27 de Diciembre de 2016
Noticia

Huertas agroecológicas para abastecer a la población penal y potenciar la inclusión

Junto con el INTA y el Minagro, los internos y el personal de la Unidad Penitenciaria N°15 de Batán trabajan para la autoproducción sustentable de alimentos

El proyecto en la Unidad 15 involucra un plan de capacitación semanal e inversión en infraestructura para la huerta.
Compartir
+A -A

Más de 33 internos de la Unidad 15 del Servicio Penitenciario Bonaerense de Batan, Partido de Gral. Pueyrredon, junto con técnicos de INTA que trabajan en el marco del Programa ProHuerta (INTA-MDS), llevan adelante 12 huertas agroecológicas con el objetivo de lograr una producción que pueda autoabastecer de alimentos a toda la población del penal. La finalidad es potenciar la inclusión, mejorar la calidad alimentaria y brindar trabajo genuino a muchos internos.

Si bien el Programa está vinculado desde hace 10 años con la Unidad 15, a través del acompañamiento técnico y la entrega del insumo semilla, en 2016 asumió junto con la Secretaria de Desarrollo Territorial del Ministerio de Agroindustria de la Nación el proyecto  “Autoproducción Sustentable de Alimentos”. Esta línea de trabajo involucra un plan de capacitación semanal e inversión en infraestructura para la huerta. Además, a fin de año, sumó el financiamiento de 234 mil pesos de un Proyecto Especial del Ministerio Desarrollo Social de la Nación.

A principio del año 2016 existían solo cinco pequeñas huertas agroecológicas en las que trabajaban alrededor de 25 internos. En una recorrida inicial los equipos técnicos del INTA y del Ministerio diagnosticaron que las huertas no producían lo necesario para ser autosustentables y además que los internos tampoco contaban con las herramientas básicas y necesarias para trabajar. También se identificaron 10 hectáreas disponibles para construir nuevas huertas y ampliar la producción de alimentos.

Se planificó entonces una serie de capacitaciones de mayo de 2016 a marzo de 2017, que incluyó: iniciación a la huerta, nutrición y alimentación, armado de invernáculos, confección de herramientas, cooperativismos, entre otros. 

Posibilidades para producir, construir y cooperar

Las primeras acciones en la Unidad 15 constaron de mejorar y acondicionar las huertas, generar nuevas, montar invernáculos de 7 x 25 m2 para poder producir vegetales a lo largo del año y otros más pequeños de 7 x 10 m2 para la producción de plantines, y también la construcción de galpones para gallinas ponedoras. Además, personal del penal e internos construyeron sus propias herramientas para el trabajo en las huertas agroecológicas.

A comienzos de octubre, el equipo de INTA del PRET Sudeste que trabaja en el marco del Programa ProHuerta (INTA+MDS) recibió aproximada de 860 mil pesos, por tres Proyectos Especiales presentados al Ministerio de Desarrollo Social de la Nación para la autogestión de espacios de comercialización, el fortalecimiento de productores del partido de Gral. Pueyrredón a través de la construcción de invernáculos y la provisión de herramientas, y específicamente para la producción sustentable de alimentos agroecológicos de Unidad 15 de la Penitenciaría de Batan. A este último le fueron otorgados 236 mil de pesos, que están siendo ejecutados para la construcción y mejora de los invernáculos, equipos de riego, herramientas de mano y sustrato e insumos y materiales para plantines.

Desde INTA Mar del Plata, Mauricio Navarro, Silvia Pessolano y Cecilia Aranguren, y desde el Minagro, Jimena Matias y Gianni Quirico, afirmaron que no solo se abordan las cuestiones productivas, sino que se trabaja formando a los internos desde la organización y administración de sus propios emprendimientos. Si bien el primer objetivo es obtener alimentos para consumo interno, la proyección incorpora la producción de excedentes para su comercialización, que genere ingresos para los internos por el trabajo realizado, promoviendo de esta manera procesos de aprendizajes y de trabajo para la inclusión social.

De la iniciativa también forman parte otros organismos como el Patronato de Liberados, la Delegación Municipal de Batán, el Ministerio Público Fiscal y el Servicio Penitenciario Bonaerense.

Los cambios observados en este período, a través de los talleres realizados y prácticas en las distintas huertas, ponen de manifiesto la cooperación, una comunicación más abierta y, en general, otras formas de relacionamiento entre ellos. Además, se convirtieron en una manera de promover la integración real de la cárcel con la comunidad. Según las palabras de un interno: “trabajar la tierra, nos acerca a la libertad”.

Para más información:

Silvia Pessolano pessolano.silvia@inta.gob.ar Mauricio Navarro navarro.mauricio@inta.ob.ar 

Referencias

Localización geográfica:
    • Argentina
    • Buenos Aires
    • Mar del Plata
Personas mencionadas: Silvia Ethel PESSOLANO, Mauricio Matias NAVARRO, Cecilia Ines ARANGUREN Jimena Matías , Gianni Quirico