23 de Mayo de 2014
Noticia

Frutilla: Condiciones del cultivo en el inicio de la cosecha en Tucumán

El Dr. Daniel Kirschbaum del Grupo Frutas Finas brinda algunas pautas para comenzar la cosecha. Variedades más utilizadas. Enfermedades que causan las mayores pérdidas en esta campaña. Cómo prepararse ante posibles heladas.

Cosecha de frutilla en la región del pedemonte.
Compartir
+A -A

La producción de frutilla es una actividad que se destaca en la provincia por la alta demanda de mano de obra, llegando a ocupar en forma directa e indirecta cerca de 1000 jornales por hectárea cultivada.

En Tucumán se puede producir en las cuatro estaciones debido a su diversidad climática, contando con dos regiones agrológicas contrastantes: pedemonte y valles de altura. El pedemonte alberga emprendimientos desde Lules hasta Alberdi y concentra el 99% del área frutillera tucumana. Esta región se caracteriza por sus inviernos suaves, permitiendo cosechas desde otoño a primavera. El cultivo es anual.

En el caso de Tafí del Valle, el cultivo es bianual, con cosechas entre el verano y mediados del otoño, por tener inviernos severos y veranos frescos. En esta zona, también se realizan viveros en pequeña y mediana escala.

Encontrándonos ya en el comienzo de la cosecha en la región del pedemonte en la provincia, el Ing. Daniel Kirschbaum del Grupo Frutas Finas del INTA Famaillá, nos brinda algunas pautas sobre las condiciones actuales del cultivo.

 

- ¿Cuál es la superficie cultivada con frutilla actualmente en Argentina y, específicamente, en Tucumán?

La superficie plantada en la provincia en el 2014 alcanza aproximadamente las 350 ha, ubicándose en el tercer lugar después de Buenos Aires y Santa Fe. En el período de auge de las exportaciones, Tucumán llegó a cultivar 691 ha, pero luego la actividad comenzó a deteriorarse por razones económicas, llegando a reducir la superficie cultivada hasta los valores actuales. Hoy, Lules concentra prácticamente toda la producción local.

Para conocer la evolución de la superficie cultivada en Tucumán en los últimos años ingrese al trabajo completo en el siguiente link.

- ¿Cuándo comienza la cosecha en la provincia?

Primero hay que considerar el período de plantación, que va desde fines de marzo a fines de abril, dependiendo de la disponibilidad de plantas, ya que prácticamente todo proviene de viveros ubicados en Chubut y Mendoza. Este año, la plantación se extendió hacia la tercera semana de mayo por malas condiciones climáticas en viveros y zonas productoras.

Las primeras cosechas en Tucumán se obtienen a partir de mayo, extendiéndose hasta fines de noviembre. Se considera primicia la producción de mayo a agosto, que es el período de mayores precios en el mercado, especialmente en Buenos Aires y las principales ciudades del país. La producción de primavera se denomina “de estación” y se destaca por tener precios más accesibles para el consumo masivo. Esta frutilla se comercializa mayormente en el NOA como fruta fresca; o bien se congela y vende a otras provincias y/o se exporta a varios países. A mediados de la década del 2000 se llegaron a exportar más de 8 millones de toneladas, mientras que el año pasado se exportó apenas un millón. Tucumán fue la provincia que más contribuyó en volúmenes exportados de frutilla (70%) en los últimos años.

- ¿Cuáles son las principales variedades utilizadas en esta campaña 2014 en Tucumán?

Las variedades tempranas son las primeras que se plantan: San Andreas, Fortuna, Festival y Sabrina. Luego, siguen las intermedias como Benicia, Albion, Camarosa y Sweet Ann. Por último, las tardías como Camino Real. La densidad de plantación es de 40.000 a 50.000 plantas/ha.

- ¿Cómo se encuentra la situación sanitaria del cultivo hoy? ¿Cuáles son las principales enfermedades que lo afectan?

Las plagas más frecuentes encontradas en nuestra región son arañuela roja, trips y pulgones. Las enfermedades que se presentan con cierta periodicidad son oidio, manchas foliares, antracnosis, virus y podredumbres de raíces y coronas. También, marchitamientos causados por un complejo de hongos del suelo. En fruta, la enfermedad más severa es el moho gris (Botrytis), especialmente en inviernos húmedos, constituyéndose como la principal causa de pérdida en el inicio de esta cosecha 2014.

- ¿Cómo deben preparase los productores ante posibles heladas?

Las heladas afectan las flores y los frutos, llegando a producir pérdidas de hasta un 30% de la producción, ya sea por daño directo e indirecto. En los últimos años, las heladas se presentaron con mayor frecuencia, intensidad y duración, lo que obligó a los productores a replegarse hacia zonas cercanas a los cerros y a utilizar microtúneles de polietileno cristal -de por lo menos 50 micrones de espesor- para proteger los cultivos. Es conveniente utilizar estos microtúneles cuando las temperaturas comienzan a bajar, ya que lo ideal es que la frutilla crezca entre los 18 y 25 °C.

- ¿Qué líneas de acción en investigación está desarrollando el INTA Famaillá actualmente?

El INTA, a través de varios proyectos nacionales y territoriales, trabaja en evaluación de variedades, control biológico de plagas y enfermedades, fertilización biológica, estudios de patógenos (hongos, virus y fitoplasmas), métodos de desinfección de suelo, polinización con abejas y abejorros, enfoque agroecológico, valor nutracéutico y transformación industrial. Todo esto se realiza mediante una amplia red de investigadores y extensionistas de INTA y otras instituciones asociadas a lo largo y ancho del país. Nuestros principales objetivos son fortalecer el desarrollo local y reducir las brechas tecnológicas entre estratos de productores.

Referencias

Localización geográfica:
    • Argentina
    • Tucumán
    • Famaillá
Personas mencionadas:
Palabras clave