrícolas que consume: tenga en cuenta:

·        Compre frutas y verduras que no estén magulladas ni dañadas.

·        Cuando compre frutas o verduras previamente cortadas, como la mitad de una sandía o una bolsa de ensalada verde, escoja solamente aquellos productos que estén refrigerados o rodeados de hielo.

·        Ponga en bolsas separadas las frutas y verduras frescas.

 

 

Almacene adecuadamente

El almacenamiento inadecuado de las frutas y verduras frescas puede afectar su calidad y seguridad.

Almacene las frutas y verduras frescas perecederas (frutillas, lechugas, hierbas...) en una heladera limpia, a una temperatura entre 2º C y 5º C.

Las frutas y verduras que compró previamente cortadas o envasadas también deberán conservarse en la heladera.

Separe por seguridad

En la heladera, mantenga las frutas y verduras que consumirá en crudo, separadas de la carne y aves crudas.

Para los utensilios de cocina que utilice para estos productos tenga en cuenta:

·        Lavar las tablas de cortar, los platos, los utensilios de cocina con agua caliente y detergente cada vez entre la preparación de carne, aves y la preparación de frutas y verduras que no se cocinarán.

·        Use, si es posible, una tabla de cortar para las frutas y verduras frescas, y otra diferente para la carne y las aves.

·        Si usa tablas de cortar plásticas o no porosas, lávelas con agua caliente y detergente antes y después de usarlas.

 

Prepare de manera segura

Cuando prepare frutas y verduras frescas, tenga las manos limpias.   Lávese las manos con agua templada y jabón durante al menos 20 segundos, antes y después de la preparación.

·        Corte las partes dañadas o magulladas de las frutas y verduras frescas antes de cocinarlas o comerlas. Elimine cualquier producto que se vea podrido.

·        Lave bien todos los productos con agua segura antes de prepararlos o comerlos. No es recomendable lavar las frutas y verduras con jabón, detergente.

·        Frote las verduras y frutas más duras, como los melones y los pepinos, con un cepillo para frutas y verduras limpio. Después de lavarlos, seque los productos con un paño limpio o una hoja de papel para reducir aún más la existencia de bacterias que puedan estar en la superficie.

·        Sobre la intoxicación alimentaria

 

Alimentos contaminados, conozca los síntomas

La ingesta de bacterias peligrosas transmitidas por los alimentos normalmente causa malestar entre 1 y 3 días después de consumir los alimentos contaminados. Sin embargo, el malestar también puede surgir en 20 minutos o hasta 6 semanas después. Aunque la mayoría de la gente se recupera de una intoxicación alimentaria en poco tiempo, algunas personas pueden desarrollar problemas de salud crónicos, severos o que incluso pongan su vida en riesgo.

La intoxicación alimentaria se confunde a veces con otras enfermedades con síntomas similares. Los síntomas de la intoxicación alimentaria pueden incluir:

·        Vómitos, diarrea y dolor abdominal

·        Síntomas parecidos a los de la gripe como fiebre, dolor de cabeza y dolor corporal

·         

Tome acción

Si cree que usted o algún miembro de su familia sufren una intoxicación alimentaria no dude en asistir a un centro de salud lo más pronto posible. No se automedique.

Referencias

Localización geográfica:
    • Argentina
    • Entre Ríos
    • Concepción del Uruguay
Personas mencionadas: