29 de Agosto de 2018
Noticia

INTA Zárate celebró el día del árbol

Desde hace 111 años se celebra en Argentina el 29 de agosto el Día del árbol. Como en oportunidades anteriores, el INTA Zárate junto a la Asociación Encuentro Agroecológico honraron la fecha plantando árboles en el corredor biológico de esa ciudad.

Compartir
+A -A

Los espacios verdes y el corredor biológico, son las principales esferas de amortiguación del deterioro ambiental y la salud en el espacio urbano, actualmente afectado por las altas tasas de contaminación acústica, visual y atmosférica, el arbolado urbano, los espacios verdes y el corredor biológico se convierten en las principales esferas de amortiguación del deterioro ambiental y de la salud del espacio urbano.

En el año 2016, junto a la Escuela 6 se comenzaron a crear pequeños bosquecitos de árboles de especies nativas de barranca cuyo fin es conectarlos para promover el desarrollo de la vida silvestre. Se trata de un corredor biológico entre el río y las barrancas naturales, donde se promueve la instalación de especies nativas en el entorno urbano. Allí confluyen espacios de pequeños montes de árboles nativos relacionados y conectados hacia diferentes direcciones, cuyo fin es conservar la diversidad biológica, la flora y la fauna autóctona que necesidad de estos espacios para sobrevivir. La iniciativa con la escuela se propone como una estrategia conjunta de conservación y educación.

 

Algunas razones por la que debemos protegerlos

Anualmente, se genera más contaminación por la pérdida de bosques que por el transporte mundial – aviones, trenes, automóviles y barcos en conjunto. La deforestación produce 15% de las emisiones de CO2 anuales en todo el mundo. Los suelos perturbados –junto con las ramas y hojas podridas– hacen que el carbono sea liberado al aire. Los bosques se preservan reduciendo las emisiones.

La tala de árboles y bosques, muchas veces, se convierte en parte del problema del cambio climático. Cuando se talan árboles por su madera o para combustible –o cuando se queman los bosques para la agricultura– su CO2 almacenado se libera al aire y, de esta manera, genera que el planeta se caliente. Por eso es importante evitar la deforestación.

Plantar árboles en bosques dañados o talados crea un cultivo de árboles jóvenes consumidores de carbono. A medida que crecen los árboles, a lo largo de 50 a 100 años, absorben CO2 del aire y, a su vez, recuperan el hogar para pájaros, el alimento para la vida silvestre.

Cada año se talan 13 millones de hectáreas de bosques en todo el mundo, si pudiésemos conservarlos vivos podríamos mitigar el cambio climático.

 

Para más información:

Rosana Gutierrez - gutierrez.rosana@inta.gob.ar

Referencias

Localización geográfica:
    • Argentina
    • Buenos Aires
    • San Pedro
Personas mencionadas: