24 de Mayo de 2016
Noticia

Las lluvias de abril: opciones para atenuar los efectos sobre la producción ganadera en el norte de Santa Fe

Compilación y edición desde documentos varios de emergencias anteriores (1998; 2003; 2007; 2015)

Compartir
+A -A

 

Las intensas y prolongadas lluvias del mes de abril presentan un panorama desalentador para la actividad ganadera del centro-norte santafesino. A los problemas generados por las intensas lluvias, se sumaron las bajas temperaturas, heladas y días  “cortos” propios de la época. Los efectos de esta situación afectaran la producción a mediano y largo plazo.

En este contexto, y ahora que las condiciones ambientales han mejorado, es importante tomar decisiones que aunque estén fuera de planificación o resulten duras,  permitirán atenuar los efectos esperados sobre la producción.

Según la ubicación del campo, la situación puede variar entre aceptable, complicada y o desastrosa. Y aunque no existen recetas,  es posible enumerar una serie de recomendaciones en general, que deberán ajustar en cada caso el productor y su profesional allegado.

Algunos de los principales problemas tienen que ver con el acceso a los campos, potreros, instalaciones de manga y corrales. Lagunas y pantanos “agrandados”, presentan el inconveniente de pérdida de superficies utilizables. Animales que se empantanan y en el peor de los casos, caen en el barro; pasturas o sectores de las mismas anegadas, algunas descompuestas bajo el agua y otras amarillentas por exceso de agua, falta de aire en raíces y de luz, son parte del paisaje.

Por otra parte, destetes, diagnósticos de preñez, atenciones sanitarias demoradas o suspendidas, sumado a una alimentación totalmente afectada por dificultades en el pastoreo, falta de dormideros, irregularidades en el suministro de alimentos suplementarios, pérdida de forrajes conservados por inundación de espacios de almacenamiento completan una síntesis de la mayoría de las situaciones que caracterizan el panorama con que hoy se encuentra la producción primaria del sector ganadero en casi todo el centro-norte de la provincia de Santa Fe.

Esto es consecuencia un de abril que tuvo 19 días de lluvias. Se contabilizaron entre 500 y 1000 mm en la región. Como dato, en 56 años de registros del Observatorio Meteorológico de la EEA Reconquista, este fue el record de días consecutivos  de precipitaciones.

Manejo del pastoreo y alimentación

En su mayoría las especies vegetales de los pastizales, pajonales y las megartérmicas cultivadas son de crecimiento primavero - estivo - otoñal. Por eso, entre mayo y setiembre se espera un crecimiento bajo, que se encuentra supeditado al remanente verde que tenga ahora, al nivel de pastoreo de las próximas semanas y al comportamiento del tiempo en cuanto a temperaturas y heladas.

De todos modos, es necesario armar un inventario sobre el estado de los recursos disponibles:

  • Relevar la disponibilidad de potreros, el estado de alambrados e instalaciones.
  • Tomar nota del tipo, cantidad y calidad de forraje disponible en los potreros y de los dormideros en los mismos.

Hacer una estimación rápida del forraje. Para esto se recomienda utilizar la relación entre altura y cantidad de pasto (en kg de materia seca/ha), según se trate de pastos cortos (ej: pasto horqueta, gramilla rastrera u otros) o altos (paja amarilla, otros pajonales), siempre en una densidad (cantidad de plantas) adecuada. 

Pastos cortos

Pastos largos

Altura (cm)

Kg MS/ha

Altura (cm)

Kg MS/ha

10

1000 a 1200

10

800 a 1000

20

1800 a 2400

20

1800 a 2400

30

2700 a 3200

30

3300 a 3700

 

 

40

4500 a 5000

Planificar el pastoreo de acuerdo a la evolución del agua, la humedad superficial y el crecimiento del pasto de cada potrero.Sobre la base de información obtenida en el relevamiento, desarrollamos un plan de acción que nos guiará en las decisiones día a día:

  • De ser posible, diferir el uso de algunos potreros/piquetes.
  • Rotar el uso de potreros disponibles, evitando sobrepastoreos y permitiendo oportunos rebrotes.

En potreros anegados y/o anegables

  • Con pasturas cultivadas: evitar pastorearlos para proteger la longevidad de las mismas. En caso de no encontrar alternativas, evaluar las condiciones en las que se encuentra y definir si se deja como quedó o se destina el potrero a resiembra. Si se define dejar la pastura, evitar pastoreos sin tener la disponibilidad adecuada. Para esto,  se debe esperar que el potrero haya recuperado las condiciones adecuadas de piso antes de recibir animales.
  • Con pastizales naturales, monte o gramillares de cañada: evitar sobrecargar en exceso. De ser posible, dividir con alambrado eléctrico y rotar la utilización de las franjas. Recordar que en época otoño-invernal, la recuperación de la pastura es más lenta y está más expuesta a caer en sobrepastoreo sin más.
  • Disponer de no menos de 5m2/animal de altura con suelo seco o al menos sin agua para dormideros. En potreros anegados sin suelo seco, utilizar parte de algún potrero aledaño delimitando con alambrado eléctrico para tener alturas, y no desaprovechar en la rotación potreros con buena producción de forraje.

Manejar los excedentes de agua

Ante la posibilidad de nuevas lluvias y considerando el lento escurrimiento/secado actual, se recomienda:

  • En pasturas cultivadas de baja tolerancia a encharcamientos: limpiar, abrir o profundizar desagües.
  • En potreros con sistematización para retención de agua superficial: monitorear y regular los excesos (protección taipas y taludes, evitar encharcamientos en otros potreros).
  • Hoy los suelos tienen una abundante reserva de humedad. En casos que se pueda, la siembra de verdeos de avena, de melilotus, e incluso otras especies menos comunes en la región como cebada y trigo pueden aportar un “puente verde” hacia la llegada de la primavera. Luego allí mismo pueden sembrarse pasturas megatérmicas, sorgo o maíz para la producción de forrajes que podrán ser aprovechados en pie o conservados en el próximo verano-otoño.

Clasificación del rodeo

En caso que la evaluación de la situación del establecimiento determine que el estado es crítico, reducir la carga animal.  Para esto utilizar la información obtenida en el destete y/o el diagnóstico de preñez.

En aquellos casos que estas tareas no se han realizado, no demorarlas en absoluto, dado que la información a recopilar debe utilizarse para clasificar el rodeo.

Priorizar la preservación de las vaquillonas para reposición y las vacas que tengan mejores posibilidades de mantener su preñez y mantenerse en producción en el mediano plazo.

En función de la capacidad de carga determinada en cada caso, una vez que se decide que hacienda “se queda” en el campo, es importante priorizar el traslado y/o venta según algunos criterios guía por categorías:

  1.      Vacas vacías gordas o vacas gordas con preñez no visible: vender en forma urgente. Vacas conserva buena pueden entrar en esta categoría.
  2.      Toros y toritos: clasificar y vender los animales no aptos y los que no serán necesarios para el próximo servicio.
  3.      Destete macho: es una categoría de buena facilidad de  venta y precio. Evaluar posibilidades de pastaje, capitalización o engorde a corral.
  4.      Destete hembra: clasificar y decidir su reposición y descartes. Esta categoría acompaña al destete macho en cuanto a opciones de venta y capitalización o engorde a corral.
  5.      Vacas vacías nuevas: seleccionar las mejores, por edad, tipo y calidad.  Reservarlas para vientres. El remanente venderlo.
  6.      Novillitos y novillos: deben salir del campo, sean para invernada o para faena. Evaluar la posibilidad de pastaje. Se venden con facilidad.
  7.      Vaquillas de dos y más años: clasificarlas según tipo, estado, condición corporal y peso, en entorables y no entorables y decidir en consecuencia. Se venderá parcial o totalmente (primero las “no entorables”’), según las posibilidades del campo. Es una categoría para la cual se justifica pagar pastajes de corto plazo o en las cuales se puede utilizar suplementación estratégica para sortear alguna crisis temporal, si se estima una rápida recuperación del campo.
  8.      Vacas preñadas y con cría: de acuerdo a su condición corporal, se deberán destetar en forma urgente a las más comprometidas y asignarles el mejor potrero.
  9.      Sostener un  exceso de carga en las actuales condiciones de producción en el norte de Santa Fe provocará mayores disminuciones en la condición corporal de los vientres, que difícilmente puedan recuperarse en los próximos meses y quedará comprometido la preñez del servicio 2016/2017.
  10.   Frente a esta situación de riesgo, puede ser mejor vender hasta llegar a una carga que se pueda manejar con seguridad.
  11.   En cuanto a equinos,  será necesario proceder también a evaluar la situación en cuanto a montados y manadas. Se debe adecuar su número a las necesidades reales de cada establecimiento.

Encierres a corral:

  • Carga del corral: Asignar no menos de 8 metros cuadrados por animal, asegurando al menos cinco metros cuadrados secos por animal para dormidero.
  • Piso: la falta de piso en corrales es la principal fuente de pérdidas en estos sistemas. Las mayores pérdidas son por la baja en las ganancias diarias de peso de los animales, aunque podrían darse pérdidas por muertes y enfermedades. Para quienes realizan encierres temporarios, se recomienda preparar las alturas donde se realizan estos encierres. Colocar arenas y/o suelo cemento priorizando zonas de acceso a comederos y bebederos.
  • Comederos y aguadas: asegurar no menos de 50 cm. de acceso a comedero por cabeza y con buen piso. Asegurar que el caudal de agua que llega al bebedero sea el apropiado al número de animales encerrados.
  • Alimentación: tratar de no modificar dietas, y si hay que hacerlo, que sea gradual y de la menor significancia posible. En días de lluvias o gran potencial de lluvias, dividir la ración diaria asignada en hasta cuatro veces.
  • Sanidad: el hacinamiento potencia cualquier problema sanitario. Asegure cumplir su calendario sanitario, reforzando prevención en respiratorias y clostridiales. Ante cualquier duda, consulte a su Médico Veterinario.

Sobre el tema sanitario, recientemente el Med. Vet. Sergio Crudeli de la EEA Reconquista, dio a conocer una serie de recomendaciones específicas, que pueden ser consultadas en la página web de la Estación Experimental en http://inta.gob.ar/noticias/el-exceso-hidrico-y-los-problemas-sanitarios-que-genera-en-los-bovinos.

Lo que viene

Para muchos sistemas de producción, las decisiones que se tomen y los criterios con que se manejen los rodeos en los meses venideros impactarán en los resultados físicos (producto obtenido: ganancia de peso, parición, destete y preñez) del ciclo 2016/2017.

Deberá ponerse atención los próximos meses en la planificación del sistema productivo para reposicionar el sistema productivo al menos donde se encontraba antes de la emergencia e incluso, mejorarlo.

Referencias

Localización geográfica:
    • Argentina
    • Santa Fe
Personas mencionadas: