26 de Noviembre de 2018
Noticia

Impulsan las Buenas Prácticas Agrícolas para el cultivo de yerba mate en Misiones

Conocidas por sus siglas como BPA, se trata de un conjunto de prácticas que constituyen exigencias cada vez más necesarias para la sustentabilidad del sector. Se realizó una importante jornada técnica sobre el tema en Montecarlo.

Compartir
+A -A

Por historia, magnitud y arraigo, la Yerba Mate se constituye como una producción agropecuaria emblemática de la provincia de Misiones. A lo largo de más de 100 años de colonización moderna en el agro misionero, el proceso productivo fue variando y sufriendo distintas modificaciones. En la actualidad, distintas innovaciones tecnológicas, así como nuevas y mayores exigencias de los mercados consumidores imponen desafíos para este sector en su conjunto.

Las Buenas Prácticas Agrícolas (BPA), así como las Buenas Prácticas de Manufactura (BPM), se conforman por un conjunto de consideraciones referentes a todos los eslabones de la cadena productiva. La finalidad apunta a optimizar y garantizar la calidad de los productos alimentarios, así como el cuidado social y ambiental de los contextos en los cuales se producen los mismos, exigencia clave para pensar en la sustentabilidad del sector.

Distintos organismos, empresas y cooperativas vienen recogiendo y buscando canalizar esta demanda cada vez más fuerte tanto de los productores, como de los mercados consumidores. Una clara señal de este creciente proceso tuvo lugar el pasado 12 de noviembre en la Jornada Técnica realizada en las instalaciones del INTA Montecarlo y organizada en conjunto con la Cooperativa Mixta de Montecarlo y la Cámara de Molineros de la Zona de Origen. Allí se dieron cita productores, técnicos y dirigentes del sector yerbatero de toda la región para escuchar las disertaciones que referentes de distintos sectores productivos hicieron en torno a la adopción de Buenas Prácticas.

Durante esa jornada los especialistas expusieron los principios generales a tener en cuenta en toda la cadena productiva de la yerba mate. Asimismo, referentes de otras cadenas productivas, como cítricos y té, cuyos mercados están fuertemente orientados a la exportación, expusieron sobre los distintos modos en que los principios de las BPA y las BPM están siendo aplicados en la actualidad en la provincia de Misiones. Tanto los disertantes como los asistentes coincidieron en un mismo eje: resulta clave dar mayor impulso al establecimiento de BPA en la cadena de yerba mate.

El establecimiento de normativas de calidad, así como las certificaciones respecto a los procesos productivos, emerge como una necesidad ineludible cuando se apunta a ganar nuevos mercados, especialmente si se apunta a la exportación. En el actual contexto global, cada vez son mayores las exigencias respecto a contar con certificaciones de calidad para el ingreso de productos de origen agropecuario a nuevos mercados y la yerba mate no constituye una excepción en este sentido. En la actualidad la exportación ha alcanzado al 10% de la producción.

Cabe destacar que en esta línea están planteados los objetivos del Plan Estratégico de la Yerba Mate 2012-2018 elaborado por el Instituto Nacional de la Yerba Mate (INYM), en conjunto con el INTA y la Universidad Nacional de Misiones. En este plan se delinean los distintos aspectos a mejorar en todas las etapas tanto de la producción como de la industrialización y comercialización de la yerba mate. Aquí las BPA y BPM ocupan un lugar central a la hora de proyectar los avances a los que debe apuntar el sector.

El camino trazado es largo puesto que, como quedo expuesto en la jornada en el INTA Montecarlo, estas Buena Prácticas involucran al conjunto de las actividades vinculadas a la producción, la recolección, el transporte, la manufactura y la comercialización. Nada queda fuera: desde el cuidado del suelo y los distintos tratamientos que se realizan al mismo, el cuidado del entorno medioambiental, la aplicación de productos fitosanitarios, el Manejo Integrado de Plagas y Enfermedades, así como la gestión de los residuos, la seguridad y el bienestar laboral, y la vinculación con las comunidades vecinas a las zonas de cultivo. Todo ello forma parte del entramado a trabajar para pensar en la sustentabilidad del cultivo.

Referencias

Localización geográfica:
    • Argentina
    • Misiones
    • Montecarlo
Personas mencionadas: Roque Rafael TOLOZA