24 de Noviembre de 2017
Noticia

IPAF Pampeana participó de las Jornadas sobre biocombustibles en derivados de la madera en la Universidad Nacional de La Plata

En el marco del “Curso de Perfeccionamiento y Actualización Profesional en Dendroenergía” desarrollado en la Universidad Nacional de La Plata, profesionales del IPAF Región Pampeana del INTA expusieron sobre “Usos energéticos de la agricultura familiar pampeana”.

Compartir
+A -A

Ante un auditorio de cuarenta personas, Sergio Justianovich y Edurne Battista mostraron resultados preliminares de un relevamiento realizado en varios puntos de la región sobre cómo aprovechan los agricultores familiares las energías disponibles.

Las jornadas, orientadas alrededor de los biocombustibles derivados de madera y sus tecnologías de aprovechamiento, se realizaron entre los días 15 al 17 de noviembre en el Aula Magna de la Facultad  de Ciencias Agrarias y Forestales (FCAyF) de la UNLP. 

Al respecto, y para conocer más sobre esta energía alternativa, charlamos con una de las disertantes, que a la vez ofició de coordinadora del curso; la especialista en Recursos Forestales y Bioenergía de la FCAyF,  Doctora Ingeniera Forestal. Natalia Raffaeli. 

-¿Qué es la dendroenegía y cuáles son sus usos o aplicaciones?

La Dendroenergía se refiere a la energía generada utilizando como materia prima a la madera o sus derivados. Ello incluye a la leña, las astillas, los pellets, las briquetas, los biocombustibles líquidos como el bioetanol, el gas de síntesis, etc. 

La madera como combustible se ha utilizado desde que el hombre descubrió el fuego. A medida que los progresos tecnológicos fueron avanzando, la madera supo adaptarse a distintas transformaciones, ya sean físicas, químicas o biológicas, para generar otros combustibles más allá de la leña, que han resultado más eficientes y con mejor poder calorífico. Sus usos son múltiples, tanto a nivel doméstico, como comercial e industrial.

-¿Qué tecnologías hay disponibles que utilizan este tipo de energía?

Hay diferentes tecnologías para transformar la madera y sus derivados en distintos tipos de biocombustible (fraccionamiento, densificación, gasificación, pirólisis, fermentación alcohólica, etc). A su vez esos biocombustibles pueden ser aprovechados para generar energía térmica y/o eléctrica por medio de diversos procesos y maquinarias. Para que ello ocurra, el aprovechamiento energético de la biomasa leñosa debe ser viable tanto desde el punto de vista técnico como económico.

-¿Cuáles serían los costos tanto económicos, como ambientales, el uso de la dendroenergía?

Al ser muy diversas las tecnologías de aprovechamiento, los costos también son muy variables. Previo a ello, existen costos asociados a la recolección, transporte y acondicionamiento de la biomasa que no son menores, dada la baja densidad energética de estos materiales (dispersos, con alta humedad y bajo poder calórico en estado bruto). 

Hay procesos muy simples como el astillado de la madera para producir chips, que solo involucra una fragmentación física del material, y pueden resultar accesibles técnica y económicamente. 

Algunas tecnologías, como la pirólisis, destinada a producir carbón vegetal a partir de madera, puede resultar una opción viable también; asumiendo que la leña esté disponible, el costo principal lo abarca la adquisición del horno (un horno metálico transportable de fabricación nacional puede rondar los $80.000/2017). O el productor puede construir su propio horno media naranja de ladrillos en el predio donde disponga de suficiente material leñoso aprovechable.

Otros procesos son más complejos, como por ejemplo, la gasificación de la madera, que requiere de inversiones de capital para la instalación de plantas industriales que puedan convertir a la madera en un gas combustible, también llamado gas de síntesis, que puede ser aprovechado en motores de combustión interna, turbinas o en equipos de producción de calor.

Lo mismo ocurre con el proceso de transformación biológica de la biomasa para la producción de bioetanol, que requieren de tecnologías más complejas.

- ¿La agricultura familiar es un sector que puede aprovechar tanto la energía como la tecnología derivada de ella?

Seguramente, la dendroenergía es una fuente aprovechable en el sector de la agricultura familiar, que incluirá el diseño y la utilización de equipos y tecnologías adaptados a la utilización de la madera y sus derivados para la generación de energía térmica y/o eléctrica: provisión de agua caliente, calefacción y electricidad.

Cabe destacar que entre los disertantes, también estuvieron Martín Rearte, de INTI Tucumán, el Ing. Juan Ignacio Coco, de la empresa LIPSIA S.A y  el Ingeniero Guillermo Parodi, del proyecto Probiomasa de Nación.

El curso resultó de gran interés para los presentes, generó vínculos interinstitucionales y abrió la puerta a futuros proyectos de colaboración en el tema de la dendroenergía.

 

Referencias

Localización geográfica:
    • Argentina
    • Buenos Aires