07 de Abril de 2017
Noticia

Los cambios en la disponibilidad de alimentos en los últimos 50 años

El Instituto de Estudios Sociales del INTA lleva adelante un análisis de la evolución de la disponibilidad mundial de alimentos “per cápita” durante el período 1963- 2013. Del mismo se desprenden importantes datos que denotan cambios en las formas de producir y consumir los alimentos.

Compartir
+A -A
Autores

Delfina TROPEANO

,

Felipe DI TELLA

, ,

Roberto Gabriel DELGADO

,

Daniel Norberto DIAZ

, ,

Investigadores del Instituto de Estudios Sociales del INTA, en el marco del convenio sobre “Geopolítica de los Alimentos” entre el Centro de Investigación en Ciencias Económicas, Políticas y Sociológicas (CICPES) y el Colegio Nacional Superior de Ciencias Agronómicas de Bordeaux Aquitaine, de la República Francesa, y en conjunto con el Instituto de Prospectiva y Políticas Públicas, realizan un análisis sobre las transformaciones en las formas de producción y consumo de alimentos, titulado Dimensiones de la Seguridad Alimentaria en el nuevo escenario global: ¿El mito del plato vacío?.

Partiendo de la premisa de que la seguridad alimentaria existe cuando todas las personas tienen acceso físico, social y económico a suficientes alimentos inocuos y nutritivos para satisfacer sus necesidades y preferencias, un primer informe analiza uno de sus aspectos centrales: la disponibilidad de alimentos per cápita a nivel mundial y su evolución histórica entre 1963 y 2013.

Se aprecian distintos cambios durante este medio centenar de años. Uno de los principales es que la disponibilidad per cápita aumentó un 33%, mientras que también se multiplicaron los fines a los que se destina la producción de alimentos. Así mismo se puede notar el aumento y la disminución de determinados alimentos:  

 

Evolución de la disponibilidad de alimentos

↔Mantienen la disponibilidad

↑Aumentan la disponibilidad

↓Disminuyen la disponibilidad

↔ Arroz y Trigo (20%)

↑ Maíz (del 9% al 14%)

↓ Raíces y Tubérculos (del 19% al 11%)

↔ Azúcares      (3%)

↑ Oleaginosos (del 4% al 11%)

↓ Cereales secundarios (del 10% al 4%)

↔ Bananas       (2%)

↑ Carnes  (del 3% al 4%)

↓ Leche (del 14% al 10%)

↔ Huevo          (1%)

↑ Frutas (del 5% al 6%)

↓ Legumbres (Del 2% al 1%)

 

↑ Hortalizas (del 6% al 11%)

 
 

↑ Pescado (del 1% al 2%)

 

 Hay que tener presente, además, la evolución del Top 10 de alimentos más importantes. Este varió notablemente entre 1963 y 2013. El primer año este grupo estaba compuesto por la leche, las papas, el arroz, el trigo, el maíz, la batata, la cebada, la mandioca, el sorgo y las uvas. Pasados 50 años los componentes del mencionado top 10 son el maíz, el arroz, el trigo, la leche, las papas, la soja, el aceite de palma, la mandioca, el azúcar de caña y los tomates.

Yendo a un plano superior, es posible inferir cambios estructurales en las dietas, reflejado en las modificaciones del consumo de grasas, proteínas y calorías. Entre 1963 y 2013 se ve un incremento del 28% del aporte calórico por persona y día, uno del 29% en el de proteína en la misma medida y uno de del 66% en el aporte de grasas, valga la redundancia. Y entre otros sucesos se encuentran la disminución de disponibilidad de cereales secundarios, junto con el aumento de las oleaginosas y las frutas.

Una conclusión extraíble de este primer informe es la necesidad de estar preparados para los nuevos desafíos a los que se enfrenta la seguridad alimentaria. Las modificaciones ya ocurridas en los últimos  50 años coinciden con un contexto en el que emergen grupos sociales con miradas diferentes sobre la alimentación y la producción alimentaria, así como con la diversificación de los destinos de esas producciones. He ahí la importancia de estos análisis estratégicos para integrar  nuevas miradas de un componente fundamental de la vida social como es el mercado alimenticio, que sirvan de insumo para  la elaboración de políticas públicas responsables que apunten a cumplir el desafío de un mundo sin hambre.

Cabe aclarar, finalmente, que este fue el primer trabajo de una futura seguidilla. Las próximas etapas de este proceso de investigación relevarán lo ocurrido en igual período en nuestro país, al tiempo que procuran aportar nuevos elementos para el análisis de la geopolítica de la agricultura y los alimentos, y su posible evolución a 2030 y 2050.

El documento completo, realizado por los investigadores Daniel Norberto DIAZ, Rosa FERNANDEZ y  Andrea Silvina GOLDBERG, se encuentra dispobnible en el siguiente link: 

http://inta.gob.ar/sites/default/files/dimensiones_de_la_seguridad_alimentaria_en_el_nuevo_escenario_global_-_ies.pdf

 

 

 

Referencias

Localización geográfica:
    • Argentina
    • Buenos Aires C.F.
    • Villa Celina