14 de Octubre de 2020
Noticia

Invierno seco: ¿Pulgones en los trigos?

Las condiciones climáticas de precipitaciones inferiores a los promedios históricos durante el invierno y las temperaturas principalmente frías, generaron el ambiente favorable para el desarrollo de colonias de pulgones.

Pulgones negros en base del tallo
Compartir
+A -A

 

Las condiciones climáticas de precipitaciones inferiores a los promedios históricos durante el invierno y las temperaturas principalmente frías, generaron el ambiente favorable para el desarrollo de colonias de pulgones. Los más importantes que afectan al trigo son: el “pulgón verde de los cereales” (Schizaphis graminum), el “pulgón amarillo del trigo” (Metopolophium dirhodum), el “pulgón de la espiga del trigo” (Sitobion avenae) y “pulgón negro de los cereales” (Sipha maydis).

 

Poseen un aparato bucal suctopicador con el que succionan la savia de los tejidos vegetales e inyectan saliva fitotóxica. Provocan disminución del crecimiento de la planta, clorosis, deformación de órganos y muerte de tejidos. Además, reducen la capacidad fotosintética de las hojas por el desarrollo de fumagina (hongos saprófagos) sobre las sustancias que secretan los áfidos. 

 

En el departamento Castellanos, se registró la presencia del “pulgón negro de los cereales” y del “pulgón amarillo de los cereales”, aunque en bajas densidades, durante los estados fenológicos de “encañazón” y “espigazón”.

El “pulgón negro” mide 1 a 2 mm de largo, es de color pardo oscuro a negro brillante, cubierto por pelos, con antenas cortas, sifones reducidos y cauda semicircular (Delfino, 2002). Las colonias se ubican principalmente en la parte superior de las hojas del trigo, en la inserción de éstas con el tallo (Figuras 1a, 1b, 2b). El “pulgón amarillo” mide 2 a 3 mm, de color amarillo verdoso o amarillo limón con una franja en el dorso color verde brillante, antenas largas y sobrepasan la base de los sifones, estos son largos y poseen el mismo color pálido del cuerpo, al igual que las patas y la cauda. Inicia su infestación en momentos previos a la encañazón del trigo. Se encuentra principalmente en las hojas y también en espigas, donde puede provocar la disminución del número de granos (Figura 2a.)

Se sugiere observar 20 plantas al azar en distintos sectores del lote con una frecuencia semanal para estimar su abundancia y posible incremento poblacional. Los pulgones presentan numerosos predadores, parasitoides y hongos que ejercen alta presión para regular sus poblaciones. El umbral de acción para “el pulgón amarillo” es de 15-20 pulgones/planta en encañazón, y de 40-50 pulgones/planta en hoja bandera y espigazón (Aragón, 1996), con respecto al “pulgón negro” aún no han sido estimados los umbrales. Sin embargo, estos valores son orientativos y el daño de las distintas especies de áfidos, así como la toma de decisiones para su control, dependerá de las condiciones de desarrollo y del estado sanitario general del cultivo.

 

 

 

 

 

Para más información:

Referencias

Localización geográfica:
    • Argentina
    • Santa Fe
    • Rafaela
Personas mencionadas: