03 de Julio de 2020
Noticia

La huella de carbono en la producción ovina Patagónica ¿una medida que nos beneficia en la región?

A nivel global existe una preocupación sobre la relación entre el ganado rumiante y el cambio climático debido a su contribución a las emisiones antropogénicas de gases de efecto invernadero (GEI). Para conocer cómo impacta este fenómeno en nuestra región, se cuantificó la huella de carbono (HC) de la producción de carne y lana de la Patagonia, a partir de datos recopilados a nivel predial, en los establecimientos productivos, que posteriormente fueron ampliados a la escala regional utilizando modelos que toman consideran la topografía, clima y vegetación como variables independientes.

Comparación de los resultados de la huella de carbono (HC) de la producción de cordero y lana a nivel establecimiento
Compartir
+A -A
En la Patagonia los pastizales naturales de estepa son el principal recurso forrajero para las ovejas, criadas para la producción de carne y lana. Actualmente, a nivel global existe una preocupación sobre la relación entre el ganado rumiante y el cambio climático debido a su contribución a las emisiones antropogénicas de gases de efecto invernadero (GEI).

Para conocer cómo impacta este fenómeno en nuestra región, investigadores del INTA, el CADIC CONICET, la Escuela de Agroforestería de Universidad Científica del Sur de Lima (Perú) y la Estación Biológica de Doñana de Sevilla (España) cuantificaron la huella de carbono (HC) de la producción de carne y lana de la Patagonia, a partir de datos recopilados a nivel predial, en los establecimientos productivos, que posteriormente fueron ampliados a la escala regional utilizando modelos que toman consideran la topografía, clima y vegetación como variables independientes.

El trabajo arrojó como resultado que las emisiones de carbono de la producción de cordero y lana (la combinación de emisiones producidas en los campos, por transporte y por procesamiento industrial) a nivel regional varió de 10.64 a 41.32 kg de CO2-eq / kg para carne de cordero (canal) y de 7.83 a 18.70 kg CO2-eq / kg para lana lavada y peinada. Para ambos, la contribución predominante fue la producción primaria en las estancias (75–90%), seguida del procesamiento industrial (2–15%) y el transporte a la industria. Además, los valores más bajos de HC se ubicaron en pastizales más productivos.

El Responsable del equipo de trabajo fue el Dr. Pablo Peri (INTA-UNPA.CONICET) quien destacó que “es la primera vez que un estudio brinda la huella de carbono de la producción de cordero y lana en la Patagonia”. En declaraciones a la Revista de Investigaciones Agropecuarias (RIA) destacó que la HC “fue medida a nivel de establecimientos ganaderos y a escala regional, donde se incluyen los principales tipos de ecosistemas encontrados en los pastizales patagónicos”.

Los Autores del Trabajo son Pablo Peri, Yamina Rosas y Guillermo Martínez Pastur del Laboratorio de Recursos Agroforestales del Centro Austral de Investigaciones Científicas (CADIC, CONICET), Brenton Ladd, de la Escuela de Agroforestería de Universidad Científica del Sur de Lima –Perú–, Ricardo Díaz-Delgado, de la Estación Biológica de Doñana de Sevilla –España–.

El estudio fue publicado en la revista científica Sustainability: https://www.mdpi.com/2071-1050/12/8/3077

 

¿Cómo seguir?

 

La gestión exitosa de las emisiones de GEI del ganado se convierte en un desafío importante para las comunidades científica, comercial y de políticas. Los resultados de la HC para la producción de cordero y lana del trabajo presentado ayudan a caracterizar el perfil de emisiones de gases de efecto invernadero de los productos ganaderos en la Patagonia Austral al proporcionar una línea de base para planificar acciones de mitigación.

Sin embargo, al comparar los resultados de la huella de carbono (HC) de la producción de cordero y lana a nivel establecimiento con otros países productores de ovinos (ver Tabla), los valores en encuentran en los rangos medios y superiores. Esto valores más altos de HC se debe fuertemente a que en nuestra producción ganadera, mayoritariamente extensiva y en pastizales naturales poco productivos, determina cargas inferiores a 1 equivalente ovino por hectárea en el año. Es decir, la unidad de medición de la HC en kg de CO2-eq por kg de producto (cordero o lana), es claramente desfavorable para Patagonia.

Por lo tanto, es necesario desarrollar nuestras propias estrategias regionales. En este contexto, sería conveniente expresar en el marco de cambio climático, el balance neto de carbono por unidad de superficie. Además, sería relevante en un contexto mundial demandante de productos derivados de manejos sustentables, integrar este balance de carbono por unidad de superficie con índice de biodiversidad de los pastizales naturales.

 

Autor

Dr. Pablo Peri

https://inta.gob.ar/personas/peri.pablo

Referencias

Localización geográfica:
    • Argentina
    • Santa Cruz
    • Argentina
    • Tierra del Fuego
    • Argentina
    • Chubut
Personas mencionadas: