25 de Julio de 2015
Noticia

La Iniciativa en Trigo presentó agenda de investigación ante el G20

Para satisfacer el aumento esperado del 60% en la demanda de trigo en 2050, es necesario coordinar las investigaciones y realizar significativas inversiones que aumenten la producción sostenible del cultivo a nivel mundial. La Iniciativa en Trigo (Wheat Initiative), en la cual el INTA participa, presentó su Agenda Estratégica de Investigación a los líderes en investigaciones agropecuarias del G20, reunidos en Turquía.

Compartir
+A -A

El trigo es un alimento básico en todo el mundo y proporciona el 20% del total de calorías y proteínas, tanto en los países desarrollados como en los países menos desarrollados. Sin embargo, entre 1998 y 2013, la demanda superó la producción cada dos años.

Para responder a estos desafíos, la Iniciativa en Trigo identificó las principales prioridades de investigación para el corto, mediano y largo plazo. De acuerdo con el documento, todos los países productores de trigo comparten una necesidad urgente de aumentar el potencial del rendimiento, proteger al trigo de las pérdidas debido a plagas y enfermedades, mantener el rendimiento en condiciones climáticas muy variables,  aumentar la sostenibilidad de los sistemas de producción, asegurar el suministro de alta calidad y habilitar tecnologías de uso compartido.

También enumera factores excepcionales que revolucionarán el mejoramiento de trigo en el futuro, incluyendo: la disponibilidad de una secuencia de referencia del genoma del trigo completamente ensamblada y anotada, la accesibilidad a datos científicos de trigo y herramientas de análisis a través de un sistema de información específico, la creación de nuevas combinaciones de alelos deseables a través de nuevas técnicas de mejoramiento.

Hélène Lucas, Coordinadora Científica Internacional de la Iniciativa en Trigo explica: "La Agenda Estratégica identificó las prioridades de investigación que deben ser abordadas a nivel internacional a través de una acción integrada. Proporciona un marco para los investigadores públicos y privados, los financiadores y los responsables políticos, para trabajar juntos y responder al reto de incrementar de manera sostenible la producción de trigo y de contribuir a la seguridad alimentaria mundial".

Y concluyó “esto sólo se logrará si los recursos y capacidades se construyen para apoyar la investigación de vanguardia, mediante el intercambio de conocimientos y la creación de capacidades en la comunidad mundial de investigación de trigo”.

 

La Iniciativa en Trigo y el INTA

La Iniciativa en Trigo surgió en 2011 con el objetivo de reforzar las sinergias entre programas de investigación nacionales e internacionales en trigo candeal y pan para aumentar la seguridad alimentaria, el valor nutritivo y la inocuidad, teniendo en cuenta la demanda social de contar con sistemas de producción agrícola sostenibles.

La plataforma generada ha sido avalada por los Ministros de Agricultura de los países miembros del G20, entre los que se encuentra Argentina,  y actúa como un foro para facilitar la comunicación entre los grupos de investigación, los financiadores y los responsables de las políticas globales a nivel internacional para satisfacer sus objetivos de investigación y desarrollo.

Argentina está representada en la plataforma, por Gabriela Tranquilli (Instituto de Recursos Biológicos INTA Castelar), Marcelo Helguera (EEA INTA Marcos  Juárez) y Viviana Echenique (CERZOS- CONICET) como investigadores argentinos que integran la estructura de conducción de esta plataforma.

La Iniciativa en Trigo plantea la coordinación de esfuerzos de investigación en todo el mundo en aspectos genéticos, genómicos, fisiológicos, de mejoramiento y agronómicos del cultivo. En su misión propone promover el uso compartido de recursos y capacidades para mejorar el cultivo y lograr producciones estables. La mejora de las prácticas agronómicas y el desarrollo de sistemas de cultivo innovadores son también una prioridad

“Sin dudas, la participación argentina en una iniciativa de estas características redundará en beneficios para las investigaciones realizadas en trigo, tanto en el marco de los proyectos comprendidos en el Programa Nacional de Cereales y Oleaginosas de INTA, como en proyectos financiados por otras instituciones”, expresó Tranquilli. Siguiendo esta línea, destacó que permite “hacer visibles las problemáticas priorizadas para el cultivo y estimula la interacción con grupos extranjeros que comparten temáticas de investigación, potenciando las capacidades de ambos”.

“Argentina presenta oportunidades agronómicas y agroindustriales para consolidarse como un importantísimo jugador en la producción de trigo contribuyendo a la soberanía alimentaria a nivel nacional, regional y global en un marco de desarrollo sustentable”, indicó Marcelo Helguera.

Un desafío importante desde el punto de la soberanía tecnológica -explicó el especialista- es “consolidar/sostener a nivel tiempo y recursos un equipo de trabajo interdisciplinario/interinstitucional a nivel país que articule con la Wheat Initative para abordar problemas y oportunidades en común e implementar soluciones”.

Según Helguera, la idea de gestionar conocimiento en el cultivo de trigo que contribuya a la soberanía alimentaria en un marco de desarrollo sustentable “es perfectamente compatible con los lineamentos del Integrador de Mejoramiento dentro del PNCyO”. Por otro lado, prosiguió: “la participación activa de investigadores de INTA en esta iniciativa es una oportunidad de promover un rol protagónico de miembros de la institución en las tramas globales de conocimiento e innovación considerando temáticas limitantes/estratégicas para el mejoramiento de cereales y oleaginosas, en este caso el Trigo, que es uno de los objetivos del proyecto”.

Acceda aquí al documento

Referencias

Localización geográfica:
Personas mencionadas: Gabriela TRANQUILLI, Marcelo HELGUERA Viviana ECHENIQUE