24 de Abril de 2019
Noticia

Los bioinsumos como herramientas de la intensificación ecológica

Investigadores del CIAP integran un equipo multidisciplinario e interinstitucional que apoya la producción hortícola en el periurbano cordobés. Recientes estudios, permiten conocer mejor el efecto positivo de la utilización de bioinsumos como herramientas para la intensificación ecológica. Las experimentaciones se realizaron en cultivos de tomate, frutilla, puerro y lechuga y responden a demandas del sector productivo del norte y centro provincial.

Técnicos e investigadores se vinculan con productores, académicos y representantes de organizaciones no gubernamentales para la priorización de problemáticas y la búsqueda coordinada de soluciones tecnológicas y productivas
Compartir
+A -A

Desde hace cuatro años investigadores del Instituto de Patología Vegetal (IPAVE) y del Instituto de Fisiología y Recursos Genéticos Vegetales (IFRGV) integran un equipo de apoyo a la intensificación ecológica en la producción de alimentos de proximidad. Se trata de una plataforma interinstitucional en la que además del INTA participan otros organismos como la Subsecretaría de Agricultura Familiar, la Universidad Nacional de Córdoba y el Instituto de Tecnología Industrial (INTI).

Las organizaciones públicas viene desarrollando un trabajo de investigación y extensión en apoyo a diversos sistemas hortícolas del cinturón verde de la ciudad de Córdoba. La estrategia del Grupo es la interdisciplina y la construcción colaborativa de conocimiento: técnicos e investigadores se vinculan con productores, académicos y representantes de organizaciones no gubernamentales para la priorización de problemáticas y la búsqueda coordinada de soluciones tecnológicas y productivas. 

Uno de los avances recientes está relacionado con la búsqueda de herramientas de intensificación ecológica a partir de los bioinsumos. Para ello un equipo de investigadores viene realizando un trabajo de experimentación en cultivos hortícolas del norte y centro de la provincia de Córdoba: puntualmente en plantas de tomate de la Cooperativa Malvinas Agroecológica, en el departamento Colón, en lotes de puerro y lechuga mantecosa en el nordeste de la Capital y en frutillas de Colonia Tirolesa.  

Los resultados de la investigación fueron presentados en marzo en una jornada de producción agroecológica que se realizó en Villa María. “En nuestro caso y según los problemas que tenían los productores con los que trabajamos comenzamos a probar y hacer ensayos junto a ellos para ver los efectos de extractos vegetales para manejo de insectos plaga, como así también encontrar opciones desde los abonos orgánicos para evaluar sus efectos sobre el suelo y la identificación de hongos enemigos de otros hongos que causan enfermedades en cultivos, como Trichoderma“, explicó Luis Narmona, técnico especialista en agricultura familiar, integrante del grupo interdisciplinario.

Entre los resultados a los que arribaron las investigaciones se destaca que la utilización de bioinsumos puede impulsar mejoras en el rendimiento y desencadenar efectos estimuladores del crecimiento en las plantas estudiadas. Al mismo tiempo este tipo de materiales puede explicar el desarrollo de mecanismos disuasivos de insectos y la aceleración de procesos de eliminación de plagas en cultivos hortícolas. 

La utilización de bioinsumos tienen además otras ventajas que los hacen ideales para cientos de pequeños productores que se ubican en el periurbano cordobés. “Pueden ser preparados por los propios agricultores disminuyendo la dependencia de los técnicos y las empresas usando materiales disponibles en las comunidades. Además, son de bajo costo para el control de plagas y enfermedades y tienen menor riesgo de contaminación ambiental porque se fabrican con sustancias biodegradables y de baja o nula toxicidad“, analizaron Julio Catullo y Evangelina Arguello, integrantes del CIAP que participan de la iniciativa interinstitucional.

Testeos de adopción tecnológica llevados a cabo por el Grupo permiten reconocer que los bioinsumos son un factor clave en la transición agroecológica: contribuyen a que el productor pueda iniciarse cuando ve que no va a perder cosechas al reducir o dejar de usar agroquímicos. “De esta manera podemos conversar de los principios de la agroecología más tranquilos y comenzar a probar con vivificar el suelo y aumentar la biodiversidad en el campo“, concluyeron Narmona, Catullo y Arguello. 

Presentación de los resultados de la investigación en Villa María.

 

Pruebas de bioinsumos para el manejo de plagas en tomate

Objetivo: Probar tres tipos de bioinsumos (extracto de ajo y ají, caldo ceniza, extracto de paraíso) para el manejo de insectos plaga en tomate.

Lugar de realización: Cooperativa Malvinas Agroecológica, Malvinas Argentinas, Departamento Colón, Córdoba.

Cómo se realizó la prueba: Una vez por semana, se revisaron las plantas y se tomó nota la cantidad de cada tipo de insecto presente en los tratamientos con cada bioinsumo. Luego las observaciones se aplicaban los Bioinsumos correspondientes en horas de la tarde para evitar las horas de mayor insolación.

Resultados:

  • Las plantas tratadas con los distintos repelentes fueron menos visitadas por insectos. En los cultivos de papa, berenjena y pimiento que rodeaban al tomate hubo elevada actividad de insectos plaga típicos de esta familia de plantas. Esta observación permite pensar en un efecto repelente que en su conjunto los diferentes bioinsumos pudieron tener sobre las poblaciones de estos insectos, disminuyendo la preferencia (posibilidades de elección y/o establecimiento de insectos) en el tomate.
  • En ensayo de laboratorio se evaluó el efecto del extracto alcohólico de paraíso sobre Athaumastus haematicus (chinche roja) en tomate y se encontró que aplicándolo en dosis del 10% (2 litros de extracto y 18 litros de agua por mochila de 20 litros) puede acelerar la muerte de esta plaga por contacto y por ingestión. 

 

Manejo de pulgones en lechuga mantecosa a campo bajo umbráculo

Objetivo: Determinar el efecto del extracto comercial de ajo (1 mg alicina/ml- RENAP 100) para el manejo de pulgones en lechuga, uno de los cultivos más frecuentes en el CVC.

Lugar de realización: Villa Esquiú, Zona Nordeste, Departamento Capital, Córdoba.

Cómo se realizó la prueba: La prueba se realizó sobre un cultivo de lechuga mantecosa, variedad Kikelm, en el periodo de noviembre de 2017 a diciembre 2018. Se realizó el conteo de pulgones semanalmente revisando 5 plantas consecutivas en los 6 surcos centrales de cada tratamiento. Se registraron número y especies de pulgones presentes. Posterior a cada muestreo, se realizaron aplicaciones semanales de según tratamientos.

Resultados: 

  • Durante el ensayo se detectaron sólo ejemplares de Nasonovia ribisnigri (alados y ápteros), esto podría deberse a la época del año.
  • Se registró mayor presencia de pulgones tanto alados como ápteros en el tratamiento con manejo convencional que en el tratamiento con el extracto de ajo. Esto puede deberse al desarrollo de resistencia a los insecticidas usados con frecuencia semanal o quincenal, sin rotaciones de principios activos.

 

“Bokashi”, un bioinsumo mejorador del suelo en cultivo de frutillas

Objetivo: Estudiar los efectos del abono orgánico “Bokashi” en cultivo de frutillas.

Lugar de realización: Colonia Tirolesa, Departamento Colón, Córdoba.

Cómo se realizó la prueba: Se aplicó “Bokashi“ en el cultivo con una dosis de 200 g/planta, localizada muy cerca de la raíz cavando un hoyo y a una profundidad cercana a los 20 cm. Se aplicó el bioinsumo en tres surcos de 50 metros de largo y se compararon con tres surcos sin aplicación. Las aplicaciones se hicieron una vez por mes a partir de septiembre de 2017 cuando la frutilla empieza a florecer y hasta diciembre. En total se aplicaron 800 g/planta.

Resultados: con “Bokashi“ las frutillas parecen ser más pequeñas (por el largo y el ancho), pero más pesadas. Esto podría estar asociado a una mayor calidad.

 

Utilización de trichoderma en puerro

Objetivo: Estimar el efecto de Trichoderma atroviride en aplicación a campo en puerro. 

Cómo se realizó la prueba: Se realizaron dos aplicaciones, una inoculación a la semilla previo a la siembra y dos aplicaciones en el cuello de la planta distanciadas cada 20 días. Se tomaron tres plantas consecutivas en 10 puntos elegidos al azar dentro de los surcos de cada tratamiento. En total se midieron un total de 30 plantas por tratamiento en gabinete.

Resultados:

  • Las plantas tratadas con trichoderma presentaron mayor peso y diámetro.No se observaron diferencias para el parámetro largo total entre plantas de los diferentes tratamientos.
  • Se registró la tendencia a una mayor ocurrencia de nemátodos (“agallas”) en raíces de plantas tratadas con trichoderma.
  • Se observó un efecto estimulador del crecimiento en plantas de puerro tratadas con trichoderma en la siembra y en el cuello de la planta a lo largo del cultivo.

 

Para más información:

Centro de Investigaciones Agropecuarias: (0351) 4973636

Referencias

Localización geográfica:
    • Argentina
    • Córdoba
    • Córdoba
Personas mencionadas: Julio Cesar CATULLO, Evangelina Beatriz ARGUELLO CARO Luis Narmona