21 de Abril de 2016
Noticia

Las consecuencias del fenómeno “niño” en la producción de algodón en Santa Fe

La producción de algodón durante la campaña 2015/16, en términos de superficie de siembra, se redujo en el país respecto a campañas anteriores. La misma tendencia se observó en la provincia de Santa Fe, donde se estima el área sembrada en unas 40.000 hectáreas, distribuidas en el norte de la provincia, mayoritariamente en el departamento 9 de Julio.

Compartir
+A -A

Las condiciones ambientales en el Domo Oriental (Dpto. Gral. Obligado) y el Domo Occidental (Dpto. 9 de Julio) afectaron de manera diferente  el inicio y establecimiento del cultivo.

En el oeste, las intensas precipitaciones registradas durante el período vegetativo e inicios del reproductivo afectaron el stand de plantas por hectárea, constituyéndose en  un punto de partida desfavorable si consideramos que el logro de un buen rendimiento comienza a insinuarse a partir de  las plantas obtenidas por unidad de superficie. La situación se agravó aún más con la expansión del picudo del algodonero, con picos  de poblaciones que obligaron a los productores a desarrollar estrategias de  control, con aplicaciones que  en muchos casos no lograron la efectividad esperada (controles a destiempo, o insuficientes, dado el alto grado de infestación ). La pérdida de órganos reproductivos, tanto de flores como frutos, es el segundo aspecto a considerar para obtener una exitosa cosecha.

Mientras que en el este de la provincia, algunos lotes de siembra temprana fueron afectados negativamente por bajas temperaturas y precipitaciones, atrasando el desarrollo de las etapas iniciales del cultivo. La presencia del picudo del algodonero en el domo oriental también fue significativa, no obstante, los productores allí tienen más experiencia en la convivencia con la plaga y su control. Se registraron altas poblaciones desde el norte del departamento Gral. Obligado hasta la zona de Malabrigo y Los Laureles.

El “niño” trajo consigo un intenso registro de precipitaciones en ambos domos agrícolas. Según los datos meteorológicos de la EEA INTA Reconquista, donde se registraron 13 días consecutivos con lluvias (abril), la presente campaña tendría coincidencias parciales con lo ocurrido en la campaña de 1998. Esta situación generó, de manera extraordinaria, el rebrote de las plantas y germinaciónde las semillas del capullo a

bierto en lotes preparados para la cosecha. Lotes  enteros con estas características afectarían la calidad de la fibra y el re

Es importante recordar que el algodón, por sus ancestros xerofíticos, se adapta mejor a situaciones  con menor disponibilidad de agua que a condiciones  de anegamiento y alta nubosidad. Cada día que el cultivo pasa anegado el efecto negativo  en el rendimiento y calidad es altamente significativo, agravado cuando se suceden días  nublados. La cuantificación realizada durante varias campañas en el INTA EEA Reconquista respecto al efecto de la disminución en radiación solar disponible para el cultivo, demuestra que el periodo de floración y llenado de bochas es sensible,  generando penalidad en el rendimiento.ndimiento en kg/ha.

En términos generales, en el Domo Oriental se logró cosechar aproximadamente el 50% de la superficie antes de los eventos “niño”, mientras que el porcentaje restante sufre las consecuencias de las altas precipitaciones, humedad ambiental y escases de radiación solar  necesaria  para el óptimo proceso de madurez de la fibra. En el Domo Occidental  el porcentaje cosechado es bajo y, dadas las condiciones ambientales,  todo indica que la situación es crítica.

Los efectos del fenómeno del niño en la campaña 2015/16 son negativos sobre los parámetros comerciales de calidad de fibra como  también en el rendimiento de la misma (% de desmote) por hectárea. Para que esa situación - complicada para los productores algodoneros santafesinos-   se pueda revertir, es necesario contar con una buena tasa de radiación solar en las próximas semanas .

Referencias

Localización geográfica:
    • Argentina
Personas mencionadas: